La Noticia de Perfil™ •

Una alianza Bolivia–USA



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 04 de julio de 2010

Después de un urgente y enérgico tratamiento al que me sometió mi psiquiatra de cabecera, el afamado doctor Marcelo de La Quintana, quedé muy entusiasta y casi exultante, preguntándole si me autorizaba asistir anoche al naiclú Malena para festejar con mis amigos yatiris y algunas autoridades alteñas el Día de la Independencia de los Estados Unidos de América.


El doctor me respondió afirmativamente, aunque no se hacía responsable de las consecuencias que tal hecho podría acarrearme, prometiéndole divertirme sanamente, y allí me dirigí anoche, protegido por mi comadre Macacha, cochabambina fortachona, y dejando en mi casa y en sitio visible un mensaje que decía: “No se culpe nadie de mi muerte...”.


Allí me esperaban mis amigos los yatiris Titirico y Calimán, unos parientes del alcalde Patana que buscan trabajo en el municipio, ciudadanos alteños y algunos intelectuales del lugar, además de las chicas del estriptís que ahora, por el intenso frío, sólo se desnudan de la cintura para arriba.


Pedí champaña nacional para todos y brindé por la felicidad y la prosperidad de ese gran país que se llama Estados Unidos de América, o como se dice en inglés Yunaited Esteits of America. Los brujos andinos palidecieron, las chicas del varieté sonrieron tímidamente, pero todos sorbieron sus copas, escuchando que alguno murmuraba: “Este nuestro periodista está cada día más loco...”. La fiesta continuó y se bailaba con ferza, como dicen los indigentes, que son las gentes indígenas. En mi mesa donde se congregaba la intelectualidad alrededor de mi comadre, ella dijo a Titirico: “Esta noche feliz no me llamen Macacha porque en honor de los Estados Unidos mi nombre será Maccachusets, porque de allí eran los Kennedy, antecesores de los Canedo de Cochabamba”.


Luego conversé con los brujos Calimán y Titirico y les dije que siendo asesores del canciller Choquehuanca deberían aconsejarle una alianza entre Bolivia y Estados Unidos para fines políticos y militares. ¿Se imaginan gobernando juntos Obama y nuestro amado Evo? Los yatiris reconocieron que sería fantástico.


Para avivar la llama de su entusiasmo, dije a los yatiris:

“Imagínense ustedes la dupla formidable que podrían formar Choquy Choquehuanca y la señora Hillary Clinton para solucionar los problemas internacionales que hoy afronta el mundo y que podrían desencadenar la guerra final.

Vi que Calimán y Titirico derramaron algunas lágrimas de emoción al imaginar la dupla Choquehuanca-Clinton.


Titirico, casi convencido, agregó a mi propuesta:
“Esa alianza que propone Paulino Huanca juntaría a las dos grandes potencias mundiales, pues tendríamos las armas y los dólares norteamericanos aliados con el genio de Evo, García Linera y el ministro Arce”.
Intervino mi comadre Maccachusets y dijo con su genio cochabambino y oportuno:
“Evo hasta podría prestarle al presidente Obama su avión que acaba de comprarse y Obama podría prestarle una de sus naves espaciales para que Evo viaje a la Luna o a Marte”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure