La Noticia de Perfil™ •

Azkargorta salvará a Bolivia



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sábado, 17 de julio de 2010

Aunque no lo parezca, soy un periodista que vivo permanentemente buscando al hombre que salvará a Bolivia. Alguna vez he pensado en el presidente Evo Morales, pero él mismo se encargó de hacerme cambiar de idea con sus metidas de pata; entonces pensé en el vicepresidente García Linera y, al saber que ha leído 20.000 libros, me he decepcionado de él pues he pensado que en un país de analfabetos funcionales no podría ser su salvador un hombre que ha leído tanto en vez de bailar con cholas.

Y así he ido recorriendo la lista de bolivianos notables, incluidos amigos de Chuma, alcaldes de El Alto, como Patana, yatiris andinos que farrean conmigo en el naiclú Malena, el canciller Choquehuanca y otros brillosos y no brillantes ministros, sin encontrar uno que me satisficiera y pudiera decir de él que podría salvar a Bolivia, mi patria amada y “mamada” tantas veces.

Hasta que una cochabambina inteligente vino a mi casa y poniendo ante mis ojos un periódico me enseñó una fotografía a colores a toda página del presidente Morales junto al señor Xabier Azkargorta en una sala privada del Palacio de Gobierno y me dice con voz segura y resuelta: “He aquí el hombre que salvará a Bolivia”.

Como estoy bastante ciego, cogí mi lupa gigantesca y pregunté a mi comadre Macacha a quién se refería, si al bigotón o al lampiño, contestando la chola:

“Me refiero al bigotón vasco que hace 16 años logró la clasificación de Bolivia para jugar en el Mundial de Fútbol en EEUU”.
Yo había olvidado esa hazaña futbolística cumplida por buenos futbolistas, aunque no pudimos ganar un solo partido, pero no había olvidado al señor Azkargorta, que me había caído en gracia, por su bigotón, por ser buen técnico e inteligente médico psicólogo, y también por ser vasco como Unamuno y mi amigo José Juan Ubarrechena Marticorena de Olazábal y Urriolagoita Ormaechea.

Como me pareció exagerada la afirmación de mi comadre cochabambina, de que Azkargorta será el salvador de Bolivia, le pregunté en qué se basaba para decir aquello, respondiendo mi comadre:
“Es que Xabier acaba de entregar un plan al presidente Evo para reestructurar el fútbol boliviano con el propósito de conseguir nuestra participación en el próximo campeonato mundial de fútbol, que será en el Brasil, y también poder llegar a las competencias mundiales subsiguientes."
El propósito y el plan del señor Azkargorta me parecieron estupendos aunque están ligados a disposiciones no sólo de la Federación Boliviana de Fútbol, sino a disposiciones gubernamentales en materia de financiamiento estatal.

Mi comadre, entusiasmada, elogió al señor Azkargorta que ya fue condecorado con el Cóndor de Los Andes hace 16 años y me contó confidencialmente que le solicitará al presidente Evo que se haga crecer un bigotazo para parecerse más al vasco que podría salvar a Bolivia. Quise decir a mi comadre que los bolivianos somos siempre exagerados en el elogio y en la diatriba, pero ya se había marchado feliz y contenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure