La Noticia de Perfil™ •

Hágalo con plata ajena



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 21 de noviembre de 2010

Los “viernes vernaculares” que se realizan en el naiclú Malena de la ciudad de El Alto se reanudaron este fin de semana y allí estuvimos mi comadre Macacha y yo, mis amigos yatiris Calimán y Titirico, el falso yatiri Wayruru, algunos intelectuales alteños y uno de Chuma, y visitantes peruanos llegados de Puno para conocer El Alto by night.

Invitados a la mesa de los yatiris, Calimán abrió una botella de whisky escocés marca Juancito el Caminante anunciándonos que el Gobierno prepara una ley elevando los impuestos a todas las bebidas alcohólicas menos a la chicha, aviso que provocó una silbatina general porque en el Malena los clientes consumimos sólo bebidas finas; también se dijo que esta medida sería discriminadora y racista porque sólo favorecería a los cocaleros del Chapare y a los bebedores de raza quechua.

Siguiendo con la tanda de malas noticias, el yatiri también anunció mayores impuestos al consumo de cigarrillos y a los juegos de azar para fastidiar a los timberos y a los fumacos.

Al notar en mi rostro síntomas de preocupación ante los nuevos impuestos que reducirían mi consumo de singani, cerveza, whisky y cigarrillos Derby, me dijo mi comadre cochabambina: “No se angustie, compadre, porque mientras yo esté a su lado nada le faltará y menos un whisquicito etiqueta negra, y esta negra sin etiqueta que también le proveerá de cigarrillos para que siga fumando y no se haga fumar por el ministro de Economía, señor Arce, quien acaba de descubrir que los impuestos aumentan la popularidad de los gobernantes”.

El “viernes vernacular” continuó con el show (que aquí llamamos “chou”) de Frúfrú, también conocida como “el ciclón alteño”, y sus muchachas que ofrecieron su espectáculo del estriptís al revés pues las bailarinas se presentan calatas y luego se van vistiendo lenta y armoniosamente debido a las bajas temperaturas alteñas.

Imprevistamente apareció en la pista principal el falso yatiri llamado Wayruru, quien fue recibido con insultos y silbidos cuando anunció que nos explicaría los beneficios para los alteños que significará la nueva Ley de Pensiones que será aprobada por la Asamblea Legislativa sin cambiar ni una coma y antes de Navidad porque se trataría —según algunos políticos— de un regalo navideño que entregará el presidente Evo al pueblo boliviano.

Al ver a Wayruru en la pista, mis amigos yatiris Calimán y titirico se lanzaron contra él acusándolo de falso yatiri y exigiéndole que mostrase al público su título universitario de Yatiri en provisión nacional equivalente a los de nuestros amigos alteños, los brujos andinos Calimán y Titirico, que ejercen su profesión de yatiris en El Alto, a la vueltita del Malena, hace años, y gracias a su sabiduría y profesionalismo asesoran al Ministro de Relaciones Exteriores.

Ante la falta de títulos, Wayruru alcanzó a decirnos que la Ley de Pensiones será un regalo navideño del Presidente al pueblo de Bolivia. Y Macacha me dijo sagazmente en mi oreja: “Será un regalo navideño con plata ajena porque el Estado no contribuirá ni con un centavo a las nuevas jubilaciones”. Como yo a mis 83 pirulos sigo trabajando, no dije nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure