La Noticia de Perfil™ •

Los obispos lo dicen



© by Paulovich


La Paz - Bolivia, Sábado, 24 de abril de 2010

Hay algo que no entienden los políticos de nuevo cuño y es la comunicación que existe entre Dios y los obispos, y entre éstos y el pueblo católico. Es por ello que cuando los Pastores de la Iglesia se reúnen y dicen su palabra, la escuchamos con respeto y acatamos su mensaje que siempre está basado en la verdad.

Mientras millares de ciudadanos se reunían en Tiquipaya para depositar sus oraciones a la Pachamama y ofrendarle mesas con productos de la tierra en sus koas ceremoniales que sorprendieron a los delegados que vinieron de Europa, Estados Unidos, Asia y África, los obispos católicos se reunieron muy cerca, también en Cochabamba, para meditar sobre algunos problemas que afectan a la mayoría católica del pueblo boliviano y sin haber estado allí les aseguro que antes de comenzar sus reuniones siempre lo hicieron orando así: “Ven Espíritu Santo y llena el corazón de tus fieles...”.

Ayer fui convocado a una reunión del Sindicato de monaguillos y sacristanes, campanilleros y apagavelas, entidad afiliada a la Central Obrera Boliviana y a la cual me honro en pertenecer porque en mi niñez y juventud ejercí voluntariamente y en forma ad honorem esa noble, pura y honrada actividad. Allí inicié el conocimiento de que yo también soy parte de la Iglesia siendo un laico y sin vestir como en mis tiempos de monaguillo.

Como siempre, nos reunimos en la Sacristía de la Catedral de La Paz sin previa autorización del Deán y aprovechando la ausencia de los canónigos que a esas horas dormían su siesta que se realiza antes del almuerzo y comenzó con las oraciones del ritual. Luego se procedió a la lectura del documento de los miembros del Episcopado Boliviano.

Escuchando atentamente, me dije: Los obispos tienen toda la razón en denunciar la manipulación de la justicia por parte de las autoridades gubernamentales, algo que ya había sospechado hace bastante tiempo cuando un decreto presidencial designó a muchos fiscales y jueces. Hoy mis sospechas fueron confirmadas por lo que dicen los obispos. Anoté en mi libreta el nombre del fiscal Sosa que hoy está empeñado en perseguir a todos los líderes cruceños, a quienes los sindica de terroristas y separatistas. Mientras escuchaba la lectura del documento episcopal, me solidaricé con el gobernador electo de Santa Cruz, don Rubén Costas, a quien no conozco personalmente pero le respeto y admiro.

Aplaudí batiendo palmas lo que dicen los obispos acerca del incremento en la fabricación de cocaína en el país y el uso de las drogas por nuestros jóvenes; el presidente de los monaguillos me mandó callar y me dijo que estaban prohibidos los aplausos.

No puedo dejar de solidarizarme con la preocupación de los obispos por el problema de la enseñanza religiosa en las escuelas y colegios de convenio, donde los socialistas del Gobierno quieren meter su cuchara y luego van a tratar de meter las manos y los pies dentro del plato. ¿Acaso no sé lo que actualmente sucede en Venezuela y Cuba? Mandé saludos al cardenal Terrazas y salí de la Sacristía tocando campanillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure