La Noticia de Perfil™ •

El santoral boliviano aumenta



© by Paulovich



La Paz - Bolivia,jueves, 04 de noviembre de 2010

El día dedicado a honrar a Todos los Santos, dije a mi comadre Macacha con la autoridad eclesiástica que ejerzo sobre ella: “Por favor, comadre, vaya usted por las tiendas del barrio y compre 732 velas porque le debo una vela a cada santo...”, replicando ella: “Me parecen muchas velas, compadre Paulino, y no sé si podré cumplir su pedido...”.

La verdad teológica es que existen muchísimos justos en el santoral de la Iglesia Católica, muchos más que las velas que mandé comprar, retornando mi comadre cochabambina con menos de un centenar, las que no alcanzarían para agradecer los favores que los santos me hicieron en mi vida de pecador arrepentido que a lo largo de ella no pude inventar un solo pecado nuevo, pues todos ya habían sido patentados en Sodoma y Gomorra.

Convertimos mi escritorio en oratorio y encendimos muchas velas en honor y agradecimiento a los santos que cuentan con mayor clientela como San Antonio, San Judas Tadeo y San Expedito (patrono de los caminos en Bolivia que siempre están bloqueados), santos que habían sido los preferidos de mi comadre Macacha; mientras que encendí sendas velas a San Pablo (Paulo), San Agustín y San Ignacio de Loyola que sigue siendo mi Comandante.

Después de cumplir con esa actividad piadosa de la fecha, mi comadre cochabambina me preguntó si no deberíamos dirigir una plegaria y una felicitación a algún santo boliviano que seguramente los hay, especialmente en Cochabamba, respondiéndole con sinceridad mi desconocimiento absoluto en esa materia, pues todos mis amigos de la Llajta son pecadores normaluchos sin posibilidades de llegar a los altares, aunque tuve noticias de que nuestro Embajador en el Vaticano se hallaba gestionando ante una Sagrada Congregación la beatificación de algunos paisanos nuestros, todos ligados al Movimiento Al Socialismo (MAS), asunto que interesó a mi pariente espiritual y principal benefactora, Macacha viuda de Racacha.

Un espía que tengo en el Vaticano, naturalmente cochabambino, me informó que nuestro Embajador inició hace dos años la beatificación del presidente Evo por su acción misionera y apostólica desarrollada en la República Islámica de Irán, destinada principalmente a la conversión de la fe cristiana del presidente Mahmud y de sus principales ministros, lo que convertiría a esa República Islámica en un Estado Plurinacional Multicolor y Folklórico, donde no exista una religión oficial y donde todo el pueblo pueda hacer lo que le da la gana.

Macacha quedó estupefacta ante la misión apostólica que realiza quien pronto podría ser convertido en San Evo y llegar a los altares mediante una ley aprobada por la mayoría de la Asamblea Legislativa de Bolivia. Dicen que el Presidente sería también declarado beato protector de los futbolistas del planeta, y los bomberos nucleares.

También fui informado de que se inició un proceso para llevar a los altares al vicepresidente Álvaro García Linera, quien podría ser declarado virgen y mártir. Habrá más santos bolivianos, lo cual nos alegró muchísimo a los pecadores Macacha y Paulino Huanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure