La Noticia de Perfil™ •

Telenovela “Rózsa de lejos” agoniza


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sabado, 30/julio/2011

Algunas damas de la alta sociedad alteña con las que alterno en el Naiclú Malena me manifestaron su desagrado cuando me vieron bailar con las señoritas del elenco estable que sacrificadamente se desnudan en las gélidas noches de la ciudad más joven de Bolivia y me llamaron a su mesa para contarme los últimos capítulos de la telenovela “Rózsa de lejos” que está a punto de concluir.

Dije a las damas que no seguí cumplidamente el desarrollo de la famosa obra porque prefiero pasar las noches en el Malena bailando con algunas pelanduscas o dignamente acompañado por mi comadre Macacha que se alegra conmigo y cuida de mi virtud.

Las damas alteñas, luego de preguntarme por mi abnegada pariente espiritual, empezaron por decirme que la famosa telenovela ya tuvo demasiada duración, sabiendo desde el primer capítulo que el Fiscal Sosa concluiría acusando de terrorismo y separatismo a todos los personajes cruceños opositores al régimen establecido.

Una de las damas alteñas me contó que la telenovela famosísima había tenido dos principales guionistas y que ocuparon altísimos cargos en el Ministerio de Gobierno y son los verdaderos autores de la tramoya televisiva y los que mandaban sus libretos al tristemente famoso Fiscal utilizando un tubo que iba directamente desde el mencionado Ministerio hasta la Fiscalía instalada en la ciudad de Santa Cruz. Otra dama alteña me contó que las fotografías y filmes que mostraban las macabras escenas producidas en el céntrico hotel de Santa Cruz han desaparecido por lo cual la telenovela que hizo llorar a muchísimas mujeres bolivianas y extranjeras jamás podrá ser reprisada en el futuro por ninguna empresa extranjera de televisión.

Como las damas alteñas eran diez, todas quisieron relatarme las muchas emociones que vivieron gracias a la famosa telenovela, contándome una de ellas que había llorado mucho cuando vio la ejecución de Rózsa y sus compañeros cuanto éstos se encontraban durmiendo en dos habitaciones del hotel cruceño, refiriendo la dama que se oyó una voz autoritaria que dijo al disparar su arma: “Los muertos no hablan”.

Ese relato me hizo lagrimear y la dama alteña quiso abrazarme pero yo la contuve diciendo: “No deberíamos emocionarnos tanto porque al fin y al cabo sólo se trata de una telenovela”.

Otra dama alteña me contó que se había conmovido mucho con un personaje al que le llamaban “el viejo” quien había cobrado 30 mil dólares por denunciar a Rózsa y a sus amigos y cuando ya los había gastado le negaron otros 30 mil que necesitaba para sobrevivir en su vejez. Una de sus amigas dijo que no simpatizaba con el tal “viejo” porque le pareció siempre un bellaco.

Lo cierto es que en agosto concluye la telenovela dirigida y protagonizada por el célebre Fiscal Sosa quien acusará a todos los que figuran en una lista que guarda celosamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure