La Noticia de Perfil™ •

Ministerio de Disculpas


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, miércoles, 22 de junio de 2011

Con dispensación de trámites y votos de urgencia presentaré en próximos días un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa pidiendo la creación del Ministerio de Disculpas, adjunto al Ministerio de la Presidencia, porque así me lo permite la sabia Constitución Política. Esta idea, más o menos brillante, nació de una conversación que sostuve con mi comadre Macacha al saber que el presidente Evo logró desbaratar el paro general e indefinido dispuesto por los transportistas pidiéndoles disculpas por un decreto que él y sus ministros habían aprobado en una sesión de Gabinete.

La humildad del Primer Mandatario conmovió a mi comadre cochabambina y seguramente a todas las cholitas que todavía se encontraban bailando en la famosa Entrada de Jesús del Gran Poder. La solución temporal del conflicto fue anunciada mediante altavoces en los salones del Waldorf Chijini, cuando sorpresivamente callaron las bandas de música y una educada voz anunció: “Se comunica a nuestra distinguida clientela que después de cinco horas de inteligentes y dramáticas negociaciones entre el presidente de la República, señor Evo Morales Ayma, algunos ministros de Estado y dirigentes del transporte nacional, éstos suspendieron su paro general e indefinido al conocer las disculpas que les presentó el Mandatario por no haber comprendido la medida contra los transportistas, suspendiendo la vigencia de ésta. Por lo tanto, mañana no hay paro y nuestra distinguida clientela podrá seguir bailando y chupando”. Un aplauso cerrado siguió el anuncio y vítores al presidente Evo.

Mientras comentábamos la feliz conclusión del conflicto con algunos intelectuales alteños y un curandero chumeño, mi inteligente pariente espiritual me dijo en la oreja: “Ya son varias las veces que el presidente Evo pide disculpas por decisiones equivocadas, yo creo que se debería crear el Ministerio de Disculpas para no perjudicar su próxima reelección…”, propuesta que para mi débil cacumen me pareció genial. Mientras la cholita cochabambina continuó ilustrándome acerca de los hechos que fundamentaban su proposición.

Hace poco tiempo que el Estado Plurinacional, multicolor y folclórico (como la fiesta del Gran Poder) invitó oficialmente al Ministro de Defensa de Irán, quien resultó ser un terrorista buscado por la Interpol a raíz de un acto terrorista en Buenos Aires donde murieron más de 80 judíos y argentinos, y seis bolivianos. Naturalmente, Argentina e Israel protestaron, y Bolivia tuvo que pedir disculpas. Hace días una patrulla boliviana en busca de contrabandistas en la zona fronteriza con Chile apareció en Iquique y la patrulla boliviana fue arrestada, hubo que pedir disculpas a las autoridades chilenas y los nuestros retornaron al país.

La cochabambina no tiene un pelo de tonta y tiene dos hermosas trenzas de negros cabellos, prometiéndome referirme más hechos llamados “metidas de pata” que obligaron a nuestros gobernantes a pedir disculpas por ellas. Cuando ella me las refiera, presentaré a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley creando un Ministerio de Disculpas, comenzando por el célebre “gasolinazo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure