La Noticia de Perfil™ •

Lemas patrióticos de actualidad



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Domingo, 7 de marzo de 2010

Después de la propuesta del presidente Evo a los militares de sustituir su tradicional lema “Subordinación y constancia. ¡Viva Bolivia!”, por el de “Patria o muerte. ¡Venceremos!”, que también es “castrense” porque aún lo usa el comandante Fidel Castro, fui invitado a la reunión semanal que se realiza sabatinamente en el Bar Comercio de Cochabamba.

En una mesa reservada del tradicional “Barco” se encontraban reunidos los integrantes de la Academia Greco-Cochabambina, presidida por mi amigo el pensador Aristóteles Giorgiadis Quiroga (sobrino del entrenador de fútbol del Bolívar, allá por los años 60) y pariente distinguido de la familia Quiroga, que comprende a la mitad de la población cochabambina. El tema central de la sesión académica fue “Cambio de lema en nuestras gloriosas FFAA propuesto por el señor Presidente del Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico de Bolivia”.

El académico Pericles Quiroga manifestó que no deberíamos tomar tan a pecho la propuesta del gobernante porque parece que la frase de “Patria o muerte. ¡Venceremos!”se le chispoteó —como dirían algunos mexicanos—, aunque tal vez fue lanzada como globo de ensayo para ver cómo reaccionarían los militares y la sociedad boliviana.

No obstante de esa opinión, el secretario de la Academia, Termópilas Inturias Q., comunicó a la asamblea que había llegado una carta de las siete Federaciones de Cocaleros del Chapare en la que proponen otro lema más real y sincero: “¡Coca o muerte. ¡Venceremos!”. La propuesta de los cocaleros del Chapare, apoyada por cocaleros de los Yungas de La Paz, Larecaja, Santa Cruz y Apolo, también de La Paz, provocó una profunda disputa porque la realidad cocalera de nuestro país es vergonzosa e indignante. “Coca o muerte. ¡Venceremos!”, fue rechazada.

Cuando me correspondió hablar, manifesté mi desacuerdo con los lemas propuestos y, llevado por la crisis financiera en que me encuentro, propuse a mis hermanos académicos greco-cochabambinos un lema que nos gustaría a muchos ciudadanos bolivianos y que dice: “La Aduana o la muerte. ¡Venceremos y nos enriqueceremos!”. Mi moción fue aplaudida por varios académicos ex aduaneros y otros que recién postulamos a un modesto cargo.

De Oruro llegó otra comunicación procedente de la Unión de Importadores Libres y Prósperos en la que proponen un nuevo lema que sintetiza su patriotismo y su bienestar, y que dice así: “Contrabando y vida. ¡No moriremos nunca!”.

En medio de una acalorada discusión, se dio lectura a una carta de la Asociación Inmortal e Imprescriptible de Corruptos, fundada en 1825, un mes antes de la Fundación de la República. En ella felicitan a la Asamblea Legislativa por haber aprobado la Ley Anticorrupción y se refieren en forma burlona a sus fines y propósitos. Al final, reza el siguiente lema:

“La plata del Estado es para todos, en esta banda y en la otra banda, la corrupción es la que manda, palomitay”.
Yo continuaré con mi viejo lema de “Subordinación y constancia. ¡Viva Bolivia!”, y lo repito ante mi mujer todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure