La Noticia de Perfil™ •

Los pututus están listos



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 27 de julio de 2010

Mi tía Yuca me informó desde Irupana, risueña población de Sud Yungas, que el presidente Evo dijo el sábado en un discurso que Bolivia se prepara para responder a una provocación bélica, noticia que me sorprendió y me obligó a limpiar y engrasar mi pistolita que guardo en mi colchón.

Cuando me hallaba ocupado en esta operación de limpieza y fumigado de mi instrumento bélico, apareció mi comadre Macacha, quien al ver que la ocultaba me preguntó qué hacía y qué escondía antes sus ojos, contestándole que no hacía nada malo y que sólo limpiaba y aceitaba mi pistolita que guardo hace años en mi colchón y que estaba oxidada por falta de uso. A continuación le relaté mi conversación con mi tía Yuca y con tono reflexivo dije a mi comadre cochabambina: “Parece que soplan aires de guerra y conviene tener las armas en buen estado”.

Al escuchar la palabra “guerra” ella se emocionó porque —como ustedes saben— es descendiente directa de una de las heroínas de la Coronilla y le encanta combatir contra cualquier contrincante, como dice la canción deportiva del poderoso club Bolívar.

Como la guerra es una cosa muy seria, Machaca se puso más seria que un revólver y me dijo:

“Si como dices hoy soplan vientos de guerra, sería muy peligroso para Bolivia que se junten con los aires fríos de este invierno, pues gran parte de nuestros compatriotas se hallan resfriados, lo cual tendríamos que informar al capitán general de las Fuerzas Armadas del Estado Plurinacional, el cabo Evo Morales”.
Le pedí que no hiciera bromas con el grado de cabo al que llegó el presidente Evo cuando hizo su Servicio Militar porque también Adolf Hitler llegó a ser cabo durante la Primera Guerra Mundial, pero en la Segunda Guerra llegó a ser el Führer y comandó a los ejércitos de Alemania.

Después de un diálogo muy serio acerca de una guerra que sería provocada por nuestros enemigos, Macacha y yo convinimos en que nuestro deber era contribuir a la defensa de nuestro territorio y ponernos a las órdenes de nuestro Capitán General de las FFAA y del teniente general Álvaro García Linera. Fue entonces que decidimos difundir las palabras presidenciales de estar preparados para la guerra si nos provocan algunos países belicistas y convocar desde El Alto a quienes saben tocar los pututus, que son clarines de los aymaras para combatir defendiendo a Bolivia.

La cochabambina, que no sabía de pututus, me pidió que le describiera cómo son los “pititos”, y tuve que explicarle su error porque no eran “pititos” los que llamarían a la guerra, sino pututus, porque “pititos” son los que tocan los varitas del Tránsito y los árbitros del fútbol, mientras que pututus son unos cuernos de toro que al ser soplados emiten sonidos broncos que retumban en las zonas montañosas. Pero Macacha no cesaba de reír al confundir los pututus con los “pititos” y también con los “pototos” que suelen producir ruidos.

Entonces, les pido a mis lectores no sorprenderse si en los próximos días oyen el sonar de los “pititos”, digo de los “pototos”, digo de los pututus, sin olvidarnos de los “petetes” ni de los “patatos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure