La Noticia de Perfil™ •

Las concordias en discordia



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 19 de octubre de 2010

Mañana la ciudad de La Paz recordará el 462.º aniversario de su fundación por el capitán Alonso de Mendoza quien —según datos históricos— a los pocos días de hacerlo dijo que iba a comprar cigarrillos y nunca más volvió. Los paceños que vivimos en El Alto nos reunimos con los alteños que trabajan en La Paz para festejar ese magno acontecimiento histórico y para ello fuimos convocados al naiclú Malena el pasado fin de semana.

La reunión fue presidida por el yatiri Titirico, quien me designó Secretario de Actas, honor que recibí por ser el último sobreviviente de la taquigrafía aunque uno de los vecinos (contrabandista de la línea blanca) me obsequió una moderna grabadora secreta que se esconde en la braguetera.

Al comenzar las deliberaciones, el yatiri Titirico negó todo parentesco con el gobernador de La Paz, César Cocarico, a quien calificó de despistado pues ignoró el bloqueo que sufren las provincias de Nor y Sud Yungas con incalculables daños a esas poblaciones paceñas donde ahora la coca sustituye a los frutales.

Al conocerse que sólo en Coroico cerraron sus puertas 40 hoteles visitados por turistas nacionales y extranjeros hubo conmoción general y todos protestaron contra los cocaleros de Yungas, productores y comercializadores de la “hoja sagrada” a la cual se atribuyen milagros de enriquecimiento súbito tanto en el Chapare como en el norte de La Paz.

Uno de los asambleístas preguntó: “¿Dónde estuvo y dónde está el Gobernador de La Paz que no hizo nada por solucionar el bloqueo de los cocaleros a las ricas provincias yungueñas?”. Se informó que la solución estará en manos del ministro Sacha Llorenti, lo cual causó mucho temor.

Un intelectual chumeño que suele asistir a las veladas nocturnas que se realizan en el Malena nos ilustró acerca del despiste que sufría el capitán Alonso de Mendoza cuando fundó la ciudad de La Paz en el pueblo de Laja, sin escuchar a sus técnicos financieros que le dijeron que el oro se hallaba en Chuquiago Marka que así se llamaba la hoyada andina.

Los asistentes acordamos asistir en pleno a los actos programados para celebrar este nuevo aniversario de la fundación de La Paz y aprobamos por unanimidad invitar al Presidente del Estado Plurinacional y al Vicepresidente para que asistan a los actos pues no todos los días se cumplen 462 años de vida; esta decisión fue aprobada por dos tercios de los asistentes, y para ello levantamos las manos, menos los partidarios del alcalde Patana, que levantaron sus patas, perdón, sus “pieses”.

Como toda buena reunión social y cultural, ésta concluyó en una trompeadura general cuando alguien anunció que los transportistas romperían el bloqueo de los cocaleros a las provincias yungueñas en defensa de su actividad, y un intelectual mameid propuso cambiar el lema del escudo paceño por este otro: “Las concordias en discordias en bloqueos concluyeron y pueblos de coca nacieron para perpetua pelea”.

Entonces saqué a bailar a una dama y ambos cantamos: Oh linda La Paz, oh bella ciudad, quien te conoce no olvida jamás, oh linda La Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure