La Noticia de Perfil™ •

Evo listo para jugar

By Paulovich   8 octubre 2015


Mi corresponsal en la Casa de Gobierno retornó a nuestra Mesa de Redacción feliz y emocionada luego de haber sido testigo de la audiencia que concedió su Soberano Evo Morales a los futbolistas que nos representarán en las eliminatorias de la Copa del Mundo.

Cuando pregunté a la cholita cochabambina cuál era el crack que más latidos provocó en su corazoncito, Macacha respondió sin vacilar: “Evo Morales Aima porque después de jugar diez años en la Presidencia del Estado quiere seguir haciendo goles diez años más…”.

Su inesperada respuesta me puso en offside, pero como en Bolivia jugamos siempre con árbitros bomberos, seguí con pelota, mejor dicho: con la palabra. La ágil periodista quiso saber a qué árbitros bomberos me refería y tuve que manifestarle mi escepticismo acerca del comportamiento de los Tribunales Electorales y del Tribunal
Constitucional, porque me considero un viejo lobo de mar que ya surcó las aguas de los Siete Mares.

Con un poco de maña le hice un dribling a mi ocasional adversaria y le pregunté acerca del futbolista Evo Morales y la posibilidad de verlo esta tarde jugando por el Seleccionado Bolivia rumbo al Mundial.

La bambina cochabambina me miró con sus ojos pícaros y dijo: “No se olvide, jefecito mío y respetado compadre, que mi idolatrado rey Evito se halla en plena campaña electoral para conseguir su re-re-re-reelección presidencial, y todos sabemos que “Jalisco nunca pierde y cuando pierde arrebata” -como dice la canción ranchera mexicana-, y Evito le está metiendo con todo para ganar otra vez y así poder seguir gobernando y ganando junto a sus compañeros de equipo que patean con los dos pies y juegan hábilmente con la cabeza. Me entusiasmó la idea de contar con un equipo de estrellas vistiendo la camiseta verde y pregunté a Macacha si la FIFA autorizaría la actuación de un Presidente y sus ministros en las Eliminatorias de la Copa Mundial.

La cochabambina nacida en Quillacollo se rio en mis barbas que no tengo y me respondió que la FIFA y todos sus colaboradores son unos piojos tuertos al lado, o en comparación con Evito, su ministro Quintana, su ministro Carlos Romero Bonifaz y su ministro blindado Luis Arce Catacora, quien reparte el juego (y la plata) con gran eficiencia futbolística.

Lo cierto es que Macacha tiene razón: “Evo está en plena campaña presidencial y está dispuesto a todo para continuar gobernando, da lo mismo el tema del mar, o el Campeonato Mundial de Futbol, la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático que se realizará en Tiquipaya (Cochabamba), gastar otra millonada para que la prueba del Dakar pase por nuestro territorio”. Al despedirnos, la cholita cochala me lo cantó: “Viva mi Patria Bolivia, una gran nación, por ella doy mi vida, también mi corazón…”.

© EL DIARIO S.A.




Evo no debe agacharse

By Paulovich   27 Ago 2015


Mientras mi mente ponderaba las consecuencias de la caída en la Bolsa de Valores de Shangai y Hong Kong, y las repercusiones de ese hecho en el precio de mis calzoncillos, apareció en mi oficina periodística la cholita cochabambina que me informa acerca de la actividad palaciega para decirme en voz alta y clara: “¡Es preciso que usted sepa que Evo no debe agacharse!!!”.

Completamente ajeno a la decisión gubernamental de agacharse o no cuando le da la gana, pregunté a mi reportera la razón de su extraño anuncio acerca de la posición vertical o inclinada de nuestro mandatario vitalicio, comprendiendo la cholita mi sorpresa al escucharle decir que Evo no debe agacharse. Recién entonces me enteré del escándalo nacional e internacional que se armó cuando en las pantallas de televisión empezaron a reproducir la escena que muestra a nuestro mandatario ordenando a uno de sus guardias personales que le atase los cordones de sus calzados, como si Evo no pudiera hacerlo él mismo, aunque en una posición indigna.

Al ver el mencionado video, comprendí al mandatario y entendí claramente la indignada frase de mi comadre “Evo no debe agacharse”, uniendo mi voz a la de mi comadre porque un hombre no debe agacharse jamás y menos todavía una mujer, porque en este mundo falaz nadie respeta a quien se agacha, sea un Presidente, un Vicepresidente o una cholita virtuosa como es mi comadre Macacha. Ya ingresando en el terreno práctico, la cholita cochabambina nacida en Quillacollo hizo caer al suelo un dólar, al que yo miré despectivamente, sin realizar ningún esfuerzo para recogerlo, actitud que aplaudió Macacha, sin comprender que otra habría sido mi actitud si se hubiera tratado de una cantidad mayor.

Volviendo a la negativa de Evo a ponerse en posición antiaérea para amarrarse los huatos de sus zapatos, dije a mi bambina cochabambina que nada habría sucedido si nuestro bien empilchado (que no es sinónimo de elegante) Presidente hubiera llevado “mocasines”, calzados muy cómodos y libres de “huatos” -como decimos los cholos en mi pueblo.

Al finalizar nuestra conversación, convinimos con mi discípula en que esta fue la anécdota de la semana y que nuestro pueblo -al conocerla- criticó mucho a nuestro Presidente Vitalicio, acusándolo de endiosado y soberbio, siendo mi comadritay y yo los únicos que lo defendimos porque la vida nos ha enseñado que nunca hay que agacharse porque es peligroso.

© EL DIARIO S.A.




Yatiris en la Cumbre


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Domingo, 15 de Abril de 2012

Anoche me encontraba conversando sobre los graves conflictos que sacuden a nuestro país desde Achacachi hasta el TIPNIS y desde Tarija a Cobija, diciéndome mi interlocutora cochabambina:


pareciera que Bolivia sufre de paludismo y no alcanzo a comprender la sorprendente fraternidad actual entre los Ponchos Rojos de Achacachi y los marchistas benianos...”.
Iba a explicarle filosóficamente la unión de los extremos y dije a mi comadre Macacha que nuestro país es una taza de leche en comparación con Siria, pero ella cortó mi disertación:
claro que es una taza de leche, pero de leche hirviendo...”.
En ese momento sonó el teléfono.

- ¿Podría comunicarme con el señor Paulino Huanca?

- ¿De parte de quién...?

- Habla su amigo el yatiri Wayruru y llamo desde Cartagena de Indias (Colombia).

- ¡Querido amigo y colega, qué sorpresa más agradable! ¿Qué haces en esa ciudad tan hermosa?

- Estoy aquí desde el jueves “asesorando” a nuestro canciller David Choquehuanca junto a nuestros colegas Calimán y Titirico, quienes también te envían saludos.

- Gracias Wayruru, aunque te confieso que siento una negra envidieja porque yo también habría querido estar allí en esa hermosa ciudad colombiana a la que visité alguna vez. Cuéntame de tus actividades sin quebrar las leyes del secreto de Estado ni del sigilo diplomático.

- Lo haré porque eres mi amigo del alma y porque sé que tú me guardarás el secreto.

- Te juro que seré una tumba y no contaré a nadie tus palabras, ni siquiera a mi comadre Macacha que está escuchando nuestra conversación por mi otro aparato telefónico.

- Lo primero que hicimos fue visitar la suite presidencial del hotel donde hospedarían a nuestro presidente Evo para hacer allí una ofrenda a la Pachamama, ahuyentando a los malos espíritus; cuando llegó Evo nos agradeció, pues la habitación principal olía muy bien, no habían espíritus malos, ni teléfonos espías.

- ¡Qué fascinante labor! ¿y luego?

- Fuimos los yatiris al hotel donde sería hospedado el presidente Obama de los Estados Unidos para “kenchacharla” un poquito y para que no se cumplieran sus planes imperialistas sobre América Latina.

- ¡Fantástica labor patriótica!, colega Wayruru, ¿y luego?

- Después, por instigaciones de Calimán, salimos a divertirnos y le pedimos a un taxista que nos llevara a “indias” para alegrarnos un poco. El taxista no comprendió nuestro pedido y el tonto de Calimán preguntó al taxista por qué, entonces, la hermosa ciudad llevaba el nombre de Cartagena de Indias.

- ¡Qué metida de pata tan grosera!

- Reconozco que fue así, pero la culpa la tiene Calimán. Sin embargo te ruego, por favor, que guardes este secreto porque se podría enfadar nuestro canciller Choquehuanca, quien es famoso entre todos los cancilleres de América Latina por conocer los secretos afrodisíacos de nuestra papalisa.

Los médicos no conspiran


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Jueves, 12 de Abril de 2012

El Viceministerio Nacional de Disparates es el único que funciona todos los días del año sin domingos ni feriados, y cumpliendo horarios de veinticuatro horas al día, y con esa confianza hoy me dirijo a su titular al saber que un insigne diputado masista de apellido Bonifaz se ha dirigido al Ministerio Público para que el Fiscal General de la República inicie acción judicial contra los dirigentes nacionales de los médicos por supuesta acción subversiva.

Al señor Viceministro Nacional de Disparates con Despacho Rodante y desenfrenado por todo el Territorio Nacional.-

Paulovich, natural y vecino de esta ciudad, con cédula de identidad empeñada hace años en el Bar Chuma por consumo de comidas y bebidas, aunque para efectos de Derecho hoy utilizo otra cédula que me fue otorgada por un amigo policía que trabajaba en Colcapirhua (Cochabamba).

Periodista desde hace 84 años, aunque en la actualidad utilizo el seudónimo de Paulino Huanca para ser tratado con mayor consideración en las oficinas públicas. Casado en la Arquidiócesis de Madrid hace 14.675 días con una dama española nacida en Zaragoza, quien encomendó a nuestra comadre, señora Macacha viuda de Racacha, que me protegiera espiritual y financieramente. Presentándome ante Su Autoridad con todo respeto, digo y expongo.

Con profunda angustia compartida por millones de ciudadanos bolivianos he sido testigo de la arbitraria disposición del actual Gobierno a través del Ministerio de Salud en contra de los médicos nacionales a quienes se trata de imponer un horario de ocho horas de trabajo en vez de las seis que les eran antes reconocidas, ya que esos sacrificados profesionales no gozan de feriados ni domingos y sus servicios son requeridos a cualquier hora del día o de la noche.

¿Por qué esta inquina estatal en contra de los médicos si un importante sociólogo nos llamó Pueblo Enfermo? Es por ello que los médicos deberían ser mejor tratados. A no ser, señor Viceministro, que exista un velado y siniestro plan de echar a la calle a los actuales médicos para reemplazarlos con los miles de becarios bolivianos que estudiaron en Cuba y retornaron médicos después de tres años de estudios.

Por último, señor Viceministro Nacional de Disparates, algunos médicos que atienden normalmente a algunos importantes jerarcas de la administración gubernamental me han reiterado que ellos continuarán prestando sus mejores servicios profesionales a los mencionados jerarcas y que sin asomo de mezquinas venganzas continuarán obligándoles a ingerir horribles brebajes medicinales y también inyectándoles frecuentes dosis de la dolorosa Pinchaculina.

Espero, señor Viceministro, que los dirigentes nacionales de los médicos agremiados no sean encarcelados por defender sus legítimos derechos constitucionales. Será justicia, etc., etc.

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure