La Noticia de Perfil™ •

Yatiris en Viena


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© EL DIARIO / La Paz, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



Jueves, 15 de Marzo de 2012

Sin ánimo de ofender a mi comadre Macacha, le pregunté si ella había acullicado alguna vez en su vida, pero ella se indignó y mirándome de pies a cabeza me dijo: “nunca he masticado esa hoja ni tampoco lo hizo mi esposo ni millones de bolivianos, y el hecho de que yo vista polleras no le da derecho a ofenderme de esa manera”.

Farfullando una disculpa le expliqué que el culpable de esa ofensa era el presidente Evo, quien viajó a Viena para tratar de convencer a los expertos en estupefacientes que la mayoría de los bolivianos acullicamos coca habitualmente y que lo hacemos desde las épocas del Incario, per sécula seculorum, amén.

Al escuchar mi latinajo, la cholita cochabambina se indignó más todavía y me dijo que per sécula seculorum sólo se utilizan los supositorios.

Providencialmente nuestra casi riña fue cortada al sonar mi teléfono por una llamada desde Viena, capital de Austria y una de las ciudades más hermosas de Europa.

- ¿Paulovich, alias Paulino Huanca…? Hablas con tu amigo el yatiri Wayruru desde la ciudad de los Strauss.

- Querido yatiri Wayruru, ¿qué haces en Viena y cómo llegaste allí?

- He venido formando parte de la comitiva del presidente Evo, quien ha traído con él a sus mejores amigos cocaleros del Chapare y algunos de sus “intimates”.

- Supe que el presidente Evo y su comitiva se proponen demostrar que masticar hojas de coca es tan inocente como masticar chiclets Adams con sabor a menta y a frutas…

- Así es, amigo Paulovich y para ello acullicaremos coca dentro y fuera de la sede de las Naciones Unidas.

- ¿Y dónde echarán sus bolos de la coca masticada…?

- Estos desperdicios los echaremos al pie del monumento a Johann Strauss, ese en el que aparece tocando su violín.

- Me parece un gesto muy delicado de parte de la delegación boliviana. ¿Y qué otras actividades realizarás en Viena…?

- Anoche, junto a mis colegas yatiris Calimán y Titirico que vinieron conmigo ofrecimos un homenaje a la Pachamama austriaca, que aquí se había llamado Muterland, ofreciéndole unas koas ante el edificio donde funciona Naciones Unidas, quemando incienso, coca y otras hierbas andinas para que los expertos en estupefacientes borren a la coca de su lista prohibida.

- ¿Qué piensas hacer esta noche en compañía de tus colegas yatiris…?

- En nombre de nuestro Canciller que también es yatiri y no quiso venir a Viena para no pasar vergüenzas, depositaremos un ramillete de flores en la tumba de la Emperatriz Sissi, en nombre del Archiduque de Quillacollo.

- Gracias, yatiri Wayruru y ojalá no pases muchas vergüenzas como yo en el pasado día del Acullico que se celebró en calles y plazas paceñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure