La Noticia de Perfil™ •

Serenata a la Argentina



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, viernes, 09 de julio de 2010

Hoy se celebra la fiesta nacional de la Argentina y el yatiri Calimán me llamó ayer por teléfono para decirme:

“Ché pibe, no te olvidés que mañana (hoy) es el día de la Argentina y también el aniversario del naiclú ‘Malena', donde realizaremos una serenata al país del sur que es nuestro amigo; será una fiesta con ‘maletas’, así que podés venir con tu comadre”.
Cuando le pregunté a mi comadre Macacha si podría acompañarme a esta fiesta, ella aceptó inmediatamente para disipar nuestras penas ante el sombrío panorama que presenta el país, y se fue a empilchar lo mejor que pudo, pues llegaron a sus oídos las noticias acerca de la elegancia que siempre luce la presidenta Kirchner.

El naiclú “Malena” se hallaba iluminado totalmente, pues también celebraríamos el primer aniversario de funcionamiento clandestino durante el cual asistieron al local muchas autoridades alteñas que nunca pensaron clausurarlo porque nunca fue autorizado su funcionamiento.

Un maestro de ceremonias vestido con un pantalón de esmoquin y chaqueta de aguayo multicolor iba anunciando la llegada de los invitados, quien dijo cuando llegamos:

“En este momento ingresa el Profesor de Tango que dirige la Academia ‘Carlos Gardel' y enseña los compases del dos por cuatro a señoras y señoritas de la alta sociedad alteña, que es la más alta del mundo; viene acompañado de la señora Macacha viuda de Racacha, representante de las Heroínas de la Coronilla de San Sebastián, Cochabamba”.
Hubo aplausos y silbidos al ser anunciado nuestro ingreso. Fuimos acomodados en la mesa principal junto a dirigentes de la Junta de Vecinos de El Alto, representantes de autoridades de la Junta de Vecinos, representantes de autoridades alteñas y los famosos asesores del canciller Choquehuanca, los yatiris doctores Titirico y Calimán.

A pedido de los concurrentes (aunque nadie me lo pidió) dije las palabras en homenaje a la gran nación Argentina:

“A nombre de mi Gobierno y el mío propio brindo por la Argentina, un gran país al que deseo una creciente prosperidad, y desde mi modesto cargo de profesor de tango en la Academia Carlos Gardel elevo mi copa de vino para decir: ‘Al gran pueblo argentino, salud’”.
Cuando los yatiris Calimán y Titirico quisieron hablar en nombre del canciller Choquehuanca, quien había viajado al exterior, los invitados y coladores ya habían ingresado a la pista de baile del “Malena" para bailar cumbias villeras, que nacieron en Buenos Aires, y algunos tangos como el famoso “9 de Julio”.

Al salir del “Malena”, un periodista alteño me preguntó qué opinaba acerca de la famosa Ley Marco de Autonomías que se trataba en la Asamblea Legislativa Plurinacional, respondiéndole:

“Es la prueba de fuego para el Gobierno y para el país, si es buena nos salvaremos todos, si es una trampa nos hundiremos todos”.
Macacha me jaló hacia la motocicleta y me dijo en quechua:
“Mejor será que te recojas a tu casa porque mucho hemos bailado en honor a la Argentina”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure