La Noticia de Perfil™ •

Una semana non sancta



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Sábado, 27 de marzo de 2010

El hecho de que las elecciones se realicen durante un día de la Semana Santa es obra del Demonio porque la mayor parte de los pecadores estaremos sumergidos en nuestras preocupaciones electorales, olvidándonos un poco del propósito de convertirnos a Dios.

Llegué a esa conclusión luego de haber asistido anoche a una manifestación política en favor del señor Patana, candidato a Alcalde de El Alto, y del señor Cocarico, que es candidato a Gobernador del departamento de La Paz, ambos intimeits del presidente Evo. Después de una ruidosa y “espontánea” marcha por las calles agrietadas de la urbe, hubo un ajtapi al que no asistí, dirigiéndome al naiclú Malena para despedirme de mis alumnas tangueras y del elenco estable del afamado local, pues hice el firme propósito de no volver a El Alto durante los días de la Semana Santa que comienza mañana Domingo de Ramos y concluye el Domingo de Resurrección, convertido en domingo de elecciones.

Aprovechando de mi auditorio femenino poco ilustrado en asuntos religiosos, les conté que a partir de mañana me dedicaría a cumplir actos piadosos pidiendo a Dios perdón de mis pecados, que son corrientuchos, porque en mis 80 pirulos no conseguí inventar ni un solo pecado nuevo. Una de las chicas me preguntó si llegaría a confesar mis pecados ante un cura, contestándole que sí y que también comulgaría y rezaría varios días el Vía Crucis y asistiría a la Procesión del Santo Sepulcro y que me alegraría con la Iglesia el Sábado de Gloria y el Domingo de Resurrección.

Ese momento llegaron al naiclú Malena los yatiris Calimán y Titirico lanzando vítores a Patana y Cocarico (ahora primo de Titirico) oliendo a azufre quemado, como huelen los verdaderos hijos de Satán, y dijo Calimán: “Hoy comienza la Semana Mayor de nuestros candidatos Patana y Cocarico y nosotros tendremos actuaciones todos los días hasta que ganemos las elecciones como nos manda nuestro apu mallku Evo Morales”.

Inmediatamente comenzaron a descorchar botellas de “champú”, que así llamamos los cholos a la champaña, y se iniciaron los actos de “la semana non sancta”, cuando los principales personajes serán los candidatos a alcaldes y gobernadores en El Alto: Patana y Cocarico.

Fiel a mi propósito de vivir una Semana Santa piadosa, hice un guiño a las chicas del varieté y abandoné el “Malena” haciendo mutis por el foro y sin pagar mi cuenta que seguramente fue cargada a los candidatos, como tradicionalmente ocurre en todo el territorio nacional.

Mi comadre Macacha me llamó por teléfono para preguntarme: “¿Qué haremos mañana Domingo de Ramos, compadre?”, contestándole con firmeza: “¡Ya no más chicha, ya no más cholas! Mañana y toda la Semana Santa estaré cumpliendo con mis deberes religiosos como manda la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Me he propuesto orar y meditar en los grandes Misterios de la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure