La Noticia de Perfil™ •

Candidatos deberían confesarse



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Miércoles, 31 de marzo de 2010

Como muchísimos católicos pecadores, ayer acudí al templo de Obrajes para confesar mis pecados ante un sacerdote —como prescribe la Iglesia— y poder comulgar mañana, Jueves Santo. Tuve que hacer una larga cola, aunque no tanto como cuando voy a comprar una garrafa de gas. Para que el señor cura no me reconociera a través de la ventanilla, me puse una peluca de mujer y no tengo inconveniente para publicar el diálogo entre el cura y este pecador.

—Ave María Purísima.

—Sin pecado concebida.

—¿Cuánto tiempo hace que no te confiesas, hija?

—Desde las últimas elecciones, o sea desde diciembre del año pasado padre, y no soy hija, sino hijo.

—Es que con esa melena que llevas cualquiera se confunde. ¿Y cómo te fue en las elecciones de diciembre pasado?

—Ganamos padre, con más del 70 por ciento.

—Así que votaste por el presidente Evo y por el MAS...

—Sí padre, porque no me gusta perder ni en el fútbol ni en las elecciones, ni tampoco en lides amorosas.

—Pero con esa melena te ves horrible, hijo.

—Es que no tengo tanta plata como el Evo y el Álvaro, que cambian de look cada 15 días.

—Yo, como confesor, no opino sobre política. ¿Has ganado mucha plata desde diciembre a la fecha cometiendo actos de corrupción administrativa y causando graves daños económicos al Estado?

—Ay, padre, está usted hablando igualito que el Evo o la Nardi Suxo, ministra anticorrosión.

—Yo no hablo como nadie, sino como lo que soy, un sacerdote que escucha pecados y perdona en nombre de Dios. ¿Has cometido actos de corrupción administrativa?

—No padre, porque desde el año pasado no consigo pega ni en Yacimientos ni en la Aduana, ni en el Ministerio de Minería.

—¿Y no has conseguido que el MAS te incluya en sus listas como candidato a Gobernador, Alcalde o concejal?

—Sí padre. Mi comadre Macacha ha conseguido que yo sea candidato a Alcalde por un pueblo que se llama Alalaypata y estoy seguro que triunfaré.

—Felicitaciones hijo, y me alegra que acudas ante un confesor como yo antes de ganar las elecciones del próximo domingo.

—¿Y qué piensas hacer por ese pueblo desconocido?

—Construiré un puente a lo largo sobre el río Quitacalzón, un aeropuerto para naves espaciales que pronto construirá Bolivia y un edificio para la sede de las Naciones Unidas Originarias (ONU por sus siglas en inglés), entidad que acaban de anunciar el presidente Evo y su canciller Choquehuanca. Las comisiones que cobraré legítimamente por tales obras me permitirán vivir feliz por el resto de mis días.

— Te felicito hijo y perdono tus pecados in nómine Patris, Filio et Spiritu Santo. Ojalá todos los candidatos se confiesen como tú para comulgar el Jueves Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure