La Noticia de Perfil™ •

¡Detengan al Bombón!

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

Noticias llegadas de Cochabamba afirman que el actual Prefecto Interino de ese departamento ha instruido la detención del señor Manfred Reyes Villa, quien fuera prefecto titular de esa región y es posible candidato a la Presidencia de la República en las elecciones de diciembre.

La noticia me fue comunicada por mi tía Encarna, presidenta del club de Fans del Bombón, apelativo con el que bautizaron al mencionado político por las damas de la alta y baja edad media cochabambina, señoras y señoritas comprendidas entre los 35 y 50 años de edad. El documento que apoya la posible postulación del señor Reyes Villa lleva por título “¡Detengan al Bombón!” y dice así:

“Cochabambinas: El Prefecto Interino de Cochabamba, un ciudadano que debería llamarse ‘Dedillo’, ha instruido a sus funcionarios subalternos que procedan a la detención de nuestro admirado Bombón, a quien las cochabambinas propiciamos como candidato a la Presidencia de la República en las próximas elecciones de diciembre para enfrentarse con otros que sólo son ch’amuñas”.

“Esta orden de detención que ha sido lanzada sobre el Bombón no hace otra cosa que confirmar que el oficialismo quiere encerrar entre rejas a los candidatos que podrían oponerse seriamente al intento de reelección del actual Presidente que parece haber sido contagiado de presidencialitis vitalicis por sus colegas Chávez y Castro que hoy gobiernan Venezuela y Cuba. Así fue encarcelado el prefecto de Pando, señor Leopoldo Fernández, y ahora quieren hacer lo mismo con el admirado alcalde y prefecto de Cochabamba conocido con el apelativo de Bombón”.

“La orden del Prefecto interino de ‘¡Detengan al Bombón!’ será ejecutada por cada una de las valerosas cochabambinas, no para evitar que intervenga en las próximas elecciones presidenciales, sino para convencerle de que debiera oficializar su candidatura para contar con la colaboración de todas las valerosas cochabambinas ante cuyas makanas el enemigo tiembla, como dice la histórica proclama de nuestras abuelas y bisabuelas”.

“‘¡Detengan al Bombón!’ para lanzar su postulación oficialmente antes de que el Bombón sea encarcelado, como lo fue el prefecto de Pando, don Leopoldo Fernández, y lo será cualquier contrincante serio de la candidatura oficial”.

“Por último, si el Bombón se lanza como candidato, las elecciones serán menos amargas y menos agrias, y endulzaremos nuestra lucha electoral viendo competir con buenos ingredientes al Bombón, al Chancaca, al Melao, al Ch’amuñas, al Misk’ibolas, al Sugus, al Turrón, al Alfeñique, al Melcocha, al Suspiro, en vez de ver luchar con saña y odios al Fiero, al Malencachao, al Maldito, al Resentido, al Tirofijo, al Siete Puñales, al Pipiripi, al Colt Gandijo y al Mauser”.

En defensa de la ropa usada

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

UNO DE LOS GRANDES PROBLEMAS NACIONALES QUE varios gobiernos no han podido resolver hasta la fecha no es la reintegración marítima, la unidad regional del país, ni la política más adecuada en materia petrolera, sino la internación de ropa usada, generalmente americana, en todos los mercados del país. Sobre un tema tan trascendental hablé con mi tía Restituta viuda de Batistuta, noble viuda de un guerrero, quien vive en Suecia.


—Tía querida, qué gusto de escuchar tu escandinava voz después de mucho tiempo de ingrato silencio.


—Aquí me tienes en Estocolmo, querido sobrino, vendiendo nabos a los escandinavos y ganándome la vida honradamente. ¿Y qué haces tú en nuestra lejana Bolivia?


—Te cuento que aquí la vida está muy difícil pues tengo que trabajar de día y ayudarme de noche.


—Aquí en Europa, solamente hacen eso algunas chicas que se echan a perder, aunque mejor sería decir que se echan a ganar…


—Así es la vida, tía Resty, ahora me dedico a la venta de ropa usada que llega desde los Estados Unidos, tarea que realizo durante el día y a escribir para algunos periódicos durante la noche, y cuando salgo calculando que llega la nocturnidad doy clases de tango en mi academia particular que funciona en El Alto.


—Toda tu actividad me gusta menos la de vender ropa usada a nuestros paisanos.


—Pues es la mejor de mis labores, aunque la más incomprendida, pues hay mucha gente que se opone al pensar que destruimos la industria nacional que ofrece productos regulares aunque más caros.


—Eso es verdad, todos deberíamos consumir primero lo que se produce en el país.


—Es que en países como el nuestro, donde la pobreza es casi general, el argumento que se impone es el precio barato.


—¿Y se puede saber qué ropa usada es la que vendes a nuestros compatriotas…?


—Vendo de todo: trajes para caballeros que les encantan a los cholos para lucirlos en sus fiestas y presteríos, misas, entierros y promociones. Trajes para damas y que llevan etiquetas famosas como de Bloomindale; buzos deportivos para k’achamozos que ahora presumen de ser ex alumnos de la Universidad de Notre Dame sin haber pasado por la “U” de El Alto. Y también vestidos de calle para señoras de bajos ingresos, como también abrigos newyorquinos y blusas primorosas de Miami y Boston.


—O sea que la población mayoritaria de nuestras ciudades utiliza ropa usada made in USA.


—Ésa es la verdad, tía Resty. Ya no ves en nuestros pueblos y ciudades mendigos harapientos que lucían trajes remendados como hace años.


—¡Qué bien, sobrino! Ojalá yo pudiera vender nabos bolivianos a las escandinavas.

Un croata de Oruro

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

LA NOTICIA BOMBA QUE LLEGÓ DE SANTA CRUZ Y QUE NOS HABLA de tres muertos, dos encarcelados y de un operativo sorpresa a cargo de fuerzas policiales destacadas desde La Paz me dejó temblando de miedo y decidí meterme bajo la cama, vale decir bajo mi lecho conyugal.


Mi mujer me buscó por toda la casa llamándome compungida ante la idea de que yo podría haber fugado del hogar y también utilizó maullidos como si yo fuera un gato que podría estar escondido en el tejado de nuestra casa, y al no obtener resultado alguno ingresó en nuestra alcoba y descubrió mi paradero, sacándome de las pestañas largas y revueltas.


Me levantó en sus brazos y me tranquilizó asegurándome que nada malo podrá sucederme mientras pudiera contar con su protección, izando a continuación las banderas bolivianas y españolas para que cualquier agente supiera que mi hogar es un reducto binacional que cuenta con la protección de la UE.


Al conversar acerca de mis temores, tuve que confesarle que mi pen name, o mejor, mi nombre de pluma, o mejor, mi nombre literario es Paulovich desde el año 1958, hace la friolera de 51 años, cuando mis crónicas periodísticas y mis libros publicados se hallan firmados por ese seudónimo de origen eslavo, lo cual podría confundir a algún agente policial desprevenido a pensar que soy croata y no sólo eso, sino terrorista croata, o anarquista ruso, o gitano húngaro, o un vulgar tirabombas búlgaro, o un bandido rumano, no siendo nada más que un cronista que debe su seudónimo a un almacenero croata que tuvo su negocio en la acogedora ciudad de Oruro, “tierra del gitano”, como cantara uno de sus grandes poetas.


Tuve que contarle a mi esposa, la hispanoparlante, que cuando mi tía Encarna era muy jovencita soñó con casarse con un violinista húngaro, ilusión que no pudo cumplir porque a Cochabamba nunca llegó un violinista húngaro, por lo que tuvo que resignarse a enamorar con un almacenero croata que vivía en Oruro, apellidado Paulovich. Y como soy romántico —además de reumático— adopté ese nombre literario en homenaje al primer amor de mi tía Encarna.


Cuando concluí mi historia, mi esposa lloraba y volvió a jurar que me defendería y protegería de cualquier agente policial que me confundiera con algún terrorista croata pues Paulovich es el nombre de un almacenero croata y orureño.


Cuando mis temores fueron disipados por la valiente aragonesa, entonces —como buen cholo— me hice el macho y le dije: “Quiero que sepas que ahora no le tengo miedo a nadie porque a partir del Gobierno del presidente Evo, el catedrático García Linera y el Movimiento Al Socialismo, ya no firmo mis escritos como Paulovich, sino como Paulino Huanca, soy natural de la provincia Aroma y soy pariente lejano de Felipe Quispe Huanca, el ‘Mallku’”.


Una mujer en los binomios

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

MI COMADRE MACACHA, QUIEN DESDE LA LLEGADA DE MI ESPOSA, hace tres semanas, retornó a Cochabamba, no dio señales de vida hasta ayer, cuando recibí la siguiente carta que contiene algunos conceptos y sugestiones de mucho interés, aunque muestra algunas faltas de ortografía porque el oficio de escribir no es lo suyo.


“Estimado compadre Paulovich: Espero que al recibir esta carta se encuentre bien de salud en compañía de su distinguida esposa mi comadre la señora Pilar, quien al retomar el mando de su hogar me devolvió el total de la suma en dólares que le entregué a usted en calidad de préstamo para que usted hiciera frente a sus obligaciones sociales y folclóricas. También debo dejar constancia de que el portador de esta carta le hará entrega a la mencionada comadre de su motocicleta Hardley Davidson que ella me prestó para que yo pudiera retornar a Cochabamba. Toda la moto está completa y en perfecto estado de mantenimiento.


”Pasando a otros asuntos, debo contarle que me encontré en la avenida de las Heroínas (que no sé dónde lleva el acento) con el ex prefecto de Cochabamba el señor Manfred Reyes Villa, quien volvió del exterior despertando nuevas esperanzas y también viejos odios de sus adversarios políticos que ahora quieren juzgarlo por todo y por nada.


”Muy cariñoso el Bombón me ha saludado, igual que en los tiempos cuando era de Cochabamba su Prefecto, y hemos hablado de política, sobre todo de las próximas elecciones presidenciales donde elegiremos al Presidente más biométrico de acuerdo a lo que dicen los periódicos, especialmente El Taimes de Cochabamba. Lo más importante de nuestra charla ha sido el ofrecimiento que me hizo don Manfred para que yo lo acompañara en su fórmula presidencial, si es que él lanza su candidatura para diciembre.


”Él me ha dicho que los binomios presidenciales en las próximas elecciones deberían ser propuestos a los electores y deberían estar compuestos por un hombre a la presidencia y una mujer a la vicepresidencia porque nuestra población está formada por hombres y por mujeres, siendo incluso las mujeres una pequeña mayoría. Así también lo ha propuesto en el MAS el constituyente Román Loayza, el que se lastimó la cabeza en plena convención.


”Yo le he dicho al Manfred que consultaría con mi almohada y con mis amigos y parientes, entre los que usted está. ¿Le acepto al Manfred o sólo él estará pensando en la plata que tengo y que ha sido legalmente heredada de mi finado marido, el que en vida fue don Feliciano Racacha, fundador y propietario de la poderosa flota de Transportes La Racacha Veloz?


“Escríbame, por favor, respetado compadre y deme su parecer acerca de que las fórmulas presidenciales para las próximas elecciones deberían estar compuestas de un hombre y una mujer. Le saluda respetuosamente, al igual que a su esposa que hoy nos tiene separados. Atentamente, Macacha”.


Cambios de apellidos

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

CON MOTIVO DEL DÍA DEL MAR QUE RECUERDA LA INMOLACIÓN DE don Eduardo Avaroa, recibí una llamada telefónica de mi tía Clotilde von Karajan, quien vive en Berlín (Alemania) y conoce lo que sucede en Bolivia a través de la televisión alemana que ella llama “la Dotsche Velle”, o algo parecido.


—¿Podría comunicarme con mi sobrino Paulino Huanca von Paulus?


—No, señora, su sobrino está meditando en el baño y me ha ordenado que no lo interrumpa.


—Integúmpale nomás, dígale que le llama su tía de Alemania.


—Tía Clotilde von Karajan, siempre que me llamas estoy meditando en el baño, que es el único lugar privado de mi casa.


—Está bien, sobrino, hoy te llamo pogque es el día del señog Avagoa, ese que dijo al morir “¡Que se guinda su abuela, kagajo!”. Tanto me impresionó su frase que después me casé con Adolph von Karajan y tú me llamaste en Cochabamba la tía del Carajo.


—Así es tiitay. ¿Cuál es el motivo de tu llamada aparte del recuerdo de nuestro héroe señor Avaroa?


—Te cuento que he leído la biografía de Evo Mogales escrita en alemán por un aymara, el señor Muruchi Poma, quien afirma que don Evo debería llamarse Ivo Katagui. ¿Sabías esta novedad?


—No tenía noticia de tal libro ni del señor Poma pero no me sorprende tal hecho porque muchos indígenas bolivianos lo hicieron porque seguramente en el pasado existía alguna discriminación contra los aborígenes; el mismo padre del ex vicepresidente de Bolivia Víctor Hugo Cárdenas dispuso el cambio de nombre para su hijo.


—Ah, cagajo, ¡qué integuesante! Yo también soy la Frau von Karajan y la vegdad es que mi apellido es Quiroga, como el de la mayoría de los cochabambinos, es que los alemanes no pueden pronunciar correctamente el apellido Quigoga y es más fácil para ellos llamarme señoga von Karajan.


—Ya ves, tía Clotilde, que estas cosas suceden hasta en las mejores familias. No importa mucho que el Presidente de Bolivia se llame verdaderamente Ivo Katari o Evo Morales porque a él y a todos “por sus obras los conoceréis” y no por los apellidos que lleváis.


—También me has dicho, sobrino, que ya no te llamas Alfonso von Paulus Claure, sino que ahora te llamas Paulino Huanca.


—Así es, tía Clotilde. Ya te explicaba que hace muchos años los indígenas sufrían de alguna discriminación cultural y se vieron obligados a adoptar nombres españoles; ahora es al revés, pues gobiernan los indígenas y nos discriminan a los mestizos que llevábamos apellidos extranjeros, como Paulovich, Prudencio, Claure o von Paulus. Ésa es la razón por la cual hace tres años y medio que he decidido que mi nuevo apelativo sea Paulino Huanca, que suena a autóctono y me hace pariente lejano de miles de Huancas que hay por el mundo andino, aunque algunas birlochas de Churubamba prefieren llamarme Paul Anka.


Preparado en Achacachi

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

SIGUEN LAS LLAMADAS DE MIS PARIENTES PARA IMPEDIR MI VIAJE a Santa Cruz, donde pretendo cumplir la tarea de corresponsal de guerra. Desde España, este fin de semana, volvió a llamar mi esposa, empeñada en impedir mi conversión en héroe colla autonomista.

-Cholito mío, te llamé en días pasados, pero la Winona me dijo que te encontrabas en Achacachi recibiendo entrenamiento militar. ¿Es que te has vuelto loco?

-Es lo más sensato que pude haber hecho una vez que he decidido viajar a Santa Cruz antes del 4 de mayo para cumplir tareas de corresponsal de guerra.

-¿Y qué has hecho en Achacachi, que es la tierra de los ponchos rojos?

-Nada extraordinario, sólo me he presentado, les he dicho que me llamo Paulino Huanca y que soy pariente cercano de Felipe Quispe Huanca, el legendario ‘Mallku’, hoy retirado en sus cuarteles de invierno.

-¿Por qué no dijiste a las autoridades achacacheñas que tu nombre de combate es Paulovich?

-Porque me habrían mirado chueco, habrían pensado que soy croata y tal vez pariente del señor Marinkovic, líder de los cívicos cruceños.

-¿Qué otras cosas te preguntaron?

-Me pidieron tu nombre para comunicarte si es que me pasara alguna desgracia.

-¿Se referían a tu posible muerte en acción?

-Seguramente, aunque tal vez quisieron saber tu nombre en caso de que me atreviera a casarme por segunda vez.

-¡Antes muerto que casado en segundas náuseas!

-Es una posibilidad entre un millón. Lo importante es que me incorporaron a los entrenamientos militares y comencé con marchas de resistencia física, ejercicios atléticos y prácticas de ‘tiro al blanco’.

-¿Tiro al blanco? O sea que los achacacheños son racistas porque también podrían ejercitar tiro al moreno o tiro al cholo, pero no, sólo hacen prácticas de tiro al blanco.

-¿Hiciste esas prácticas con los viejos fusiles máuser que tenían los achacacheños y los ponchos rojos?

-No, tesorito mío, me prestaron un fusil moderno, pero no me aclararon si era ruso o de otra nacionalidad.

-¿Esos ejercicios militares son secretos…?

-No, tesorito, la noticia se ha difundido por diferentes medios de comunicación. Lo único que callan es la procedencia de las armas nuevas y cuál será el primer objetivo militar.

-De todas maneras, me opongo a que viajes a Santa Cruz. Está bien que hayas viajado a Achacachi, pero no vayas a Santa Cruz porque podrías morir o casarte por segunda vez.

Flota rusa en aguas del Mar Caribe

PAULOVICH © 2009 by Paulovich

Reportaje exclusivo para The Achacachi Times, desde La Guaira-Caracas, by Paulino Huanca, pariente lejano de Felipe Quispe Huanca, más conocido como ‘el Mallku’, ex compañero de celda del señor Álvaro García Linera. Prohibida su reproducción total o parcial en Caracas, La Habana, Moscú, Managua, Quito y La Paz..


LA FLOTA RUSA QUE REALIZARÁ MANIOBRAS CONJUNTAS CON la flota venezolana en aguas del Mar Caribe llegó a este puerto el martes, aunque la operación fue prevista con la colaboración de la flota boliviana, compuesta por los ‘destructores’ Ramón Quintana y Santos Ramírez, que no pudieron llegar al Caribe por falta de combustible y también por un bloqueo lacustre en el Titicaca Lake, a cargo de los balseros de Tiquina.

En realidad sólo atracaron en La Guaira el destructor ruso Almirante Chebanenko y el tanquero Ivan Bubnov, mientras el crucero a propulsión nuclear Pedro el Grande fondeó a mayor distancia por ser muy grande, pues es dos veces el tamaño del estadio Hernando Siles de La Paz. Al lado de la gigantesca embarcación se quedó el remolcador Nikolay Chiker para cualquier emergencia.

La Marina venezolana saludó a la flota rusa con 21 cañonazos, aunque hubo uno más que fue encargado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, que estuvo en Caracas el miércoles y no pudo quedarse a participar de estas maniobras, pues tenía que hacer otras en su campaña por el referéndum constitucional. Antes de retornar a nuestro país, el presidente Evo habló con los cañoneros y les dijo: “Tírenle un cañonazo más en mi nombre y me lo cargan en la cuenta personal que mantengo con el presidente Chávez”.

A bordo del destructor ruso Almirante Chebanenko conversé con el comandante sobre asuntos marítimos y maniobras navales, preguntándome el ruso si nuestro país tenía muchos destructores. Como su pregunta me pareció sospechosa y los rusos son muy ‘penderejiles’ en materia de espionaje, le respondí inteligentemente: “¡Uuuuy, comandante!, en Bolivia tenemos muchos destructores, pero están mimetizados hábilmente como ministros de Estado, viceministros, diputados, senadores y presidentes de industrias estratégicas”. El comandante, que era muy serio, anotó mi respuesta en su cuaderno de bitácora.

Cuando manifesté mi deseo de visitar el crucero nuclear Pedro el Grande, las autoridades rusas me respondieron que eso era imposible porque su estructura, su funcionamiento y su poder destructivo eran unos secretos militares de mucha importancia.

Cuando comenzaron las maniobras navales pregunté si éstas habían sido preparadas para atacar a EEUU, respondiendo el comandante del destructor: “Niet, mi amigo, no fueron planeadas para atacar a EEUU, sino sólo para defender al presidente Hugo Chávez”.

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure