La Noticia de Perfil™ •

Pronto seremos políglotas


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 24/julio/2011

Los diálogos que sostengo con mi abnegada lazarilla que me ayuda a caminar por las calles y callejones de la vida son pintorescos a veces y otros son culturales cuando conversamos acerca de manifestaciones verbales del Vicepresidente de la República señor Álvaro García Linera.

Ese singular personaje nos dejó boquiabiertos cuando hace pocos días manifestó que los bolivianos deberíamos aprender las 36 lenguas con las que se expresan los originarios de nuestro Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico.

Macacha y yo nos miramos absortos y tuve que preguntar a mi comadre cochabambina cuántos idiomas nativos dominaba, respondiendo que sólo dos: el español y el quechua aunque este último sólo lo utilizaba coloquialmente cuando lo compartía con sus parientes en la “ciudad de los quinientos quitasoles”, como sigue llamando a Mizque.

Cuando me hizo la misma pregunta, le confesé honradamente que yo también soy políglota pues hablo varias lenguas y huevadas, lo cual ella puso en duda manifestando que me había escuchado conversar en otras lenguas extranjeras importantes.

Tratando de comprender el pensamiento del cochabambino genial (García Linera), Macacha me dijo que un pastor protestante le había dicho una vez que nuestro Vicepresidente podría ser el Anticristo del cual nos hablan las Santas Escrituras, lo cual indujo a Macacha a pensar que si eso es verdad, este gobierno trataría de convertir a Bolivia en una Torre de Babel donde cada boliviano hablaría una lengua distinta lo cual evitaría todo diálogo y nos destruiríamos entre nosotros sin posibilidad de entendernos. ¿Será verdad que un cochabambino pudiera ser el Anticristo? No lo creo, aunque en Cochabamba todo es posible.

Tomando este importante asunto al cachondeo, mi comadre cochabambina me reveló que ella utiliza el español para hablar con los banqueros locales, con representantes del periodismo local que para ella soy yo, para adquirir los libros recién aparecidos y leer para mí sus mejores páginas y para intervenir en actuaciones culturales que se realizan en el Bar Comercio de Cochabamba y en el Naiclú Malena de la ciudad de El Alto. Según mi comadre, el quechua lo utiliza solamente para hablar con sus clientes en varios mercados de La Paz y para insultar a los atrevidos que le dicen piropos inconvenientes cuando pasea sola por las calles.

Además, --me dijo la cochabambina--, nuestros gobernantes son buenos para recomendarnos el aprendizaje de las 36 lenguas nativas existentes en Bolivia y el presidente Evo no sabe hablar aymara ni quechua, el García Linera tampoco los habla y muchos asambleístas del Movimiento al Socialismo han dejado de lado sus idiomas nativos y ahora están aprendiendo a hablar inglés, ruso y chino mandarín, habiendo otros de la misma bancada que sólo hablan por señas y levantan sus manos para aprobar todo lo que les propone el Presidente.

1 comentario:

  1. Definitivamente este es el estilo de periodismo que me relaja, en tiempos en que la apreciacion de la verdad esta en duda; gracias paulo por permitir con tus "genialidades escritas" pueda REIR LLORANDO.

    alftonic@programmer.net

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure