La Noticia de Perfil™ •

Un yatiri mejor que un pulpo



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 13 de julio de 2010

Seguí todo el desarrollo del Campeonato Mundial de Fútbol desde el naiclú “Malena", donde los entusiastas Japa Ibargüen y Gonzalo Artieda instalaron una pantalla gigante que nos permitió a los espectadores apreciar y valorar todas las jugadas del torneo.

Como les dije, hace un mes asistí al espectáculo mundial con la camiseta roja de España acompañado de mi comadre Macacha, que vistió la camiseta de Holanda, como una premonición de lo que sería en la última fecha; yo lucía los colores de España por imposición conyugal, mientras mi comadre lucía la camiseta naranja en recuerdo de las vacas lecheras que admiró hace años en Pairumani (Cochabamba).

Después del encuentro final, la conversación giró en torno al famoso pulpo llamado Paul, que si hubiera nacido en el lago Titicaca se habría llamado Paulino Huanca, y si nacía en el Mar Báltico tal vez se hubiera llamado Paulovich. El brujo Calimán, que ahora funciona como yatiri-profesor doctor PHD graduado en la Universidad de la Life del Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico, se refirió con desdén al pulpo Paul declarándolo un bicho inferior en comparación con los yatiris, brujos andinos que anuncian el porvenir consultando con la coca, que es considerada como hoja sagrada por los originarios y también por los fabricantes y traficantes de la cocaína.

Aprovechando de su euforia, le pregunté al yatiri Calimán quién ganaría en el debate de la Asamblea Legislativa sobre la Ley Marco de las Autonomías. El yatiri se puso en trance luego de beber un buen “taco” de alcoholato y absorber por la nariz un polvillo blanco que —según él— era bicarbonato. Luego, con mucha habilidad tomó hojas de coca en sus manos y las dejó caer en dos porciones separadas, una mucho más grande que la otra, diciéndonos con voz misteriosa: “Ganará la propuesta gubernamental por dos tercios”. Muchos aplaudieron y algunos protestamos, prometiendo llevar la consulta al pulpo Paul.

Aprovechando otra vez de la cualidad profética de nuestro yatiri Calimán sobre la suerte que correrían los comunarios de los ayllus de Uncía que asesinaron a cuatro policías hace un mes, Calimán repitió la dosis que lo puso en trance y dejó caer libremente las hojas de coca sobre la pista de baile del naiclú “Malena” y con voz de tabernícola, que es parecida a la voz cavernícola, dijo: “La sagrada coca dice que los cuatro policías murieron de infarto testicular y que los victimarios pasarán misteriosamente a desaparecer en el Mar del Olvido...”

Macacha, luciendo aún su camiseta color naranja, me codeó y me dijo en la oreja: “El yatiri Calimán ya está mameid y no le preguntes más porque los yatiris, al igual que el pulpo Paul, no adivinan ni pronostican nada. Calimán escuchó a Macacha y le dijo: “Pregúntame tú y te diré mi verdad”. Macacha le preguntó al yatiri: “Quisiera saber si mi compadre me pagará el préstamo que le hice en el mes de febrero”, y el yatiri le respondió, mirando su camiseta holandesa y mi camiseta roja: “España ganó por un gol contra cero”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure