La Noticia de Perfil™ •

La primera rodilla del país



© by Paulovich



La Paz - Bolivia,martes, 09 de noviembre de 2010

Providencialmente, me encontraba en Cochabamba la tarde del sábado pasado deliberando acerca del Eje Teherán–Cochabamba junto a mis amigos sabios greco–cochabambinos del Ateneo Pericles, cuando mi comadre Macacha irrumpió en los salones del Bar Comercio para decirme en la oreja: “¡Dentro de unos minutos nuestro presidente Evo será sometido a una operación quirúrgica de su moroko izquierdo!”. En ese mismo instante pedí la palabra y dije a mis amigos pensadores: “Señores académicos y algunos aka de micos: Pido suspender la sesión no sin antes declarar un minuto de silencio en homenaje a la rodilla izquierda del Presidente del Estado Plurinacional, Multicolor y Folclórico que acaba de ser anestesiada en la clínica Los Olivos de esta ciudad”.

La noticia causó estupor en los académicos, tanto que alguno derramó una lágrima, mientras el Presidente anunció que comunicaría la terrible noticia al presidente de la República Islámica de Irán, señor Mahamud Ahlamahdinahyá, al comandante Fidel Castro y su hermano Raúl, al Presidente de Venezuela y a los del Ecuador y Nicaragua esta emergencia médica, producto de las prácticas futbolísticas del número diez boliviano. Anuncio que fue aprobado por unanimidad y que mereció aplausos y al que se agregó que también debería ser comunicado el hecho a la FIFA, Federación Internacional del Fútbol Asociado, residente en Suiza.

Cuando Macacha vino al Bar Comercio para trasladarme a la clínica Los Olivos en mi motocicleta Hardley Davidson fue asediada a preguntas por los académicos y ella, con lágrimas en los ojos, les respondió que la operación no entrañaba peligro y que en algunas semanas el presidente Morales volvería a sus prácticas futbolísticas, palabras que aliviaron a toda la afición política y deportiva del país. Mi comadre concluyó su informe con estas sentidas palabras: “¡Qué mala pata!”.

Mi comadre me condujo hasta el centro quirúrgico utilizando nuestra sirena de ambulancia y todos los vehículos nos dieron paso, mientras los transeúntes se preguntaban qué estaba sucediendo, aunque en pocos minutos se difundió la terrible noticia de que el líder del país y de los cocaleros del Chapare sería operado de su rodilla izquierda, lo que le impediría jugar la fútbol durante seis semanas.

Naturalmente, cuando quisimos ingresar al centro quirúrgico fuimos impedidos de hacerlo, aunque mi comadre Macacha —sin consultarme— dijo a los guardias que yo me hallaba dispuesto a donar mi rodilla en caso de que los médicos dispusieran un trasplante de moroko, recurso que felizmente no fue necesario.

Al retornar a La Paz le dije a mi comadre Macacha que me pareció un abuso de confianza el que ella hubiera ofrecido mi rodilla izquierda para ser trasplantada al presidente Evo en caso de necesidad y utilidad pública, pero ella me hizo unas carantoñas y me acarició mi moroko izquierdo diciendo que era bueno para bailar pero no para gobernar a este país tan difícil y complicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure