La Noticia de Perfil™ •

El país está que arde



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 29 de agosto de 2010

Como ya informé a mis lectores, el yatiri Calimán consiguió colarse en la comitiva del presidente Evo que visita Corea del Sur y fue gracias a la “muñeca” del canciller Choquehuanca, quien habría convencido al Primer Mandatario de que era necesario que un yatiri milluchace el fastuoso avión presidencial durante su primer vuelo intercontinental que realizaría con la bandera y el escudo bolivianos.

Anoche en el naiclú Malena de la ciudad de El Alto, el yatiri Titirico me hizo escuchar la grabación de una conversación que sostuvieron ambos yatiris en horas de la tarde, conversación que hoy la reproduzco porque aborda temas importantes de actualidad.

—Hola, doctor Calimán, hablas con tu colega el doctor Titirico, ¿qué hora es en Corea del Sur?

—Hola, querido colega Titirico, aquí en Corea son las cuatro de la madrugada y todos los coreanos están con los ojos cerrados.

—No seas sonso, colega Calimán, así son los coreanos estén despiertos o dormidos. ¿Que tal los banquetes en Corea, has podido hablar con nuestro jefe Evo?

—Todo el tiempo estoy con él y lo asesoro en todo lo que puedo, sobre todo en cuestiones de litio.

—¿Acaso sabes algo de litio? No me mientas a mí, compañero, yo sé lo que tú sabes y vi cerveza. ¿Le has contado al presidente Evo que Bolivia está que arde y que es el incendio más grande que hay en toda América del Sur?

—Le he contado, colega Titirico, pero no con esas palabras sino disminuyendo un poco para que no se asuste.

—¿Y qué te ha dicho el Presidente?

—Que ha pedido ayuda a sus amigos presidentes y que seguramente llegarán aviones bomberos la próxima semana y que para entonces ya estaremos de regreso y él se encargará de apagar todos los fuegos, porque tú ya sabes que Evo entra al fuego y no se quema, entra al agua y no se moja, entra a los mejores hoteles y restaurantes coreanos y no paga.

—No te olvides, Calimán, de recordarle al Presidente que a las cinco de la madrugada del lunes ha prometido una audiencia a dirigentes campesinos que amenazaron cercar a la ciudad de La Paz si Evo no cede a sus exigencias.

—Claro, colega Titirico, yo le haré recuerdo pero llegaremos a La Paz el domingo por la noche en ese maravilloso avión al que lo he bendecido en nombre de la Pachamama y le he echado alcoholcito y coquita en todas sus turbinas, en sus baños que son tan limpiecitos y en los asientos para cada uno de los invitados, pues nadie viaja de pie como en las flotas y todos hemos dormido como pachás.

—Está bien, Calimán, entonces te espero el domingo en la noche en el naiclú Malena para que nos cuentes lo del litio sobre el cual sabes tanto como yo. Chau, hermanito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure