La Noticia de Perfil™ •

Yatiris en la Cumbre


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Domingo, 15 de Abril de 2012

Anoche me encontraba conversando sobre los graves conflictos que sacuden a nuestro país desde Achacachi hasta el TIPNIS y desde Tarija a Cobija, diciéndome mi interlocutora cochabambina:


pareciera que Bolivia sufre de paludismo y no alcanzo a comprender la sorprendente fraternidad actual entre los Ponchos Rojos de Achacachi y los marchistas benianos...”.
Iba a explicarle filosóficamente la unión de los extremos y dije a mi comadre Macacha que nuestro país es una taza de leche en comparación con Siria, pero ella cortó mi disertación:
claro que es una taza de leche, pero de leche hirviendo...”.
En ese momento sonó el teléfono.

- ¿Podría comunicarme con el señor Paulino Huanca?

- ¿De parte de quién...?

- Habla su amigo el yatiri Wayruru y llamo desde Cartagena de Indias (Colombia).

- ¡Querido amigo y colega, qué sorpresa más agradable! ¿Qué haces en esa ciudad tan hermosa?

- Estoy aquí desde el jueves “asesorando” a nuestro canciller David Choquehuanca junto a nuestros colegas Calimán y Titirico, quienes también te envían saludos.

- Gracias Wayruru, aunque te confieso que siento una negra envidieja porque yo también habría querido estar allí en esa hermosa ciudad colombiana a la que visité alguna vez. Cuéntame de tus actividades sin quebrar las leyes del secreto de Estado ni del sigilo diplomático.

- Lo haré porque eres mi amigo del alma y porque sé que tú me guardarás el secreto.

- Te juro que seré una tumba y no contaré a nadie tus palabras, ni siquiera a mi comadre Macacha que está escuchando nuestra conversación por mi otro aparato telefónico.

- Lo primero que hicimos fue visitar la suite presidencial del hotel donde hospedarían a nuestro presidente Evo para hacer allí una ofrenda a la Pachamama, ahuyentando a los malos espíritus; cuando llegó Evo nos agradeció, pues la habitación principal olía muy bien, no habían espíritus malos, ni teléfonos espías.

- ¡Qué fascinante labor! ¿y luego?

- Fuimos los yatiris al hotel donde sería hospedado el presidente Obama de los Estados Unidos para “kenchacharla” un poquito y para que no se cumplieran sus planes imperialistas sobre América Latina.

- ¡Fantástica labor patriótica!, colega Wayruru, ¿y luego?

- Después, por instigaciones de Calimán, salimos a divertirnos y le pedimos a un taxista que nos llevara a “indias” para alegrarnos un poco. El taxista no comprendió nuestro pedido y el tonto de Calimán preguntó al taxista por qué, entonces, la hermosa ciudad llevaba el nombre de Cartagena de Indias.

- ¡Qué metida de pata tan grosera!

- Reconozco que fue así, pero la culpa la tiene Calimán. Sin embargo te ruego, por favor, que guardes este secreto porque se podría enfadar nuestro canciller Choquehuanca, quien es famoso entre todos los cancilleres de América Latina por conocer los secretos afrodisíacos de nuestra papalisa.

Los médicos no conspiran


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Jueves, 12 de Abril de 2012

El Viceministerio Nacional de Disparates es el único que funciona todos los días del año sin domingos ni feriados, y cumpliendo horarios de veinticuatro horas al día, y con esa confianza hoy me dirijo a su titular al saber que un insigne diputado masista de apellido Bonifaz se ha dirigido al Ministerio Público para que el Fiscal General de la República inicie acción judicial contra los dirigentes nacionales de los médicos por supuesta acción subversiva.

Al señor Viceministro Nacional de Disparates con Despacho Rodante y desenfrenado por todo el Territorio Nacional.-

Paulovich, natural y vecino de esta ciudad, con cédula de identidad empeñada hace años en el Bar Chuma por consumo de comidas y bebidas, aunque para efectos de Derecho hoy utilizo otra cédula que me fue otorgada por un amigo policía que trabajaba en Colcapirhua (Cochabamba).

Periodista desde hace 84 años, aunque en la actualidad utilizo el seudónimo de Paulino Huanca para ser tratado con mayor consideración en las oficinas públicas. Casado en la Arquidiócesis de Madrid hace 14.675 días con una dama española nacida en Zaragoza, quien encomendó a nuestra comadre, señora Macacha viuda de Racacha, que me protegiera espiritual y financieramente. Presentándome ante Su Autoridad con todo respeto, digo y expongo.

Con profunda angustia compartida por millones de ciudadanos bolivianos he sido testigo de la arbitraria disposición del actual Gobierno a través del Ministerio de Salud en contra de los médicos nacionales a quienes se trata de imponer un horario de ocho horas de trabajo en vez de las seis que les eran antes reconocidas, ya que esos sacrificados profesionales no gozan de feriados ni domingos y sus servicios son requeridos a cualquier hora del día o de la noche.

¿Por qué esta inquina estatal en contra de los médicos si un importante sociólogo nos llamó Pueblo Enfermo? Es por ello que los médicos deberían ser mejor tratados. A no ser, señor Viceministro, que exista un velado y siniestro plan de echar a la calle a los actuales médicos para reemplazarlos con los miles de becarios bolivianos que estudiaron en Cuba y retornaron médicos después de tres años de estudios.

Por último, señor Viceministro Nacional de Disparates, algunos médicos que atienden normalmente a algunos importantes jerarcas de la administración gubernamental me han reiterado que ellos continuarán prestando sus mejores servicios profesionales a los mencionados jerarcas y que sin asomo de mezquinas venganzas continuarán obligándoles a ingerir horribles brebajes medicinales y también inyectándoles frecuentes dosis de la dolorosa Pinchaculina.

Espero, señor Viceministro, que los dirigentes nacionales de los médicos agremiados no sean encarcelados por defender sus legítimos derechos constitucionales. Será justicia, etc., etc.

Pueblo y Gobierno separados


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Martes, 10 de Abril de 2012

La sencilla fe cristiana de la cholita cochabambina que me conduce por los caminos de la vida la llevó a formularme la siguiente pregunta: compadre, cuando yo muera, ¿mi alma será llevada al cielo...? Le respondí sin pestañear: claro que sí, comadrita, porque usted es una mujer honesta y ayuda a los desvalidos como yo... Ella, siguiendo a su natural curiosidad femenina volvió a interrogarme: y cuando usted se muera, ¿irá al cielo o al infierno? Respondiéndole jactanciosamente: yo también iré al cielo por haber sufrido y amado mucho y por no haber abjurado jamás de mi fe católica. Ella no me creyó mucho, aunque continuó con su obra caritativa de conducir a este cieguito en todos los actos principales que preparó la Iglesia Católica para la Semana Santa y que culminaron el pasado domingo cuando celebramos la Pascua de Resurrección.

En todos los actos litúrgicos a los que asistí llevado de la manito por mi comadre le pregunté si ella había visto a Evo, o al vicepresidente Alvarito García Linera, o al ministro de la Presidencia, señor Juan Ramón Quintana, o al Gobernador de La Paz, señor César Cocarico, respondiendo con seguridad mi pariente espiritual: “No están esos caballeritos y seguramente no vinieron a este acto piadoso porque ellos están resolviendo los graves problemas del Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico”.

Al saber de la ausencia de éstos y otros personajes gubernamentales, ella me propuso rezar por ellos al Dios del Amor y del Perdón, pero me hice el k’asa sabiendo que ellos son marxistas leninistas, lo cual equivale a decir ateos, y así se lo dije a mi comadre, quien todavía confunde a los marchistas con los marxistas.

Cuando le expliqué a mi pariente espiritual que el socialismo es materialista y ateo, como lo fueron Rusia y sus satélites, incluida Cuba, Macacha se agarró la cabeza y me invitó a rezar un Vía Crucis en mi parroquia de la Exaltación, en Obrajes, pidiendo por la conversión de Evo y sus principales colaboradores y arrodillados recorrimos las 14 Estaciones que recuerdan la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Al concluir esa piadosa devoción, ella no sintió el esfuerzo como mis cansados huesos de la rodilla, explicándome que ella tenía dos buenos “morokos” y yo contaba solamente con dos débiles y cansadas rótulas.

Después de la sacrificada devoción, ella me preguntó si nuestras oraciones podrían conseguir la conversión de nuestros gobernantes, manifestándole con sinceridad: no creo que ellos se convertirán a Dios en un tiempo muy breve, pero posiblemente levantarán su mirada a Dios cuando concluyan con el derroche de las Reservas del Banco Central de Bolivia, tarea en la que se encuentran empeñados.

Entonces ellos (los actuales gobernantes) volverán los ojos a Dios.

Lo único que dijo mi comadre Macacha fue: “que así sea per sécula seculorum, amén”.

Evo solucionará todo


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Domingo, 8 de Abril de 2012

Hondamente preocupado por la situación del país le pedí a Jesucristo Resucitado que iluminara a nuestros gobernantes para que encontraran la solución de nuestros múltiples y graves problemas y tal sería mi aflicción que me pareció escuchar la voz de un ángel que me decía: “No sufras tanto, Paulino Huanca, porque Evo solucionará todos los problemas bolivianos…”.

Llamé a gritos a mi comadre cochabambina para contarle de esa intervención angelical en nuestros problemas de política interna y ésta se presentó sonriente cual si viviera en el mejor de los mundos.

Le conté maravillado el mensaje de mi Ángel de la Guarda y me contestó: “yo creía que su Ángel de la Guarda ya había muerto, pero me alegra que así no fuera y creo que él tiene toda la razón: Evo solucionará todos nuestros problemas y si no lo hizo hasta ahora es por falta de tiempo porque recién anda gobernando algunos años”.

Me sorprendió la confianza ilimitada de mi comadre Macacha en el presidente Evo, siendo ella tan desconfiada conmigo, a quien nunca quiso revelar la cuantía de su fortuna y el sitio donde guarda sus chequeras, pero ella insistió en su punto de vista sobre el mandatario y me dijo: “yo le aseguro, compadre, que Evo solucionará todos los problemas actuales y usted sabe muy bien que yo nunca lo he engañado”.

Le conté que la Central Obrera Boliviana y muchos sectores laborales han rechazado el ofrecimiento gubernamental y también rechazaron intervenir en mesas de trabajo con sus ministros chapuceros, manifestando que sólo negociarán los aumentos salariales con el presidente Evo…

Me interrumpió mi comadre para decirme: “ya ve usted, compadre, que yo tengo la razón al decirle que Evo solucionará ese problema y todos los otros conflictos que ahora le angustian a usted”. Bajé la cabeza y di la razón a la cochabambina, quien una vez más demostró la superioridad de la inteligencia cochabambina sobre las demás.

Gozando de su triunfo, mi pariente espiritual me explicó que todos los problemas del país los resuelve él y si alguno no puede arreglarlo, lo carga en la cuenta de los otarios que fracasaron, como es el caso de la marcha de los indígenas benianos del TIPNIS, que le costó la pega al ministro de Gobierno Sacha Llorenti y a algunos jefes policiales.

Tuve que admitir que mi comadre era mejor periodista que yo y envalentonándose me hizo abrir mis chaskañawis cuando me manifestó con aire triunfal: “Sabe usted, compadre, que Evo ya está en campaña política para su nueva reelección y es por ello que Evo solito solucionará todos los problemas pasados, presentes y futuros, aunque lo haga de forma marrullera y en todos los casos aparecerá triunfalmente y entregará personalmente toda obra que sea concluida, así fuera pequeña, mediana o grande, como el otro día estuvo invitado a la entrega e inauguración de un surtidor de gasolina”.

Es que Machaca es tan sabia que tuve que decirle: -Comadre, temo por su vida, no vaya a ser que quieran matarla porque usted sabe mucho, como Casandra…”.

La Semana Santa


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Jueves, 5 de Abril de 2012

Como todos los años al llegar la Semana Santa hice el buen propósito de ser menos pecador, y cuando mi benefactora cochabambina me propuso celebrar la Pascua con nuestros amigos yatiris en el naiclú “Malena” de la ciudad de El Alto me negué rotundamente y le dije con firmeza: -No, comadre, estos días son de recogimiento para poder meditar sobre los grandes Misterios de la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Ella insistió argumentando que una “bailadita” no siempre es pecaminosa y mucho menos si la realizo con una chola virtuosa, reiterándole mi negativa con estas palabras: “Le he dicho a Dios que asistiremos a los oficios religiosos que organiza la Iglesia Católica, así que en esta semana nada de chicha y nada de cholas”.

Mientras Macacha murmuraba entre dientes su protesta en la que insinuaba que soy un viejo aburrido y que cualquier día me cambiaría por un masista divertido, alegre, y derrochador, me llegó una invitación, rogándole a mi comadre que me la leyera.

“La Directiva de la Beatífica Congregación de Monaguillos, Sacristanes, Tragahostias y Apagavelas, saluda a su ex- colega Paulovich (hoy llamado Paulino Huanca) y lo invita a la sesión eucarística que se realizará el Jueves Santo en la sacristía de la Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de La Paz a las 10 de la mañana. Habrá un brindis con buen vino escogido por nuestro cuerpo técnico de Catadores Profesionales. Los sacristanes casados podrán asistir en compañía de sus esposas, y como sabemos que la suya se encuentra en España, podrá ser acompañado por su comadre, la señora Macacha, pariente espiritual. Atentamente: La Directiva”.

La cholita cochabambina se puso feliz al ser reconocida canónicamente como mi compañera oficial, quiso saber si podía ir vestida de cholita, respondiéndole en forma afirmativa porque los monaguillos iríamos todos con nuestros trajes ceremoniales de sacristanes, o sea pollerines largos.

Mi comadre, chocha de la vida, lavó mi motocicleta Harley Davidson, la embanderó con los colores de la enseña vaticana y nos dirigimos a la asamblea pascual de los monaguillos.

La reunión celebrada en la Sacristía Catedralicia estuvo presidida por las fotografías del cardenal Terrazas, y de los miembros del Episcopado Boliviano, después de escanciar algunas copas de vinos de sacristía que nos invitaron proclamamos a Cristo como Rey Supremo de todas las naciones, incluido el Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico, pues Cristo no necesita candidatear para gobernar nuestras almas. Los monaguillos entusiasmados en vez de entonar coplas machistas y groseras entonamos con entusiasmo la marcha católica de: “¡Adelante, Apóstoles de Cristo, adelante siempre sin temblar, adelante, con valentía, hasta morir o hasta triunfar… etc., etc.!”.

Un monaguillo leyó el mensaje pascual del cardenal Terrazas y Macacha en el colmo de su entusiasmo cristiano gritó: “¡Viva el cardenal Terrazas, nuestro máximo jefe, y si no te gusta: te rascas!”.

Miles de metemanos


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Martes, 3 de Abril de 2012

Mi virtuosa y recatada comadre cochabambina criticó severamente al alcalde de Santa Cruz, señor Percy Fernández, por haberle tocado el trasero a una concejal del Municipio cruceño, comunicándome el hecho en tono indignado. Al conocer su versión, cometí el error de sonreírme, lo cual la enfureció más aún y en el colmo de su ira me preguntó si yo había tocado el trasero de alguna señora, respondiéndole con naturalidad que muchas veces, no con afán deliberado sino por mi ceguera que me obliga a caminar tanteando el espacio en que me muevo.

Macacha se apiadó de mi mal y me perdonó, aunque me dijo sentenciosamente “le pido, compadre, que nunca se haga el ciego conmigo porque le hago volar la cabeza de un sopapo”, amenaza que me obligó a manifestarle que no lo haría jamás.

Aproveché la oportunidad para decirle a mi benefactora que me conduce por el mundo que el metemano y pícaro alcalde cruceño hizo menos que los muchísimos metemanos que actúan en el partido gubernamental no buscando precisamente las nalgas de las señoras y cholitas bolivianas sino que van en pos de dineros estatales y meten mano con mayor sinvergüenzura, asunto que interesó mucho a mi comadre, quien me preguntó quiénes eran estos metemanos tan peligrosos y tan impúdicos.

Sin temor alguno mencioné ante mi comadre el nombre del Ministro de Economía, señor Luis Arce Catacora, quien ha manifestado su propósito de meterle mano nada más ni nada menos que al Banco Central de Bolivia, institución autárquica que guarda las reservas internacionales de Bolivia y antes de legalizar de alguna manera su propósito, declaró públicamente que le meterá las manos a las bóvedas mismas de dicha institución y lo hizo delante del Presidente del Banco Central, quien no dijo ni una sola palabra al respecto, lo cual me obliga a comparar esa situación como si un maniático sexual le diga a un empleado subalterno que le meterá mano a su mujer y el marido permanezca callado ante el anuncio.

La honesta cholita de Quillacollo quedó escandalizada ante esta clase de metemanos mucho más condenables que el Alcalde de Santa Cruz, a quien se le condena por el solo hecho de haberle metido mano a un tafanario que estaba a su alcance.

Y tratando de estar mejor informada, me preguntó por otros metemanos peligrosos. Quise darle algunos otros nombres, pero preferí decirle que son muchos, como por ejemplo todos aquellos ministros y diferentes autoridades que adquieren bienes sin convocar a propuestas, como es el caso del avión presidencial, o la entrega total del proyecto para el Ingenio Azucarero de San Buenaventura, o la entrega de fondos para planes de viviendas populares que no se construyeron y cuyos fondos fueron entregados al ex Ministro de Vivienda, el señor Delgadillo, quien ya no está en Bolivia.

Proporcioné otros datos más a mi honrada comadre, quien me dijo al final de nuestra charla: “realmente, compadrituy, hay miles de metemanos en nuestro país y si alguna vez usted le metió mano a una señora, no fue por pícaro sino por cieguito...”.

Evo for ever


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Sabado, 1 de Abril de 2012

Cuando se realizó en Cochabamba un congreso político del Movimiento Al Socialismo, mi audaz colaboradora cochabambina me propuso un plan para introducirnos subrepticiamente en ese evento, lo que yo rechacé con mi habitual timidez, diciéndole: - No fui invitado a esa reunión privada y yo, de esa parte, soy muy delicado...

La cholita visiblemente contrariada me miró de arriba hacia abajo, “no sabía que usted fuera delicado de esa parte, o de otra cualquiera, lo que pasa es que usted tiene miedo, y yo soy una valerosa cochabambina, descendiente de las Heroínas de la Coronilla”. Y se dirigió al congreso del Movimiento Al Socialismo, al cual se introdujo como “coladora”, alegando ser la esposa de uno de los comandantes de las Fuerzas Armadas de Bolivia que aceptaron con mucho gusto y placer participar de esa reunión política del partido gobernante.

A los dos días, mi comadre Macacha abandonó las deliberaciones de esa importante reunión política para contarme emocionada que había estrechado las manos del presidente Evo y de los dirigentes más importantes del Movimiento Al Socialismo y de las Fuerzas Armadas de Bolivia y que todos se confundieron en un abrazo para celebrar alborozados la ratificación de Evo Morales como Jefe del Movimiento Al Socialismo y virtual candidato a la Presidencia de la República en las elecciones del 2014.

Como vi que mi pariente espiritual había retornado fatigada de su hazaña periodística, le pregunté si no deseaba pasar al cuarto de baño para lavarse las manos, respondiéndome la emocionada cholita: “no pienso lavarme las manos durante una semana después de haber estrechado las “hands” de Evo Morales y de hombres tan ilustres del MAS y de la Jerarquía militar”.

Luego, mirando sus manos como si éstas fueran dos blancas palomas, me dijo entornando sus ojos chaskañawis: “Evo será presidente por un segundo periodo...”. Mi memoria constitucionalista trató de corregir su apreciación y le manifesté que si Evo gana sería presidente por tercera vez, aclarándome la cholita: “es que la primera vez no vale y no debe ser contada porque entonces éramos la República de Bolivia y ahora formamos parte del Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico. Además, compadre, su opinión no me importa porque el presidente del Tribunal Constitucional es íntimo amigo del Evo...”.

Mi comadre se hallaba entusiasmada y en el colmo de su enamoramiento masista (que yo sé que se le pasará) me dijo gritándome en la oreja: “Evo for ever”, que según propia traducción quiere decir: “ Evo por siempre”.

Como me pareció que ella había sido embrujada llamé a mi amigo el yatiri Wayruru para que me ayudase en el desembrujo, aconsejándome que yo tratara a mi comadre con delicadeza y que la llevara a pasear, especialmente por los mercados de La Paz, Cochabamba y El Alto, donde conversando con el pueblo se daría cuenta del desencanto popular respecto a Evo, al Movimiento Al Socialismo, y a los comandantes de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

Espero que mi comadre recobre la razón y vuelva a lavarse las manos para estrecharlas con las mías.

Recuerdos de Ñancahuazú


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Jueves, 29 de Marzo de 2012

Hace unos días, me encontraba destripando mi colchón con la esperanza de hallar entre sus pliegues algunos dólares que me permitieran sonreír ante la crisis, cuando mi comadre cochabambina interrumpió mi labor con sus gritos de “compadre, ¡venga a ver en la televisión a su admirada Casimira Lema que está entrevistando a unos ex - combatientes como usted!”.

Me dirigí al living sin tener tiempo de aclararle a mi comadre que yo no era ningún ex - combatiente y vi en pantalla chica a la bella periodista conversando con tres hombres que habían luchado en 1967 contra los guerrilleros comandados por el argentino-cubano Ernesto Che Guevara.

Escuché el relato de los tres hombres ahora sesentones y me conmoví al saber que en ese entonces tenían 17 años y se encontraban cumpliendo la Ley del Servicio Militar Obligatorio, habiendo llegado a esa región acatando órdenes superiores y sin tener noticia alguna sobre la presencia de guerrilleros extranjeros y bolivianos.

Pregunté a mi comadre, acercándome a su oreja, qué hacía ella en 1967, respondiéndome que aún no había nacido, buena ocasión para que ella me echara en cara que en 1967 yo tenía cuarenta pirulos.

Héroes sin saberlo, relataron emotivamente que fueron sorprendidos por los guerrilleros cubano-argentino-bolivianos en la emboscada de Ñancahuazú, donde seis de sus compañeros, soldaditos bolivianos, cayeron muertos y sus restos fueron consumidos por aves de rapiña y animales de la selva.

El relato de aquellos héroes bolivianos que murieron a manos de los guevaristas es ahora víctima del olvido, mientras sus victimadores son objeto de loas y homenaje.

Cuando concluyó la emisión del programa televisivo, conduje a mi comadre Macacha a mi escritorio para enseñarle una réplica de una bolsa de viaje que siempre portaba el Che Guevara durante su campaña guerrillera, donde guardaba su diario de campaña, cuya réplica también poseo, más el texto de un estudio sobre el argentino-cubano suscrita por nuestro presidente Evo. Todo ello fue un obsequio de un inteligente funcionario gubernamental (uno de los pocos) al que hoy recién puedo agradecer.

Mi comadre cochabambina con la inteligencia que la caracteriza me dijo: “Yo nunca conocí a ese famoso Che Guevara, aunque tuve la suerte de haber sido amiga del Choy Guevara, un cochala inteligente y ahora mismo le rogaré a la señorita Casimira Lema me regale una copia del programa televisivo donde entrevista a esos tres héroes bolivianos que permanecen en el olvido luego de haber luchado en Ñancahuazú, para así recordar a esos bravos soldaditos bolivianos a los que deberíamos honrar, como el presidente Evo honra al Che Guevara, invasor del territorio boliviano, colocando una enorme fotografía en el despacho presidencial, y no sólo eso, sino que también repite y hace repetir a nuestros actuales soldaditos su viejo lema que dice: “¡Patria o muerte, venceremos!”. Por eso digo: ¡Viva mi comadre Macacha!

Marchistas y marxistas


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Martes, 27 de Marzo de 2012

Como nos encontramos cerca del fin de mes, yo la miraba con embeleso a mi comadre cochabambina con el astuto fin de hacerle comprender que me hallaba escaso de dinero y que precisaba un préstamo para sobrevivir elegantemente hasta el día de la llegada de mi remesa española, pero ella permanecía indiferente ante mis continuos suspiros y mis lánguidas miradas.

Hasta que por fin me dijo: “Me parece que una angustia existencial corroe su espíritu, compadre, ¿no será que quiere casarse conmigo...?”.

Le respondí que estoy casado hace cincuenta y seis años y que no pienso divorciarme porque soy católico y porque no me gustaría perder mi antigüedad, y que -además- me hallaba sorprendido por su lenguaje existencialista.

Macacha me confesó que hace algún tiempo, uno de nuestros amigos yatiris la estaba medicinando con unos supositorios de marxismo-leninismo que habían llegado de Cuba, país que -como se sabe- anda muy avanzado en materia científica.

La noticia me calentó y en tono irritado le dije: –Sepa usted, comadre Macacha, que no necesito ningún dinero de usted y que mi ideología no la cambiaré por otra habiendo ya pasado de mis ochenta años.

Ante mi indignación la buena cholita cochabambina me contó que el yatiri Wayruru le había revelado que esos supositorios de marxismo habían tenido gran éxito en el país, comenzando por el mismo presidente Evo que el otro día había declarado ser marxista-leninista.

Le confesé que no conocía tal declaración, y pensando en que la cholita cochabambina pudo haber escuchado mal, me atreví a decirle: -a lo mejor no escuchó usted bien y el yatiri Wayruru le dijo que el presidente Evo era marchista-leninista... -insistiendo mi comadre en que escuchó correctamente y que nuestro mandatario no sólo había dicho que era marxista-leninista, y no marchista-leninista.

Me admiró saber que en tan poco tiempo y en medio de tantos problemas que no se puede resolver, el presidente Evo hubiera estudiado y asimilado tal filosofía política, respondiendo mi pariente espiritual: “He sabido, compadre, que los supositorios de marxismo-leninismo fueron traídos de Cuba por el vicepresidente García Linera, que es el único que había estudiado esa filosofía política y que el resto de Ministros, Senadores, Diputados ha tenido que recibir varias dosis del mencionado supositorio.

Muy confidencialmente, me contó la cochabambina que su finado esposo que era rico y dueño de varios autobuses o flotas, también se había inscrito en el Partido Comunista y que un día le confesó: “Cuando llegue mi Partido al Poder les quitaremos sus casas a los muy ricos y nos tocará una a nosotros y que con la que ahora tenemos, tendremos dos...”.

Para finalizar nuestro diálogo, le pregunté qué más había dicho el presidente Evo, respondiendo mi interlocutora: “También dijo que es anti imperialista”. Comentándole en la oreja: Por eso quiere reconstituir el Antiguo Imperio de los Incas, lo cual me tiene perplejo, por decir lo menos.

¿El trago tiene la culpa?


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Domingo, 25 de Marzo de 2012

La emoción patriótica de mi comadre cochabambina quiso trasladarme al vecino puerto de Arica para celebrar allí el Día del Mar, pero los bloqueos, paros y manifestaciones nos impidieron llegar al Mar Pacífico en pos de una utópica playa bautizada por nuestra fantasía como la Playa Choquehuanca, quedando así frustrado nuestro sueño de darnos un pediluvio en aguas saladas.

En venganza contra el destino, ella me condujo a la ciudad del Rocha River, también conocida como el Downtown boliviano.

Nos dirigimos resueltamente al Bar Comercio que no lo visitamos hace tres meses.

Fuimos recibimos afectuosamente por los pensadores, filósofos e intelectuales que se habían reunido ayer para debatir sobre un tema actual que nos pareció fascinante: “¿El trago tiene la culpa...?”, coincidente en el tiempo con la honda preocupación de senadores y diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) que se estrujan el cerebro para dotar al país de una ley contra los excesos del alcohol en las ciudades y pueblos bolivianos.

Llegamos en el momento en el que el pensador greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga decía: “Parece que el oficialismo al no poder solucionar los graves problemas de Inseguridad Ciudadana; ataques a la minería privada por turbas organizadas en Huanuni; aprestos en el TIPNIS para marchar nuevamente hacia La Paz, y opiniones adversas a la construcción de un nuevo Palacio de Gobierno con helipuerto en La Paz y disputas limítrofes entre Departamentos y Municipios, cree que una Ley para disminuir el consumo de bebidas alcohólicas solucionará automáticamente esos y otros conflictos...”.

La selecta concurrencia reunida en el Bar Comercio estalló en aplausos al insigne orador greco-cochabambino y se escucharon gritos de protesta contra el Gobierno actual, sintetizados en este:

“¡El trago no es culpable de la situación actual, sino la ineficacia de los gobernantes!”.

Un morenito parecido al negro Guardia invitó cerveza para todos los sedientos que aplaudíamos y dijo: “A este pueblo que soporta estoicamente la miseria actual y ve con pasmo los monumentales proyectos faraónicos de sus actuales gobernantes, quieren ahora exigirle que consuma menos chicha, menos cervecita, que nos ayudan a sobrellevar nuestra pobreza y nuestras decepciones...”.

Un tarateño inteligente defendió el consumo moderado de las bebidas alcohólicas y señaló un viejo aforismo que dice: “Desconfía del hombre que no bebe”, añadiendo que el senador Surco, notable político masista, atribuye su elocuencia parlamentaria al consumo de bebidas alcohólicas.

Otros oradores vallunos defendieron el consumo normal de la cerveza, asegurando que grandes pueblos como Alemania, Inglaterra y Francia son pueblos felices.

Al salir del feliz evento, mi comadre Macacha me dijo: “Me parece una tontería que ahora el Gobierno quiera solucionar sus graves problemas tratando de imponer una especie de “ley seca”, invitándome a Quillacollo para servirnos unos chicharrones con unos sorbitos de chicha o de cerveza.

Si tuviéramos mar


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Viernes, 23 de Marzo de 2012

Mi pariente espiritual y Gerente Financiera en ciertas ocasiones, pues está comprobado que no hay un periodista rico que no tenga a su lado una mujer inteligente, hoy vino a recordarme que es el Día del Mar.

Acepté con entusiasmo su invitación a participar de algunos actos oficiales que se realizan tradicionalmente, aunque me resistí a vestir de marinerito como lo hacía cuando yo era niño y a cortarle el servicio de agua a la residencia del Cónsul General de Chile, como lo hacía cuando era un hualaycho.

Me gustó más la propuesta de mi comadre Macacha de imaginar que ya habíamos reconquistado el mar y que hoy y mañana trataríamos de llegar a nuestra playa para remojar nuestros calcañares en agua salada, luego de izar nuestra tricolor en la torre de un castillito de arena.

Mi transportadora Oficial lavó mi motocicleta Harley Davidson y me dijo que me trasladaría a Puerto Choquehuanca, que así había sido bautizado nuestro puerto soberano, aunque hasta la fecha no habíamos podido construir un puerto de verdad ni nos hacía falta porque tampoco teníamos barcos aún, porque el dinero boliviano había sido dispuesto para construir un nuevo Palacio de Gobierno para Evo, un mamotreto de muchos pisos con helipuerto en la azotea.

La cholita cochabambina me dijo con solemnidad: “Respetado Compadre y Venerable periodista: la Moto está lista y será usted conducido a las playas del Pacífico recientemente conquistadas por Bolivia y que se encuentran junto al Puerto Choquehuanca”.

Recorrimos unas cuantas calles en mi poderosa máquina embanderada con la tricolor y fuimos detenidos por una multitud que en vez de gritar: “Viva la Fuerza Naval Boliviana” y glorificar al héroe Eduardo Abaroa, gritaba irreverentemente: “¡Viva el Ingenio Azucarero Bermejo!”, multitud ciudadana que detuvo nuestra entusiasta marcha hacia el mar.

La heroica conductora Macacha sorteó hábilmente a los bloqueadores bermejeños y me acercó unas cuadras más hacia el mar, cuando chocamos con otros manifestantes que bloqueaban las calles paceñas al grito de: “¡Queremos mil ítems para profesores de las escuelas de El Alto!”. Como la causa era justa, saludamos a los bloqueadores con la esperanza de llegar algún día al puerto y a las playas bolivianas.

Cuando quisimos llegar a la urbe alteña, el asunto se puso más grave porque los bloqueadores y los manifestantes se multiplicaron, pues unos quemaban vivo a un raterillo vestido de cholita y otros protestaban contra los buses que habían elevado sus tarifas en los pasajes.

Aquellos bloqueos no pudieron ser vencidos por la heroica conductora de mi motocicleta, la señora Macacha, quien en vano trató de explicar a los alborotados manifestantes que nosotros nos dirigíamos hacia el mar recientemente recuperado gracias a las gestiones del canciller Choquehuanca y su Jefe el señor Evo Morales.

Volvimos resignados y al depositarme en mi morada, la cholita Cochabambina me dijo invitándome a la reflexión:

Nunca podremos llegar al mar porque los caminos están obstruidos por millones de bloqueadores”.

La inocencia del Presidente


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Jueves, 22 de Marzo de 2012

En días pasados, mi comadre Macacha me contó -enternecida- que somos el único país en el mundo gobernado por un hombre inocente y casi un santo, mientras que Alemania sufría bajo la mano implacable de la señora Angela Merckel, Francia padecía por los vaivenes sentimentales del presidente Sarkozy y Estados Unidos se debatía ante la política liberal del presidente Obama que no pudo cumplir muchos de sus postulados primeros.

Ante la cara de coj... que puse al escuchar decir a mi comadre que nuestro Presidente es un caso singular de inocencia y santidad, la chola cochabambina me dijo:

no ponga esa cara de coxuater que no le sienta bien, compadrituy, pero yo he escuchado, con estas orejas que Dios me ha dado, decir que no ha buscado llegar a la Presidencia para robar ni matar y que si ha cometido errores y desaciertos es por culpa de sus asesores, consejeros y abogados...”.


Sonreí ante el candor de mi comadre y le repliqué diciendo que soy uno de los periodistas más viejos y que en mi larga vida he conocido a todos los presidentes de Bolivia desde Paz Estenssoro al actual Evo Morales y en la larga lista no hay uno que pueda ser calificado de inocente y de santo.

La cholita Macacha se puso terca y no dio brazo a torcer y poniéndose de pie y batiendo palmas ante mi rostro exclamó entusiastamente:
Va usted a saber, compadre, que Evo es inocente, el único inocente de los gobernantes del mundo y que si firma leyes y decretos, lo hace sin leer, confiando en sus colaboradores, asesores, ministros y dirigentes del MAS...”.


Como tampoco yo me iba a dejar ganar una discusión por una cholita sin estudios, por muy cochabambina que fuera, dije a mi ingenua comadre:
yo soy un viejo lobo de mar y también un lobo de bar y me he enterado de que en nuestro país no se mueve ni una hoja sin conocimiento ni autorización del presidente Evo Morales y que en virtud de tal hecho, mal puede usted argumentar -queridísima comadre- que nuestro mandatario sea un inocente y cuasi un santo. Todos son responsables de lo malo y de lo bueno que realiza un gobierno”.


Como las mujeres son como Jalisco que nunca pierde y si pierde arrebata -como dice la canción mexicana-, Macacha tomó la palabra nuevamente y dijo:
¿Así que en este nuestro país no se mueve ni una hoja sin el conocimiento y consentimiento de nuestro presidente Evo, se refiere usted también a las hojas de la coca?”.


Sin inmutarme le dije:
También me referí a las hojas de coca, pues estoy seguro de que el señor Evo sabe dónde y para qué se mueven las hojas de coca, pues es el máximo dirigente de las Siete Federaciones del Trópico Cochabambino”.


Mi comadre calló y luego de unos instantes dijo:
qué me importa si el Presidente es o no es santo o pecador, inocente o culpable y le invito a usted, compadre, a bailar en el “Malena”, donde no importa que usted sea inocente o culpable, ni santo o pecador, aunque mejor sería que usted fuera pecador y yo la culpable...”.

Magistrado y yatiri


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Domingo, 18 de Marzo de 2012

El nombre del magistrado Gualberto Cusi, Miembro del Tribunal Constitucional, ha dado la vuelta al mundo en pocas horas al desvelar que sus decisiones o pronunciamientos sobre casos constitucionales son dictados luego de masticar hojas de coca para luego proceder a consultar a éstas su veredicto definitivo, haciéndolas caer desde una pequeña altura.

Mi tía cochabambina Clotilde von Karajan Quiroga, residente en Berlín (Alemania), me cuenta algo respecto al revuelo que produjo esta noticia acerca de la sabiduría jurídica y constitucional de estas hojas de la “hoja sagrada” que el presidente Evo masticó recientemente en Viena sin producir efecto alguno.

- Sobrino von Paulus, hablas con tu tía Clotilde que te llama desde Berlín.

- Tía querida, ya no me llames von Paulus sino Paulino Huanca que es mi nuevo apelativo desde que el presidente Evo decidió retroceder nuestra historia quinientos años para que los bolivianos vivamos felices, como en las épocas del Incario.

- Está bien, sobrino. Te llamo para contarte el despelote que se ha armado en Alemania y en Europa en general al conocerse las declaraciones del magistrado boliviano Cusi, Miembro del Supremo Tribunal Constitucional...

- ¿Que les ha sorprendido a los alemanes y a los europeos?

- ¡Saber que la coca contiene sustancias que transmiten sabiduría jurídica y sabiduría constitucional!; centenares de alemanes me han llamado telefónicamente para preguntarme si la famosa hoja boliviana tendrá la misma virtud para transmitirnos a los europeos sabiduría en materia económica y financiera para salvar a la Unión Europa que tiene muchos problemas.

- Que se dirijan al señor Gualberto Cusi, Miembro del Tribunal Supremo Constitucional.- Sucre (Chuquisaca.- Bolivia).

- Está bien, sobrino Paulino Huanca. Ahora dime confidencialmente, como mi sobrino más querido, ¿tú crees en la sabiduría y en la probidad que transmite la hoja de la coca, también llamada “hoja sagrada” por nuestra Constitución...?

- Sinceramente tía von Karajan Quiroga, no creo un c... en que la coca transmita esas virtudes y conocimiento.

- ¿O sea, sobrino, que no harás nada para ayudar a tus amigos de la Unión Europea, a la señora Angela Merkel, para acercarlos al señor Gualberto Cusi...?

- No haré absolutamente nada porque sigo creyendo en que la coca no sirve para otra cosa que para la fabricación de la cocaína.

- Esta bien, querido sobrino, no te calientes conmigo.

- No me caliento contigo, querida tía Clotilde, me caliento por los charlatanes que eligió el Congreso Masista para designarlos jueces, fiscales y magistrados.

- Aufidesen.

- Aufidesen

Yatiris en Viena


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© EL DIARIO / La Paz, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



Jueves, 15 de Marzo de 2012

Sin ánimo de ofender a mi comadre Macacha, le pregunté si ella había acullicado alguna vez en su vida, pero ella se indignó y mirándome de pies a cabeza me dijo: “nunca he masticado esa hoja ni tampoco lo hizo mi esposo ni millones de bolivianos, y el hecho de que yo vista polleras no le da derecho a ofenderme de esa manera”.

Farfullando una disculpa le expliqué que el culpable de esa ofensa era el presidente Evo, quien viajó a Viena para tratar de convencer a los expertos en estupefacientes que la mayoría de los bolivianos acullicamos coca habitualmente y que lo hacemos desde las épocas del Incario, per sécula seculorum, amén.

Al escuchar mi latinajo, la cholita cochabambina se indignó más todavía y me dijo que per sécula seculorum sólo se utilizan los supositorios.

Providencialmente nuestra casi riña fue cortada al sonar mi teléfono por una llamada desde Viena, capital de Austria y una de las ciudades más hermosas de Europa.

- ¿Paulovich, alias Paulino Huanca…? Hablas con tu amigo el yatiri Wayruru desde la ciudad de los Strauss.

- Querido yatiri Wayruru, ¿qué haces en Viena y cómo llegaste allí?

- He venido formando parte de la comitiva del presidente Evo, quien ha traído con él a sus mejores amigos cocaleros del Chapare y algunos de sus “intimates”.

- Supe que el presidente Evo y su comitiva se proponen demostrar que masticar hojas de coca es tan inocente como masticar chiclets Adams con sabor a menta y a frutas…

- Así es, amigo Paulovich y para ello acullicaremos coca dentro y fuera de la sede de las Naciones Unidas.

- ¿Y dónde echarán sus bolos de la coca masticada…?

- Estos desperdicios los echaremos al pie del monumento a Johann Strauss, ese en el que aparece tocando su violín.

- Me parece un gesto muy delicado de parte de la delegación boliviana. ¿Y qué otras actividades realizarás en Viena…?

- Anoche, junto a mis colegas yatiris Calimán y Titirico que vinieron conmigo ofrecimos un homenaje a la Pachamama austriaca, que aquí se había llamado Muterland, ofreciéndole unas koas ante el edificio donde funciona Naciones Unidas, quemando incienso, coca y otras hierbas andinas para que los expertos en estupefacientes borren a la coca de su lista prohibida.

- ¿Qué piensas hacer esta noche en compañía de tus colegas yatiris…?

- En nombre de nuestro Canciller que también es yatiri y no quiso venir a Viena para no pasar vergüenzas, depositaremos un ramillete de flores en la tumba de la Emperatriz Sissi, en nombre del Archiduque de Quillacollo.

- Gracias, yatiri Wayruru y ojalá no pases muchas vergüenzas como yo en el pasado día del Acullico que se celebró en calles y plazas paceñas.

La OEA necesita Viagra


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© EL DIARIO / La Paz, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



13 de Marzo de 2012

SMi vieja ocupación de curandero fue respaldada oficialmente por el canciller de la República, señor David Choquehuanca, cuando éste hace unos días en una sesión de la Organización de Estados Americanos aconsejó a Embajadores y Delegados el consumo de la papalisa como vigorizante sexual de mayor eficacia que el Viagra. Cuando mi comadre Macacha leyó para este pobre cieguito esta pintoresca noticia aparecida en muchos periódicos del mundo me preguntó con su natural inocencia ¿qué es el Viagra?, le respondí que yo no lo sabía, aunque muchos amigos míos me hablaron del famoso fármaco, pero lo mejor que ella podía hacer era invitarme papalisa todos los días en el desayuno, almuerzo y cena.

Felizmente, esa noche ella me convidó al naiclú “Malena” de la ciudad de El Alto, donde se verificaría una actuación cultural en honor al ministro de Relaciones Exteriores David Choquehuanca, organizada por la Confederación de Yatiris (brujos andinos), quien había sido torturado, golpeado y secuestrado por los marchistas del TIPNIS hace algunos meses, durante la famosa marcha que éstos protagonizaron hasta llegar a La Paz.

Mis amigos yatiris nos recibieron cariñosamente en las puertas del “Malena”, donde nos dieron la noticia de que el ministro Choquehuanca no asistiría por tener que cumplir obligaciones de Estado.

Lamentamos su ausencia y al grito de “¡Meta Cumbia!” comenzamos a menear nuestros cuerpecitos, cual si fuéramos mulatos libidinosos.

A medianoche, el yatiri Wayruru tomó el micrófono para anunciar a todos los asistentes que por gentileza del canciller Choquehuanca el naiclú “Malena” invitaría un plato de Sopa de Papalisas, anuncio que fue recibido en medio de gritos de delirio.

Mi comadre cochabambina se puso seria y frunciendo el ceño me dijo en la oreja “ni usted ni yo, compadre, probaremos de ese caldo porque sospecho que es afroasiático”. Dije a mi comadre que no entendía lo que me dijo; ella repensó sus palabras y rectificó: “perdón, compadre, no quise decir afroasiático sino afrodisíaco”.

Yo hubiera ingerido la sopa de papalisas para ver qué efectos me produciría la papalisa e insistí a mi comadre que aceptáramos la invitación de Choquehuanca, pero la recta cholita cochabambina reiteró su negativa a beber tal brebaje que vigoriza el sexo.

No sucedió nada entre los invitados y a las seis de la madrugada nos invitaron un ají de papalisas en vez de fricasé. Y todos los que consumieron este ají de lisas declararon que nada les había sucedido.

Entonces me día cuenta de la sabiduría del Canciller aymara, quien con el cuento de las papalisas quiso decir a los Embajadores que integran la OEA que este organismo no sirve para nada y que sus miembros necesitan Viagra para funcionar.

Llanto por el Barbaschocas


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© EL DIARIO / La Paz, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



11 de Marzo de 2012

Se llamaba Luis Amado Pacheco, un apellido respetable aunque todos lo son, como es el caso de mi comadre, quien lleva con orgullo el apellido de Racacha que le legó un aristócrata del volante, creador de una flota de buses que recorrieron los caminos de Cochabamba y La Paz.

Fue precisamente la viuda del señor Racacha a quien la Providencia escogió para ser mi comadre y quien guía actualmente mis últimos días de periodista con su sabiduría popular y su colaboración financiera, quien llegó a mi casa y me comunicó llorando la noticia de la muerte de Luis Amado Pacheco, contestándole que yo no conocía a ningún ciudadano de tal nombre, por lo cual –hecha un mar de lágrimas- me aclaró las cosas diciendo: “se ha muerto el Barbaschocas”.

Recién caí en cuenta de quién era el personaje por el cual lloraba copiosamente mi comadre Macacha, mientras sus lágrimas humedecían mi pecho y mis hombros.

Cuando el caudal de sus lágrimas rebajó pudimos conversar acerca del Barbaschocas, confesando a mi comadre Macacha que nunca tuve la oportunidad de conocer a dicho ciudadano, aunque conocí a través de los periódicos algo de sus hazañas en el campo del narcotráfico y sobre todo su frustrada operación de exportar cuatro toneladas de cocaína a los Estados Unidos, droga que en ese entonces significaba varios millones de dólares.

Mi comadre cochabambina me confesó que ella tampoco conoció personalmente al Barbaschocas, aunque lo admiraba íntimamente porque pudo convertirse en el más rico de los Barones de la Coca, magnates que ahora y desde el Chapare parecen manejar los hilos invisibles de la actual política gobernante.

Esta opinión de mi comadre me interesó y le pedí que me explicara tal asunto, pero como ella no es tonta, ni mucho menos, me dijo: “no se haga el gil, compadre, porque usted bien sabe que en la misma Constitución se declara que la coca es sagrada y que hay un Ministro de la Coca en el gabinete de nuestro hermano Evo, que hubo un Ministro de la Presidencia que se apellidaba Coca, que el masista Gobernador del Departamento de La Paz apellida Cocarico y que el Presidente del Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico, sigue siendo el máximo dirigente de las Siete Federaciones de Trabajadores Cocaleros del Chapare”.

Como no me gusta hablar de política, le pedí que siguiera hablándome del Barbaschocas y ella me manifestó su extrañeza por la falta de homenajes públicos a este pionero de nuestras exportaciones de cocaína, manifestándole que el Barbaschocas, personaje de barbas rojas, fue un personaje legendario, aunque poco conocido como para mí, como lo es el que fue el Emperador de Alemania Federico Barbarroja.

El triste final del Barbaschocas me fue relatado por mi comadre con estas palabras:

dicen que él estaba tratando de cambiar un foco en su casa y que una descarga eléctrica lo hizo caer de la silla”.
Mi comadre me pidió que yo jamás tratara de arreglar desperfectos eléctricos y que más honroso sería que yo muera en una silla eléctrica en el Chapare cochabambino.

Evo aprueba examen (médico)


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



Miercoles, 8 de marzo de 2012

He confesado muchas veces que ejerzo ilegalmente la medicina hace algunos años alentado por un curandero de Chuma, población cercana a Curva, tierra de los Kallawayas.

Cuando le revelé estas actividades clandestinas, mi comadre se sorprendió, recriminándome severamente, a lo que repuse con mi lógica implacable: “si nuestros amigos yatiris y otros brujos andinos que no conocemos colaboran estrechamente a nuestros gobernantes, ¿por qué algunos curanderos como yo y mi amigo chumeño no podríamos ejercitar nuestros conocimientos para salvar las vidas de algunos enfermos aunque en el intento algunos se nos mueran…?

Acto seguido, ordené a mi comadre cochabambina que se desnudara totalmente para practicarle un chequeo general, pero ella se negó a hacerlo, amenazándome con hacerme volar la cabeza de un sopapo si me atrevía a intentarlo.

Fue de esa manera que le propuse dirigirnos a Cochabamba en busca del afamado doctor García Linera (hermano del Vicepresidente del Estado Plurinacional, multicolor y folclórico) y socio de la Clínica “Los Olivos” para que le practicaran un chequeo general.

Al escuchar la palabra chequeo, la sabia cholita cochabambina entendió que los galenos famosos del mencionado centro médico acabarían con su chequera y con todos los dineros que le había dejado su difunto esposo y que ella se había encargado de centuplicarlos prestando a las cholitas de los mercados y a este periodista. Por ese y otros motivos rechazó mi propuesta de que se hiciera un chequeo general en la mencionada clínica.

Después de mucho conversar, acordamos visitar “Los Olivos”, donde en días pasados el presidente Evo fue sometido a un chequeo general que demostró el buen estado de la salud presidencial.

Todo el personal de la Clínica “Los Olivos” aún se encontraba emocionado por la fugaz visita del Presidente de los bolivianos, aunque una enfermera parlanchina le contó en secreto a mi comadre que cuando le practicaron unas tomografías en la cabeza, el médico dijo que felizmente nuestro mandatario no tenía nada en la cabeza, pese a que el señor Evo solamente duerme cuatro horas al día, dato que nos dejó admirados.

Quise convencer a mi comadre de que se hiciera un chequeo general en la afamada clínica cochabambina, pero ella aferrada a su chequera persistió en su negativa y me dijo cariñosamente “prefiero, compadrituy, que sea usted quien me siga curando porque para algo tengo mi curandero propio”. ¡Qué amorosa!

Curiosamente, en un periódico de Caracas (Venezuela) apareció esta mañana un aviso que dice “Alquilo un Presidente en buen estado. Referencias: Clínica “Los Olivos” – Cochabamba – Bolivia”.

Sobre la Pena de Muerte


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© Blog de Paulovich
Clic para agrandar y ver mas fotos
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 6 de marzo de 2012

Después de tres meses, volví al Naiclú “Malena” de la ciudad de El Alto invitado por mis amigos yatiris Wayruru, Calimán y Titirico, organizadores de un debate acerca de la Pena de Muerte que es exigida por muchos pobladores de esa ciudad y de otras, para frenar la criminalidad que creció mucho en todo el país.

Fue mi comadre cochabambina quien me convenció para asistir al mencionado evento cultural, asegurándome que al concluir el debate habría un entusiasta bailongo en honor a los futuros fusilados, ahorcados, o condenados a la silla eléctrica que podría comenzar a funcionar en Bolivia siempre que el Gobierno se comprometiera a aumentar el potencial energético de nuestro país.

Ella y yo vestimos nuestras mejores galas para asistir a un acto tan importante, aunque tuve que cambiar mis galas por un traje de luto que ella me prestó y que había pertenecido a su finado esposo, no sin antes achicármelo porque el cochabambino (que en paz descanse) era de talla superior y “mastuco”.

Montamos en mi motocicleta Harley Davidson y Macacha me condujo hasta El Alto, donde ya se habían producido algunas marchas exigiendo no sólo el cambio de nuestras leyes sino la inmediatez de las mismas.

Al llegar al “Malena” fui cariñosamente recibido por Madame Fru-Fru, quien al besarme cariñosamente me dijo: “creí que ya habías muerto”. Al desmentir su creencia y asegurarle que yo me encontraba vivito y coleando, la estriptisera me aclaró diciendo: “creí que ya habías muerto porque la otra noche escuché que hablaban bien de ti…”.

Varios oradores, intelectuales alteños y uno de Chuma exigieron al Gobierno la reimplantación de la Pena de Muerte en nuestro país, no sólo para los “cogoteros”, violadores y pedófilos, sino para los opositores al Gobierno, que se oponen a la conclusión del camino Cochabamba – Beni pasando por el corazón del TIPNIS.

Concluido el debate e iniciado el baile en honor a los próximos ejecutados, el yatiri Wayruru me pidió una opinión al respecto, respondiéndole con aire de pensador:

No aprobemos la pena de muerte en Bolivia porque ya tenemos bastante con la Pena de Vida”.
El mismo yatiri ('sabio' en aymara) en un rasgo de humor me preguntó qué haría yo si fuera condenado a muerte. Le respondí que no temo a la muerte, pero en caso de ser condenado al fusilamiento, acudiría sin temor al pelotón de fusilamiento y exclamaría risueño pero firmemente: Pelotón: yo muero, ¡pero nunca me llamarán como a ustedes!

Volver a escribir


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© EL DIARIO / La Paz, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 4/marzo/2012

Con la única explicación de que no puedo vivir sin escribir, hoy me puse frente a mi máquina de escribir para seguirles contando mi aventura de vivir en este país tan bello y emocionante a la par que pintoresco.

No lo habría podido hacer sin el retorno a La Paz de mi comadre cochabambina la señora Macacha viuda de Racacha, quien vivió estos últimos tres meses en la ciudad del Rocha River, donde mi tía Encarna le dijo que yo estaba languideciendo cada día más al encontrarme solo, luego de haber sido visitado brevemente por mi esposa, la hispanoparlante, mi hija Angelines y mi nietita Fernanda, que precisaba de mi comadre y de su ayuda espiritual y económica para seguir viviendo.

Mi noble pariente espiritual derramó algunas lágrimas al saber que su compadre se hallaba solo y ella apareció en La Paz para ayudarme, siendo sus primeras palabras cuando apareció en mi casa:

aquí está su chola cochabambina para ayudar a su compadre a seguir viviendo y escribiendo…”.
Abracé conmovido a mi comadre y fue tal el achuchón que le di, que ella me pidió que no me aprovechara de la ocasión, pues había vuelto sólo para ayudarme espiritualmente y a veces económicamente, asegurándole que yo comprendía su altruismo y que la respetaría siempre venerando la memoria de mi compadre el finado señor Racacha, que en paz descanse.

Nos sentamos a conversar en mi living, reparando ella que habían desaparecido las fotografías de Evo y de Alvarito y que en su lugar habían sido colocadas las fotos de los reyes de España y de los príncipes Felipe y Letizia, colocando ella nuevas fotos de nuestro Presidente cantando coplas carnavaleras junto a la ministra Narda y otra foto del Vice acompañado de su próxima esposa.

Manifestándole mi buen deseo de complacerla pero que carecía de dinero boliviano porque mi esposa sólo me había dejado Euros. Mi buena y generosa comadre me respondió que no me preocupara porque ella pagaría la cuenta, como lo hizo muchas veces.

Para trasladarnos le hice entrega oficial de mi motocicleta Harley Davidson no sin antes jurarle que nadie, absolutamente nadie, la había montado durante nuestra separación, reasumiendo Macacha su cargo de Transportadora Oficial del periodista que quiere seguir siendo un risueño testigo de la dramática historia de nuestro país.

Después del diálogo que sostuve con mi comadre y al pensar yo en que habían sucedido muchas cosas durante los tres últimos meses (tiempo que duró mi receso periodístico), me dijo mi comadre:

No se preocupe, compadrituy, el país sigue igualito y tenemos los mismos problemas que en Diciembre…”.

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure