La Noticia de Perfil™ •

Entrevista al señor Murillo



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, viernes, 16 de julio de 2010

Ayer, cuando me aprestaba a cumplir mi deber cívico de asistir al tradicional desfile de teas acompañado de mi comadre cochabambina, fui llamado al despacho del Director del periódico y fui con el miedo natural de ser despedido por escribir tonterías; ingresé a su oficina temblando y el Director me dijo:

“Esta noche debe usted entrevistar al señor Pedro Domingo Murillo, jefe de los revolucionarios del 16 de julio de 1809, y no me venga con excusas de ninguna clase porque será usted despedido y a ver quién le da trabajo en las oficinas del Estado después de todas las críticas burlonas que ha publicado contra el señor Evo y sus ministros".
Me atreví a decirle que el señor Murillo había sido ahorcado en 1810 y que yo no conocía a ninguna de sus tías, y él respondió que no le importaba; con mis ojos al borde del llanto, le conté que tenía un compromiso con mi comadre Macacha para ir al desfile de teas y luego llevarla a bailar al mercado 16 de Julio (en la zona de Obrajes), pero el Director no se conmovió y me dijo que le importaba un pito mis problemas sentimentales y que volviera al periódico con la entrevista a don Pedro o que me dedicara a yatiri.

Cuando le conté a Macacha la orden que había recibido de mi Director, mi comadre me consoló diciendo:
“No se preocupe, compadre, haremos todo lo que habíamos previsto y después, cuando no haya nadie en la plaza Murillo, yo me trepo al monumento al protomártir y le digo a don Pedro que le conceda la entrevista”.
De esa manera pudimos asistir al desfile de teas, ir a bailar con las vendedoras del mercado 16 de Julio en Obrajes, tomar unos ponches, para luego dirigirnos a la plaza Murillo, donde Macacha se trepó como mono hasta la estatua, consiguiéndome la entrevista con el famosísimo don Pedro Domingo Murillo.

Desde abajo le pregunté si la capa que le cubría la espalda era de torero o de caballero español, contestando don Pedro que no era capa de torero ni de caballero español, porque él tenía conocimientos avanzados de Derecho y nunca había tenido afición por los toros, ya que él se consideraba un mestizo paceño de ascendencia española. Don Pedro me dijo:
“Soy un verdadero cholo a quien le dolía mucho la servidumbre que imponían los españoles a los hijos de esta tierra. Por eso conspiré contra ese mal gobierno y nos levantamos en armas”.
La indiscreta Macacha le dijo en la oreja a don Pedro que yo estoy casado con una española de Zaragoza y don Pedro le dijo:
“Las mujeres de esa tierra son valientes y lucharon bravíamente con los invasores franceses, dile a tu compadre que lo felicito”.
Cuando Macacha repitió el mensaje de don Pedro, grité desde abajo despertando a muchísimas palomas:
“Perdóneme, don Pedro, porque usted y otros patriotas murieron para liberarnos del yugo español, este periodista se casó con una española”.
La entrevista con Pedro Domingo Murillo había sido hecha y usted acaba de leerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure