La Noticia de Perfil™ •

El eje Teherán–Cochabamba



© by Paulovich



La Paz - Bolivia,domingo, 07 de noviembre de 2010

Me emocionó escuchar otra vez la voz de mi amigo el pensador greco–cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga para invitarme a la sesión semanal del Ateneo Pericles que se realizaría ayer sábado en las instalaciones del Bar Comercio (el Barco) en la ciudad de Cochabamba, donde se debatiría sobre el tema “Construyamos el eje Teherán-Cochabamba”.

Enterada de esa invitación, mi comadre Macacha me preguntó humildemente si la invitación que yo había recibido era “con maletas o sin maletas”, que en el lenguaje académico quiere decir “con señoras o sin señoras”, respondiéndole que como se trataba de un tema importantísimo que tenía que ver con el Medio Oriente y el destino geopolítico de Cochabamba la asistencia de algunas damas era imprescindible y sería agradecida.

De esa manera Macacha y yo montamos en mi motocicleta Hardley Davidson y ella condujo la nave aérea terrestre hacia la ciudad del Rocha River, conocida como Atenea por los íntimos de la sabiduría, llamando a nuestro raid “Hacia la meta Islámica”.

El Bar Comercio había sido decorado con motivos cristianos e islámicos y en el frontis ondeaban banderas con cruces y medias lunas, mientras en el interior se habían colocado fotografías de nuestro presidente Evo y del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, y cuadros con motivos bolivianos e iraníes, el Monte Tunari completamente nevado y las vistas de algunos desiertos que forman parte de la geografía del Oriente Medio, no faltando la figura de una llama andina sonriéndole a un camello. En medio de este ambiente propicio creado por un decorador cochabambino de apellido Terán, el artista comunicó a los asistentes que su apellido sería transformado en Teherán como homenaje a la hermana república islámica sugiriéndose que los Reque Terán y los Terán cochabambinos transformen sus apellidos en honor a la capital Teherán.

El pensador greco–cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga manifestó a los participantes que la mayoría de los bolivianos no ha sabido apreciar la importancia de la cooperación iraní ni la trascendencia de la cooperación boliviana a la república islámica de Irán, quedando la mayoría de nuestra gente con la impresión de que sólo se trata de un crédito para adquirir aviones y helicópteros y la cooperación iraní para instalar alguna lechería cercana al Chapare y de una estación de Televisión que ya comenzó a instalarse en la zona del Chapare, departamento de Cochabamba. Con lenguaje sencillo el pensador cochabambino nos explicó que bajo las apariencias de cambiar lechería por litio se está construyendo el eje Irán-Cochabamba, un eje que seguramente también pasa por Caracas, uniendo de esta manera al Medio Oriente con el corazón de Bolivia. Los asistentes recién abrimos nuestros chaskañawis y comprendimos la importancia de los sacrificados viajes de nuestros gobernantes, e hicimos votos para que la energía nuclear llegue a Bolivia para iluminar y dar fuerza industrial a Bolivia.

Después de una reunión tan docta, salimos todos cantando: “En esta banda y en la otra banda, la alegría es la que manda, palomitay”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure