La Noticia de Perfil™ •

Si yo fuera Carlitos



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, viernes, 22 de octubre de 2010

Hay hombres que nacen con estrella y hay otros que nacemos estrellados, reza un decir popular; entre los primeros colocaría a Carlitos Mamani, el minero rescatado de la mina San José en Copiapó (Chile), y entre los desafortunados estoy yo, que no encuentro una “mina” que me rescate de mi comadre Macacha que me tiene cautivo por una pequeña suma de dinero que le adeudo desde febrero.

Fue ella quien me llevó a conversar sobre Carlitos Mamani, el minero compatriota nuestro que en su racha de buena suerte fue convidado a almorzar en el Palacio de Gobierno por el presidente Evo Morales habiéndole conocido sólo hace unos días, mientras yo no tuve jamás ese placer después de haber escrito centenares de artículos aplaudiéndole y criticándole a veces. En fin, qué le vamos a hacer, así nomás es la vida.

Mientras Macacha imaginaba los manjares palaciegos que el presidente Evo había invitado a Carlitos y a su familia, se me ocurrió mencionar los ofrecimientos que hizo el Mandatario a su convidado, como ser una gran “pega” en YPFB con un sueldo de mil dólares mensuales, más las sumas correspondientes al Bono Dignidad, al Bono Juancito Pinto y al Bono Juana Azurduy de Padilla en caso de que la esposa de Carlitos quedara embarazada. Además Carlitos recibirá una casa propia en Cochabamba donde podrá conversar con los hombres más inteligentes de Bolivia y donde podrá comer cuatro veces al día gozando de la deliciosa gastronomía de la Llajta. Tantos fueron los elogios a la suerte de Carlitos y los dardos que Macacha me echaba subrayando mi pobreza, mi mala suerte en los negocios y el dinero que le adeudo que me brotó una negra envidieja por el afortunado minero y le dije a Macacha: “Este Carlitos no es más que un conchudo (un suertudo) que no ha sabido aprovechar bien la pasajera caricia de la fortuna”.

Mi comadre frunció el ceño y me preguntó qué le habría pedido yo al presidente Evo en el supuesto caso de ser Carlitos Mamani, siendo ésta mi respuesta: “Si yo fuera Carlitos Mamani, le habría pedido, pues, la Presidencia de YPFB y no un cargo pinche de mil dólares al mes”. Mi comadre me dijo que ese cargo es kencha y que un masista que lo obtuvo se encuentra en la cárcel de San Pedro. A lo que repuse: “Estará en la cárcel, pero la plata de la coima millonaria está guardada en alguna parte”.

Continué sosteniendo que Carlitos no era más que un chichudo y si yo fuera Carlitos le habría pedido al presidente Evo Morales que me adjudicara unos 20 catos de coca en el Chapare y que se olvidara de mí porque yo me haría cargo del cultivo de la coca y de su industrialización y posterior exportación. ¡Nada de peguitas de mil dólares!

Mi comadre me dio la razón y dijo: “Estoy por pensar que eres un hombre inteligente. ¿Que más habrías pedido si tú fueras Carlitos?”.

Le habría pedido al Presidente que me designara Canciller de la República. Mi respuesta descolocó a mi comadre y me dijo: “Nadie podrá hacerlo mejor que David Choquehuanca, ni tú, ni Carlitos Mamani”. ¿Será verdad? No le creo. Felizmente no soy Carlitos Mamani.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure