La Noticia de Perfil™ •

Evo no gasta en nada



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Jueves, 12 de noviembre de 2009

Quedé realmente conmovido el otro día cuando pude conocer a través de una noticia publicada en un periódico las declaraciones del patrimonio que poseen en la actualidad nuestros gobernantes Evo, Álvaro y algunos ministros de Estado que demuestran que sólo viven del pinche sueldo que les paga el Estado, motivo que me llevó a renunciar definitivamente a mis ambiciones personales de ocupar el Ministerio de Hacienda u otro cargo más jerárquico aún.

Cuando leía la noticia periodística me puse a llorar al imaginar los sacrificios personales que realizan esos buenos ciudadanos bolivianos, pero luego me atacó una risa incontenible que llamó la atención de mi esposa, quien acudió con un vaso de agua al temer que esa risa nerviosa acompañada de hipo podría causarme un infarto o, como dicen algunos candidatos provincianos, “un injerto al corazón”.

Cuando el agua y sus cuidados detuvieron mi risa, mi esposa me preguntó por el motivo que me había causado una risa tan peligrosa y cuando le dije que acababa de enterarme del patrimonio personal que habían declarado Evo, Álvaro y los ministros de Hacienda, de Defensa y otros altos funcionarios públicos, me volvió a atacar la risa y un dolor muscular en el abdomen obligó a mi esposa a trasladarme a mi lecho conyugal, donde me sometió a masajes abdominales y a meterme unas toallas en la boca.

De esa manera algo brutal pude cesar esos espasmos nerviosos que produjeron ese ataque de risa que casi me causó un infarto y pude dormir durante una hora al cabo de la cual abrí los ojos y pregunté a mi esposa qué es lo que me había sucedido, respondiéndome con prudencia que alguna noticia periodística me había conmovido hasta el llanto y luego me había producido un ataque de risa, pero que todo ya había pasado.

Al cabo de algunos minutos, ella me comentó suavemente acerca de lo feliz que era y es nuestro presidente Evo al vivir sin gastar absolutamente nada, o sea que no gasta un centavo durante el mes y durante los años que él es Presidente de la República, concluyendo la española con esta frase tan natural en una mujer hispanoparlante de Zaragoza: “Dios y la Virgen del Pilar deben de amar mucho al Presidente Evo porque la vida es gratis para él y todo le cae del Cielo”.

Esas palabras despertaron en mí una negra envidieja hacia nuestro Presidente porque yo pobre desgraciado no recibo nada “tisgra”, nada gratis en esta vida y tengo que pagar hasta la marraqueta que acompaña a mi cafecito mañanero y tengo que pagar el minibús que me lleva hasta el periódico o el minibús que me conduce a mi quiosco donde vendo algunas cositas para hacer frente a la crisis.

A propósito, acabo de darme cuenta de que ni el presidente Evo, ni su compañero Alvarito ni sus ministros de Estado deben sufrir la crisis que nosotros y yo en particular sufrimos. Es que ellos tienen todo gratis, “tisgra”.

Pero no sigo porque a lo peor me sobreviene otra vez un ataque de llanto y de risas incontenibles.

Clic aqui para comentar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure