La Noticia de Perfil™ •

Facilidades para los votantes


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 31/julio/2011

Debo confesar ante mis lectores que soy el hombre más dichoso cuando deposito mi voto en la urna el día de elecciones, pues ese instante mi sangre se agita cual un torrente, mi corazón se inunda de pasión y una incontrolable sensación espasmódica me recorre de la cabeza a los pies para concluir con un jadeo incontrolable mientras me abrazo a la urna y empiezo a besuquearla y a morderla con frenesí cuasi salvaje.

Cuando le hice esta descripción de mi pasión por la democracia sobre todo electoral, mi comadre Macacha se puso a temblar y quiso estrecharme entre sus brazos para ser contagiada por mi pasión que siento por el voto secreto, pero la contuve a tiempo con estas palabras: “Calma, calma, comadre porque estoy hablando del voto secreto, personal, libre y razonado y no de otras pasiones…”

Con este preámbulo nos dirigimos desde Quillacollo hasta el Bar Comercio de Cochabamba montados en mi motocicleta Harley Davidson, pues allí se realizaría un Foro-Debate “Facilidades para los votantes” organizado por los pensadores y filósofos cochabambinos, bajo la dirección de mi amigo greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga. El acto se inició con la lectura del artículo profundo y luminoso del sacerdote jesuita José Gramunt de Moragas acerca de la naturaleza del voto y la respetabilidad que merece, los pensadores cochabambinos y yo lo aplaudimos con entusiasmo.

Un pensador quillacolleño propuso que el Tribunal Supremo Electoral y los Tribunales Departamentales deberían organizar de inmediato cursos masivos para explicar a los votantes de cuántas papeletas se compone cada voto y los espacios que debe marcar para favorecer a uno o más candidatos a magistrados. Un pensador oficialista propuso que en cada cuarto oscuro donde está la urna debería estar un representante del MAS para explicar al ciudadano cómo debería votar.

Un pensador capinoteño propuso el “voto ovejuno” parecido a lo que proponen algunos políticos al Voto Comunitario que determina la comunidad, sea ésta agrícola, ganadera o contrabandística, y así se evita que cada ciudadano pierda el tiempo escogiendo a los candidatos de su preferencia. El mastuco cochala fue rechiflado.

También escuchamos a un astuto tiraqueño quien nos previno acerca del voto-consigna para facilitar la designación de los nuevos magistrados. Nos alertó acerca de esta posible determinación gubernamental cuando todos los empleados públicos emitirían su voto consigna, lo cual es un insulto a la inteligencia de cada votante y un atentado contra la naturaleza del voto individual, libre y secreto.

Al concluir los discursos y ponencias, mi comadre Macacha enseñada por este modesto profesor de tango dijo al inteligente público: “La votación es un acto de amor entre un ciudadano libre e inteligente y una urna, es por eso que ella se realiza en un cuarto oscuro donde no entran curiosos, ni policías, ni alcahuetes. Hey dicho”.

Telenovela “Rózsa de lejos” agoniza


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sabado, 30/julio/2011

Algunas damas de la alta sociedad alteña con las que alterno en el Naiclú Malena me manifestaron su desagrado cuando me vieron bailar con las señoritas del elenco estable que sacrificadamente se desnudan en las gélidas noches de la ciudad más joven de Bolivia y me llamaron a su mesa para contarme los últimos capítulos de la telenovela “Rózsa de lejos” que está a punto de concluir.

Dije a las damas que no seguí cumplidamente el desarrollo de la famosa obra porque prefiero pasar las noches en el Malena bailando con algunas pelanduscas o dignamente acompañado por mi comadre Macacha que se alegra conmigo y cuida de mi virtud.

Las damas alteñas, luego de preguntarme por mi abnegada pariente espiritual, empezaron por decirme que la famosa telenovela ya tuvo demasiada duración, sabiendo desde el primer capítulo que el Fiscal Sosa concluiría acusando de terrorismo y separatismo a todos los personajes cruceños opositores al régimen establecido.

Una de las damas alteñas me contó que la telenovela famosísima había tenido dos principales guionistas y que ocuparon altísimos cargos en el Ministerio de Gobierno y son los verdaderos autores de la tramoya televisiva y los que mandaban sus libretos al tristemente famoso Fiscal utilizando un tubo que iba directamente desde el mencionado Ministerio hasta la Fiscalía instalada en la ciudad de Santa Cruz. Otra dama alteña me contó que las fotografías y filmes que mostraban las macabras escenas producidas en el céntrico hotel de Santa Cruz han desaparecido por lo cual la telenovela que hizo llorar a muchísimas mujeres bolivianas y extranjeras jamás podrá ser reprisada en el futuro por ninguna empresa extranjera de televisión.

Como las damas alteñas eran diez, todas quisieron relatarme las muchas emociones que vivieron gracias a la famosa telenovela, contándome una de ellas que había llorado mucho cuando vio la ejecución de Rózsa y sus compañeros cuanto éstos se encontraban durmiendo en dos habitaciones del hotel cruceño, refiriendo la dama que se oyó una voz autoritaria que dijo al disparar su arma: “Los muertos no hablan”.

Ese relato me hizo lagrimear y la dama alteña quiso abrazarme pero yo la contuve diciendo: “No deberíamos emocionarnos tanto porque al fin y al cabo sólo se trata de una telenovela”.

Otra dama alteña me contó que se había conmovido mucho con un personaje al que le llamaban “el viejo” quien había cobrado 30 mil dólares por denunciar a Rózsa y a sus amigos y cuando ya los había gastado le negaron otros 30 mil que necesitaba para sobrevivir en su vejez. Una de sus amigas dijo que no simpatizaba con el tal “viejo” porque le pareció siempre un bellaco.

Lo cierto es que en agosto concluye la telenovela dirigida y protagonizada por el célebre Fiscal Sosa quien acusará a todos los que figuran en una lista que guarda celosamente.

El chenko electoral


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, viernes, 29/julio/2011

Después de haber hecho cola durante más de 15 horas para obtener mi registro biométrico en la ciudad de El Alto donde vivo en la clandestinidad hace dos años, a la vueltita del Motel “Devórame otra vez”, torné a mi domicilio oficial en la zona de Obrajes donde no devoro a nadie ni nadie me devora. Allí recibí una llamada telefónica procedente de Berlín, Alemania.

-- Sobrgino von Paulus, hablas con tu tía Clotilde von Karajan Quiroga, natural de Cochabamba y residente en Alemania donde presto ayuda técnica no reembolsable a este gran país, al igual que muchos cochabambinos.

-- Tía Clotilde, hablas con tu sobrino von Paulus, ahora convertido en Paulino Huanca para no ser acusado de racista.

-- Te llamé durante todo el día pero nadie contestó, parece que estuviste muy ocupado…

-- Así fue, querida tía; anduve formando cola para inscribirme en el Registro Biométrico porque ahora vivo casi todo el tiempo en la ciudad de El Alto donde quise registrarme con mi nuevo nombre de Paulino Huanca.

-- ¿Cómo te fue, sobrino queguido?

-- Como a la mona, tía, porque todo este proceso electoral es un chenko.

-- ¿Qué quiegue decir chenko, sobrino queguido?

-- No te hagas la muy alemana porque eres cochala; chenko en alemán, inglés, aymara y quechua quiere decir despipe, despiole, desmadre, despelote y chamuchina laberíntica.

-- ¿Y no hay una oficina o un ministerio para ogdenar las elecciones judiciales de octubre?

-- Existe un Tribunal Supremo Electoral, nueve Tribunales Departamentales y algunas dependencias más, todas bajo el mando de su presidente el señor Ovando.

-- ¿Y quién eligió a este señog Ovando?

-- Lo designó a dedo nuestro presidente Evo.

-- Aquí en Alemania todas las elecciones son democráticas y tranquilas y ni siquiega es feriado el día que se realizan ¿y tú piensas que el “despelote” como le llamas continuagá?

-- Estoy seguro, tía Clothilde, a pesar de que el partido de Gobierno ya eligió a los que serán candidatos a magistrados.

-- ¡Qué despelote, sobrino, entonces tú tienes que votag por los que ya están elegidos! Qué chenko, Paulino, y ¿qué vendrá después?

-- El Tribunal Supremo Electoral organizará recintos para que votemos y creo que son tres o cuatro papeletas donde tengo que marcar por unos ñatitos que no conozco, o no votar por ninguno poniendo la palabra “nulo”.

-- ¿Y después qué vendrá para culminag con el despelote?

-- Luego vendrán los escrutinios.

-- ¡Qué chenko, sobrino Paulino Huanca! ¡Te compadezco!

Caras de los candidatos


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, jueves, 28/julio/2011

Como todas las mañanas, llegó a mi casa mi abnegada pariente espiritual con los periódicos más importantes del país, de los cuales me lee las noticias más interesantes, ya que mis cansados ojos no alcanzan a leerlas.

Ayer, abrió ella, estalló en exclamaciones de júbilo y me dijo: “¡Chunquituy, compadre, hoy no tendré que realizar grandes esfuerzos para leerle las noticias, pues se publican las fotografías de los candidatos a magistrados que los asambleístas del MAS eligieron para que votemos por ellos el mes de octubre!”, mostrándome a continuación una colección de pequeñas fotografías con los nombres de los afortunados.

Aunque a duras penas pude distinguir sus rasgos faciales, supliqué a mi comadre Macacha que me los describiera para ver si algunos me gustaban para magistrados, y ella trató de complacerme, aunque para ello me pidió prestada una de las muchas lupas que utilizo, pese a que la cochabambina goza de excelente visión, lo cual le ayuda en su quehacer de prestamista al por menor.

Observando la colección, detuvo sus ojos en la primera, de quien me dijo: “Tiene cara de inteligente, aunque no es muy bonita, por lo cual podríamos votar por ella, porque yo sé, compadre, que las muy hermosas suelen ser frívolas, fijándose más horas en el espejo que en la justicia de una causa. Sin embargo, estaría bien que usted vote por ella, porque usted tampoco es un Adonis para exigir que una magistrada sea hermosa y a la vez honesta. Yo votaré por otra”.

Las palabras de la cochabambina me impresionaron, aunque le advertí que si la candidata apellida Alarcón Yampasi, podría ser cochabambina o paceña.

Luego mi sagaz comadre detuvo su mirada en la contemplación de un candidato indígena llamado Efren Choque Copuma, advirtiéndome que en la mirada astuta del candidato se escondía su sabiduría jurídica cercana a la del rey Salomón, quien tuvo muchas “minas”, como se pudo ver en la película ´Las minas del rey Salomón`.

Macacha anotó el nombre del futuro magistrado para recordarlo en octubre próximo, aunque ambos (ella y yo) habíamos decidido votar por el Nulo.

Fue arduo el trabajo que realizamos para conocer más profundamente a los elegidos del MAS, diciéndome la inteligente cochabambina: “Caras se ven e intenciones no se ven” y mucho menos observando fotografías tan pequeñas.

Al final de la revisión, mi comadre y yo nos tomamos de las manos y dijimos a los elegidos por la Asamblea del MAS: “Mucho gusto de conocerlos, señores y señoras candidatas. Si algún día llegaran a magistrados, les regalaremos una réplica de la diosa de la Justicia con una venda en los ojos y una balanza en las manos; la venda la regalaré yo que estoy casi ciego y la balanza les regalará Macacha, porque tiene varias en su casa ganadas a sus clientes del mercado Rodríguez que no cancelaron sus préstamos contraídos con ella.

Evo gobernará desde Sucre


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, miércoles, 27/julio/2011

Se ha informado que con motivo de la celebración de un nuevo aniversario de la Independencia de la República de Bolivia, el presidente Evo Morales se trasladará, acompañado de sus ministros y viceministros, a Sucre, que es la Capital Histórica, donde él y sus acompañantes gobernarán.

La noticia ha causado beneplácito en algunos chuquisaqueños, malestar entre los opositores e indiferencia en la mayoría ciudadana, porque las medidas gubernamentales no serán mejores ni peores por el sitio donde sean dictadas.

Sin embargo, la noticia causó alborozo en el Instituto Psiquiátrico “Gregorio Pacheco”, más conocido popularmente como el Manicomio Pacheco, pues algunos reclusos entendieron que el Presidente y sus ministros gobernarían al Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico desde el mencionado establecimiento, cuyo lema principal es que “no estamos todos los que somos, ni somos todos los que estamos”. Existiendo otro aforismo que reza: “Seremos locos, pero no cojudos”.

Yo quiero mucho al Manicomio Pacheco y a la comunidad religiosa que lo atiende con abnegación, pues hace muchos años estuve recluido temporalmente en el manicomio al sufrir por una flaquita que me sorbió el seso; en esa breve temporada comprobé que hay más locos en La Paz y otras ciudades que en el Manicomio de Sucre geniales políticos, estando más locos que unas cabras.

Por ésas y otras razones, no me extrañó que algunos internos del Manicomio Pacheco hubieran estallado de gozo al pensar que el presidente Evo, su Vicepresidente, ministros y viceministros se marcharán a Sucre para gobernar a nuestro país desde el Manicomio de Sucre tres días de agosto próximo.

Esta creencia de los orates me pareció sensacional y quise comunicarme con la única secretaria de Evo que es mi amiga, la señora Hillari Mamani, que antes se llamaba Hilaria y sajonizó su nombre para ser más moderna, preguntándole desde qué lugar de Sucre gobernaría.

Evo, respondiendo mi amiga: “Obviusly, gobernará desde el Palacio de Gobierno que existe en la mencionada capital, y que no lo haría jamás desde el Manicomio Pacheco porque él no está loco de ninguna parte”.

Agradecí su aclaración, aunque lamenté la imposibilidad de que gobernara desde el Manicomio, pues estoy seguro de que allí podría hallar mejores respuestas para el grave problema económico que confronta nuestro país, pues estoy seguro de que hay muchos locos más cuerdos e inteligentes que el ministro de Economía, Luis Arce Catacora, y que el ministro de Gobierno, señor Sacha Llorenti.

Quise comunicarme con el vicepresidente García Linera, pero su secretaria me dijo que su jefe cochabambino se creía Robespierre, que viajaría a Sucre vestido de revolucionario francés y que instalaría una guillotina frente a la Casa de la Libertad.

Mientras llega el mes de agosto, voy preparando mi viaje a Sucre para aconsejarle que beba mucha cantidad de “agua del Inisterio”, que —según dicen los chuquis— aumenta la inteligencia, algo que no sucedió conmigo.

Urkupiña no se rendirá


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 26/julio/2011

Parece que la situación financiera del país “está que arde y hay orden de no aflojar” me dijo mi asesora económica para convencerme de que deberíamos viajar a Cochabamba que –según ella-- es otro país cuya nueva capital sería Ivirgarzama en la región del Chapare donde la gente es feliz, los dólares caen del cielo y sus pobladores adquieren gran cantidad de autos chutos legalizados.

Ante la propuesta de viajar con ella a la ciudad del Rocha River le declaré mi estado de pobreza franciscana que no me permitía realizar viajes que demandan muchos gastos en transporte, alojamiento, comidas y gastos imprevistos, pero mi asesora me convenció diciéndome “no sea usted gil compadre. Evo Morales que sabe mejor que nadie de la verdadera situación económica del país, no se privó del gusto de viajar a la Argentina acompañado de varios yatiris que son sus colaboradores y amigos para aplaudir a nuestros futbolistas: vámonos a Cochabamba a pasar unos días felices, previos a la festividad de la Virgen de Urkupiña. Yo le presto la plata necesaria y sus bisnietos me pagarán la deuda dentro de 30 años con 10 años de gracia en los intereses”.

Le entregué como siempre mi motocicleta Harley Davidson y emprendimos viaje a la Llajta en un raid al que bautizamos como “Polleras al Viento antes del Gasolinazo”.

Como la actividad cultural es permanente en Cochabamba y sus pensadores y artistas no descansan nunca, hoy se realizaría otro Foro-Debate en uno de los salones del Bar Comercio de Cochabamba bajo el sugestivo título “La vida está duro, la plata está escaso y Chávez está enfermo”, al cual ingresamos con ansias de conocer nuestras desventuras económicas, no las nuestras sino del país.

Un gran cochabambino nacido en Arque nos dijo con la voz de Carlos Gardel que él era arquentino y que había escuchado por la radio que el Congreso de Estados Unidos dominado por los republicanos había aprobado la suspensión de la ayuda económica a Bolivia, Argentina, Ecuador, Venezuela y Nicaragua.

Hubo suspenso en la sala y consternación en Macacha quien me dijo en la oreja: “Nos estamos quedando solos, compadre”.

Otro importante orador fue el quillacolleño Garrapiña Inturias, quien se refirió a la desgracia que le sucedió al país y principalmente a nuestro presidente Evo, la suspensión de envíos venezolanos para el programa de “Bolivia Cambia y Evo Cumple”, lo que podría reanudarse el próximo año pero con la plata del Estado boliviano, lo cual es improbable.

Casi al final del Foro habló el pensador greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga quien leyó un sesudo trabajo intitulado “La gasolina es combustible, salvemos a Bolivia de la combustión”.

Macacha disimulando su preocupación por nuestra suerte económica habló y dijo: A pesar de tan graves noticias, Urkupiña no se rendirá y nos invitó a todos a bailar por las calles de Quillacollo.

Pronto seremos políglotas


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 24/julio/2011

Los diálogos que sostengo con mi abnegada lazarilla que me ayuda a caminar por las calles y callejones de la vida son pintorescos a veces y otros son culturales cuando conversamos acerca de manifestaciones verbales del Vicepresidente de la República señor Álvaro García Linera.

Ese singular personaje nos dejó boquiabiertos cuando hace pocos días manifestó que los bolivianos deberíamos aprender las 36 lenguas con las que se expresan los originarios de nuestro Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico.

Macacha y yo nos miramos absortos y tuve que preguntar a mi comadre cochabambina cuántos idiomas nativos dominaba, respondiendo que sólo dos: el español y el quechua aunque este último sólo lo utilizaba coloquialmente cuando lo compartía con sus parientes en la “ciudad de los quinientos quitasoles”, como sigue llamando a Mizque.

Cuando me hizo la misma pregunta, le confesé honradamente que yo también soy políglota pues hablo varias lenguas y huevadas, lo cual ella puso en duda manifestando que me había escuchado conversar en otras lenguas extranjeras importantes.

Tratando de comprender el pensamiento del cochabambino genial (García Linera), Macacha me dijo que un pastor protestante le había dicho una vez que nuestro Vicepresidente podría ser el Anticristo del cual nos hablan las Santas Escrituras, lo cual indujo a Macacha a pensar que si eso es verdad, este gobierno trataría de convertir a Bolivia en una Torre de Babel donde cada boliviano hablaría una lengua distinta lo cual evitaría todo diálogo y nos destruiríamos entre nosotros sin posibilidad de entendernos. ¿Será verdad que un cochabambino pudiera ser el Anticristo? No lo creo, aunque en Cochabamba todo es posible.

Tomando este importante asunto al cachondeo, mi comadre cochabambina me reveló que ella utiliza el español para hablar con los banqueros locales, con representantes del periodismo local que para ella soy yo, para adquirir los libros recién aparecidos y leer para mí sus mejores páginas y para intervenir en actuaciones culturales que se realizan en el Bar Comercio de Cochabamba y en el Naiclú Malena de la ciudad de El Alto. Según mi comadre, el quechua lo utiliza solamente para hablar con sus clientes en varios mercados de La Paz y para insultar a los atrevidos que le dicen piropos inconvenientes cuando pasea sola por las calles.

Además, --me dijo la cochabambina--, nuestros gobernantes son buenos para recomendarnos el aprendizaje de las 36 lenguas nativas existentes en Bolivia y el presidente Evo no sabe hablar aymara ni quechua, el García Linera tampoco los habla y muchos asambleístas del Movimiento al Socialismo han dejado de lado sus idiomas nativos y ahora están aprendiendo a hablar inglés, ruso y chino mandarín, habiendo otros de la misma bancada que sólo hablan por señas y levantan sus manos para aprobar todo lo que les propone el Presidente.

Las cifras oficiales y nosotros


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sabado, 23/07/2011

Con mi habitual optimismo recibí la noticia de que la economía nacional había crecido en el primer trimestre de este año en un 5,72 por ciento, y cuando mi abnegada pariente espiritual concluyó de leerme la prensa local, no pude reprimir mi entusiasmo y lancé al aire mi grito de mariachi: “ay, ay, ay, ayyyyy Jalisco no te rajes…” abracé a mi comadre y la despeiné desatando sus negras trenzas, para luego vitorear al presidente Evo y a su ministro de Economía y Finanzas señor Luis Arce Catacora.

Mientras tanto, la cholita cochabambina anotó en su libreta algunas cifras, las sumó, restó, multiplicó y dividió para luego decirme: “siento mucho, compadre, pero no tiene usted por qué alegrarse porque usted y yo y la mayoría del pueblo boliviano seguimos en medio de una crisis muy severa y nos hallamos más pobres y jodidos que el año pasado”.

Sus palabras me dejaron desalentado y antes de escuchar mis argumentos en defensa de las cifras macroeconómicas que emborrachan a nuestros gobernantes y a sus seguidores, Macacha me dijo: “Si usted cree, compadre en que su economía privada ha mejorado en los últimos años, entonces págueme lo que me debe desde hace dos años y medio, o por lo menos abóneme los intereses libremente convenidos”.

Empecé a farfullar buscando una respuesta digna y correcta, tuve que callar durante algunos instantes.

Acercándome a ella y reconociendo que ella sabe mucho más de asuntos económicos que yo, lo que se puede probar fácilmente, osé decirle tímidamente que este Gobierno ha conseguido que por vez primera nuestro Banco Central de Bolivia tenga una reserva de 10 mil millones de dólares, lo cual no es poca cosa. Macacha me miró con pena y me dijo: “En primer lugar, no es “nuestro” Banco Central sino el Banco del Gobierno, pues éste decide lo que debe hacerse con las famosas reservas y así lo ha hecho pues dispuso que el Banco concediera un préstamo de mil millones de dólares a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y así se hizo pero la famosa y mágica cifra sigue siendo exhibida a los cuatro vientos y ninguno de nosotros sabe cuál es el verdadero estado de las reservas y cuáles son los montos de la deuda externa y de la deuda interna de Bolivia.

La cholita cochabambina había dicho otra de sus verdades y para no quedarme callado me atreví a decirle que nuestro Ministro Blindado había logrado evitar la inflación y que el peso boliviano se había fortalecido frente al dólar que hoy vale otro punto menos.

Macacha me miró de arriba lo cual no es raro porque ella es más alta que yo y me dijo que no creyera en aparecidos, asegurándome que nuestro pueblo soporta a partir de enero la elevación de alquileres y todos sufrimos la elevación en el costo de la vida, echándome en cara que yo había callado ante la subida del precio de un trago de whisky que desde enero vale un 10 por ciento más, citándome además los actuales precios de la carne, el pollo y todas las legumbres y hortalizas.

Agaché la cabeza admitiendo que una cholita cochabambina sabe más de la economía popular que este periodista que pasó por el London School for Economics.

Observadores sufren de miopía


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, viernes, 22/07/2011

Después de conocer algunas opiniones de los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) acerca de la designación de candidatos a magistrados efectuada en la Asamblea Legislativa, no pude menos que decir a mi comadre Macacha: “¡Oh, Ah, Ah!”, expresiones admirativas que reiteran mi desencanto acerca de esa organización integrada por Embajadores de los gobiernos allí representados.

Mi pariente espiritual me informó que hace algunos años había conocido a un observador de la OEA llamado Dante Caputo quien, luego de “observar” los sucesos de Pando donde murieron algunos bolivianos en un enfrentamiento armado, informó a nuestro gobierno acerca del número de víctimas que sobrepasó al verdadero, dato que le fue agradecido por quienes le invitaron a “observar”.

Así es la OEA y así son algunos de sus observadores. No sin motivo, el escritor y diplomático boliviano Augusto Céspedes definió a la OEA como un conjunto de canónigos que no resuelve nada, y ahí tenemos el resultado de su última reunión presidida por el chileno Insulsa con una resolución inocua para la causa marítima boliviana.

Sin embargo de ello, una misión de observadores de la OEA fue invitada a observar el desarrollo de las actuaciones legislativas donde se consumaría la selección amañada de los candidatos a magistrados al gobierno actual donde los observadores de la Organización de Estados Americanos ya comenzaron a demostrar miopía, pues otros observadores extranjeros señalaron la falta de transparencia en las deliberaciones parlamentarias.

Mi brava comadre Macacha me dijo con su estilacho propio: “Yo le aseguro, compadre que están chicatos, que están miopes, o que están ‘chojñis’ y sólo aprecian parcialmente lo que sucedió en la Asamblea Legislativa, y seguirán apreciando igual las próximas actuaciones del Tribunal Supremo Electoral sin enterarse siquiera de que el presidente de tan alto tribunal fue designado a dedo por el mismo Presidente del Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico, señor Evo Morales”.

Mi comadre cochabambina me sugirió que ambos nos declarásemos observadores de los observadores de la OEA que según ella son miopes, chicatos y chojñis y que a partir de hoy ambos montaremos guardia en los consultorios oftalmológicos más prestigiosos de La Paz para comprobar cuáles delegados de la OEA piden ser atendidos por eminentes oftalmólogos como ser los Doctores Murillo, Azcárraga, Alarcón Von Borries, Monasterios, Paz, Pacheco y otros.

También me sugirió la cholita cochabambina averiguar si estos afamados observadores consultan sus males oftálmicos con los yatiris o brujos andinos, algunos de los cuales prestan invalorables servicios a nuestros gobernantes e impotentes ministros, como el canciller Choquehuanca y la ministra de Transparencia, señora Nardi Suxo.

La cocaína nos está cambiando


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Jueves, 21-Jul-2011

Hemos despertado a la realidad: Bolivia está cambiando pero está peor y eso se debe a la cocaína y al narcotráfico que han transformado a nuestro país en una nación violenta donde todo quiere resolverse a balazos para mantener la hegemonía de un cártel sobre sus rivales. Esta percepción me estremeció cuando supe del atentado que sufrió un abogado cruceño cuando se aprestaba a ingresar al edificio de la Corte Superior de Distrito para atender asuntos normales inherentes a su profesión y recibió varios balazos de algunos sicarios que aún no han sido capturados mientras la víctima lucha por salvar su vida en un centro médico.

Hechos análogos suceden con frecuencia y su denominador común es matar a quien se considere rival o competidor en la lucha por la hegemonía de bandas, como sucede en México y Colombia, principalmente.

Iba meditando en esta dolorosa realidad que no sólo es cruceña sino boliviana porque la cocaína es producida y comercializada en todo el territorio nacional, cuando apareció en mi casa mi abnegada protectora la cholita cochabambina quien aprovecha las horas de la mañana para leerme la prensa de todo el país porque mis cansados ojos ya no pueden hacerlo, coincidiendo ambos en que verdaderamente "Bolivia cambia" pero no para su bien sino para su mal y que si en épocas anteriores nuestras diferencias eran definidas a flechazos hoy utilizamos pistolas, ametralladoras y también dinamitazos, mientras voces colombianas u otras con acento caribeño ordenan la defensa de sus laboratorios, depósitos, arsenales y hangares, cuando son descubiertos.

Mi comadre cochabambina al percibir mi preocupación por este cambio que va sufriendo nuestro país por el crecimiento de las áreas cultivadas de la hoja de coca y la eclosión de fábricas que producen la cocaína, me dijo: "no se angustie, compadre, porque nada malo le podrá suceder a usted mientras yo esté a su lado" enseñándome a continuación un chaleco antibalas especial para mujeres, o sea, una combinación de sujetador y coraza metálica, una verdadera obra de arte producida por las lencerías y los talleres de mecánica que protegen el busto de una mujer sin que éste pierda sus encantos femeninos de su "pechonalidad".

Ante mi convencimiento de que Bolivia cambia y también cambiarán algunas de nuestras costumbres, confié a la valerosa heroína cochabambina mi protección y mi defensa en caso de que algunos de lo cárteles extranjeros que operan en el país y que el astuto ministro de Gobierno señor Llorenti dice desconocer su presencia en el país.

Macacha me entregó un artefacto corporal que podría protegerme de algunos atentados explicándome ella que se trataba de un chaleco "antibolas" que me protegería de todos los ciudadanos que niegan que la cocaína, o los dineros que ésta produce favorece a la economía de un gran número de cocaleros en el Chapare, en los Yungas de La Paz y en el resto del país.

El chanchullo judicial


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, 19-Jul-2011

Después de haber celebrado las efemérides paceñas con fervor cívico y "buen entusiasmo", mi abnegada protectora me invitó a Cochabamba donde ella debería informar a su jefe, el negrito Guardia, acerca de la misión secreta que ella cumple como espía cochabambina en la ciudad de La Paz.

Agradecí su invitación porque a estas alturas del mes mis bolsillos ya estaban planchados por falta de "fidus", término popular que ella utiliza como sinónimo abreviado de "fiduciario" también llamado "guita", anunciándome la prestamista cochabambina que ella correría con todos los gastos de alojamiento, comidas e imprevistos.

Le entregué mi motocicleta Harley Davidson y partimos raudos hacia la ciudad del Rocha River, llamando a nuestro raid "Polleras al Viento contra el Chanchullo Judicial".

Al llegar a la ciudad valluna, ella se fue en busca de sus jefes para informarles de lo que había sucedido en La Paz durante los últimos días y especialmente acerca de las últimas sesiones que realizó la Asamblea Legislativa del Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico, y yo me fui en busca de mis amigos los pensadores cochabambinos reunidos en el Bar Comercio, más conocido como "el Barco" que nunca zozobra porque navega en un mar de cervezas cochabambinas.

Fui recibido en el comedor especial donde delibera la Academia Pericles dirigida por mi amigo el filósofo y pensador greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga quien luego de saludarme públicamente me preguntó por qué no me hallaba acompañado de mi comadre cochabambina Macacha, respondiéndole respetuosamente que ella vendría pronto para contribuir con sus investigaciones al tema del Foro-Debate "El Chanchullo Judicial, que hoy preocupa a todo el país y se comenta en todas las ciudades".

El representante del Palacio del Sillpancho, importante establecimiento, manifestó a la audiencia que su afamado local no tuvo conocimiento del chanchullo que se realizó en La Paz y pidió a los asistentes no confundir nunca el Palacio del Sillpancho con el Palacio de Gobierno porque los sillpanchos cochabambinos son transparentes y limpios y no engañosos como los que preparan nuestros actuales gobernantes que nos quieren hacer tragar gatos por liebres.

Esa intervención fue muy aplaudida. A los pocos minutos hizo su ingreso triunfal mi comadre cochabambina Macacha quien fue invitada a participar del foro-debate.

Ella confirmó el chanchullo que se utilizó en la Asamblea Legislativa presidida por el cochala Álvaro García Linera, mostrando a continuación una papeleta de votación que se repartió entre los asambleístas masistas donde figuraban solamente los nombres de aquellos candidatos que estaban prestos a servir a los intereses oficialistas. (Aplausos a mi comadre, quien ofreció copias de la papeleta obtenida por ella).

Intervino uno de mis parientes capinoteños para decirnos que el chanchullo es una vergüenza nacional pues demuestra que todo estaba cocinado. Al saber que todo "estaba cocinado", abandonamos el local y fuimos a comer unos chicharrones en Quillacollo.

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure