La Noticia de Perfil™ •

El Carnaval y la política



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Domingo, 14 de febrero de 2010

Grande fue mi alegría cuando me encontré en Oruro con el filósofo greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga y sus discípulos académicos del Bar Comercio de Cochabamba quienes habían acudido a esta ciudad que es famosa por su Carnaval para deliberar in situ acerca de las relaciones existentes entre la Política y el Carnaval.

Para hacer más fructíferas y profundas las deliberaciones, acordamos realizar un “ampliado de sabios” con algunos clientes del Bar Chuma de la ciudad de La Paz que nos encontramos en Oruro con el noble fin de profundizar sobre el tema “Los movimientos sociales y los movimientos rítmicos de las morenadas”, fijando como escenario de nuestras reflexiones en el restaurante Nayjama, famoso en la Historia del Pensamiento Andino por sus especialidades culinarias del cordero orureño.

Allí acudimos todos y la reunión fue presidida por el filósofo greco-cochabambino quien al inaugurarla dijo: “El cordero orureño es para nosotros el cordero de Dios que quita los pecados del mundo, que en latín se dice Agnus Dei quitolis pecata mundi”, pasando luego a la elección en el menú de los diferentes platos, venciendo “la colita de cordero” en la preferencia de los filósofos presentes.

Con la barriga llena y el corazón contento comenzamos con nuestra labor intelectual, correspondiendo a un sabio cochabambino, también pariente de los Quiroga, disertar brevemente sobre el tema “Los partidos políticos y las comparsas de carnaval”, sorprendiéndonos con la similitud de ambas organizaciones en cuanto a su formación, elección de dirigentes y fines, pues en ambas se elige como jefe al que mejor baila cueca y al que más invita trago y comida. Mientras en los partidos se ofrece el poder y la alegría, en las comparsas se ofrece el joder y la alegría, de donde saldría la conclusión de que “El gozo del Poder es el gozo del Joder, o la consigna que están algunos grupos políticos y que dice Jode bien sin mirar a quién.

También otro sabio del Bar Chuma se refirió a las máscaras y disfraces que utilizan los políticos y los carnavaleros. Señaló que estos elementos son imprescindibles para políticos y carnavaleros, conclusión irrefutable. Otro sabio del Bar Comercio (Barco) nos habló sobre la relatividad del tiempo en los carnavaleros y los políticos, pues mientras los primeros se divierten y emborrachan durante tres días, siete o treinta, los políticos que alcanzan el Poder gobiernan nueve años o 14, mientras sus cuerpos aguanten.

Un filósofo del Rocha River profundizó nuestro conocimiento sobre el tema cuando en una de sus conclusiones dijo: “Mientras el carnavalero baila, se emborracha y gasta irresponsablemente su plata para decir después ‘que me quiten lo bailado’, los políticos dicen al dejar de ser ministros o autoridades: ‘Ahora que me quiten lo gobernado pues podré vivir cien años con mi último sueldo’”.

Un ampliado de sabios en el restaurante Nayjama que concluyó con vítores al cordero de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure