La Noticia de Perfil™ •

Inversionistas muy machos



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, jueves, 09 de septiembre de 2010

Después de mucho tiempo recibí una llamada telefónica de mi tía Clothilde von Karajan Quiroga desde Berlín, ciudad en la que reside hace muchos años sin olvidar jamás a su Cochabamba natal que se apresta a festejar el Bicentenario de su Lucha Libertaria.

—¿Podría usted comunicagme con mi sobrino Von Paulus, tempogalmente conocido como Paulino Huanca?

—No se puede, señora, porque está en el baño desde que el Gobierno nacionalizó la fábrica de cemento en Sucre.

—¡Ah, picago! Egues tú y he gueconocido tu voz.

—Es que la mayor parte del tiempo estoy en el baño temblando de miedo porque soy inversionista.

—No sabía que fuegas invegsionista y que el Gobiegno podría quitagte tus empresas, ¿podrías decigme cuáles son?

—Soy accionista del naiclú Malena en la ciudad de El Alto, soy Director de una Academia de Tangos, soy propietario de un quiosco en las cercanías de la Buenos Aires avenue, donde vendo cursos de aymara por correspondencia a los cholos que trabajan en la Administración Pública, y por último soy propietario y fundador del periódico Achacachi Times, hoy alquilado a los Ponchos Rojos.

—¡Qué maravilla, sobrino! Tienes gazón paga pegmaneceg tantas hogas en el baño, luego de lo que sucedió en la fábrica de cemento en Sucre. Es que al más macho de los invegsionistas se le afloja el estómago al sabeg de ese atropello. ¿Y tú crees, sobrino, que ese hecho podría pegjudicag a Bolivia ahuyentando a nuevos inversionistas?

—Me parece que sí, tía Von Karajan, porque los inversionistas extranjeros no son tan machos y tan arriesgados como somos los bolivianos. Ellos quieren garantías para sus inversiones y también exigen seguridad jurídica para las empresas que podrían crear.

—Yo soy muy macha, sobrino, pogque soy cochabambina y mi maguido ha sido alemán y ha sido hégoe de la guegga mundial pego no me animaguía a poneg una fábrica de salchichas en Bolivia, ni tampoco una fábrica de cemento. ¿Y crees que otras empresas de bolivianos se encuentran en peligro de ser estatizadas o nacionalizadas?

—Algunos hombres importantes del Gobierno le tienen ojeriza a la empresa AeroSur, que es de un camba macho que apellida Roca y a la que andan inspeccionando e investigando, y multando para favorecer a una empresa de aviación estatal de reciente creación. También escuché que alguien ha pedido la nacionalización de la Coca-Cola, pero no creo que lo hagan muy pronto porque la fórmula de esa bebida es un secreto muy bien guardado en Estados Unidos.

—¿Y ahoga tienes miedo que pog decreto estaticen algunas de tus empresas en Bolivia?

—Sólo siento miedo que se apoderen del naiclú Malena creyendo que mi comadre Macacha, este periodista y mi motocicleta Hardley Davidson formamos parte del inventario.

—Adiós, sobrino, que te mejogues del estómago. Aufidensen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure