La Noticia de Perfil™ •

La nacionalización de la leche



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 06 de julio de 2010

La semana pasada se conoció la intención del presidente Evo de nacionalizar la leche actualmente en manos de industrias Gloria, empresa peruana que abastece al país con los productos PIL. Esta medida “revolucionaria” se asemejaría a la nacionalización de las minas en 1952, según algunos técnicos lecheros del actual Gobierno. Muy alarmada me llamó por teléfono desde Cochabamba mi tía Encarna, ya que la primera planta de PIL funciona en Cochabamba.


—Querido sobrinituy, hablas con tu tía Encarnitay. ¿Cómo estás waway?


—Con mucho frío, tiitay.


—En cambio yo estoy caliente porque me han dicho que el presidente Evo tiene la intención de nacionalizar la leche PIL y yo estoy a punto de declararme en huelga de tetas caídas en señal de protesta en solidaridad con las vacas de Cochabamba que producen leche que es industrializada por la PIL.


—Sería la primera vez que se produciría una huelga de tetas caídas no sólo en Bolivia sino en todo el mundo, peor si el rumor dice que Evo nacionalizará la leche. Lo más probable es que lo haga porque le encanta nacionalizar, ya ves lo que hizo con Entel y con la electricidad, aunque hasta el momento no ha pagado un centavo por ellas.


—Con razón la leche que puse a hervir para mi desayuno de esta mañana se ha cortado ante ese rumor que ha crecido como leche hervida. ¿Tú consumes leche PIL, sobrino Paulino?


—Claro que sí, tiitay, siempre tomo lechecita y sobre todo mantequilla PIL que es riquísima y mis parientes me la piden desde Estados Unidos y España.


—Dime, sobrino, ¿ consultarán a las vacas cochabambinas para nacionalizar sus ubres...?


—No creo que lo haga, tía Encarna, por eso me parece muy significativa tu huelga de tetas caídas. ¿Crees que muchas señoras cochabambinas se adhieran a tu medida de presión?


—No sólo las señoras cochabambinas, sino también las paceñas, las cruceñas y de otras ciudades porque con esa leche PIL alimentan a sus wawas y algunas a sus maridos...


—¡Qué bien, tía Encarnitay!, adelante con los faroles, digo, con las tetas en defensa de los productos PIL que son estupendos y que al ser nacionalizados perderán su calidad porque todas las empresas estatales son mal manejadas, arrojan pérdidas y nos dan productos de mala calidad y precios más altos. Con la PIL nacionalizada, los únicos que mamarán y engordarán serán los mamones que la manejarán.


—Así sería, querido mamoncillo, digo, sobrino. Y si la Comibol nació cuando nacionalizaron las minas, ¿qué se llamaría la nueva empresa estatal que administraría la leche PIL?


—Todavía no lo sabemos, tía Encarnitay, pero podría llamarse Mamaderabol, o tal vez Lechebol.


—Mientras tanto yo seguiré con mi huelga de tetas caídas para tratar de evitar la nacionalización de la leche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure