La Noticia de Perfil™ •

La coca “había sido” cocaína



© by Paulovich



Bolivia, Sábado, 7 de noviembre de 2009

Me encanta conversar con mi tío Huevastián porque siempre le consideré como uno de los genuinos representantes de una gran parte de nuestra población, inocente y a veces bobalicona, que vive levitando por encima de nuestros grandes problemas y ajena a los gravísimos errores de quienes nos gobiernan y consideran que Bolivia es una gran nación y que por ella doy mi vida, también mi corazón... como dice la popular cueca.

Mi tío Huevastián me visitó ayer y éste fue el diálogo que sostuvimos comiendo unas pasankallas que me había traído de regalo y unas arvejas tostadas que llenaban un bolsillo de su chaqueta.

—Querido tío Huevas, ¡qué gusto me da verte!

—No me llamo Huevas, mi nombre completo es Huevastián Bolastristes Huanca.

—No te enfades tío querido. Ya sabes que cuando vienes a visitarme me encanta conversar contigo acerca de nuestros grandes problemas nacionales.

—Así es, sobrino periodista, aunque muchas veces te preocupas demasiado por algunos sucesos.

—Así es, tío Huevastián. Hoy quiero conversar contigo de esta noticia que abre en la primera página de La Prensa de La Paz.

—Ya sabes que yo no leo periódicos porque alteran mi felicidad. ¿Qué dice ese titular periodístico?

—Dice así: “En el último trienio, 67,5% de la coca se desvío al circuito ilícito”

—No entiendo un carajo, sobrino, y perdona por la interjección que sólo utilizo cuando no hay señoras ni niños de corta edad.

—Dice pues que en los últimos tres años, más de dos tercios de la coca producida en Bolivia se convierte en cocaína.

—¿Pero eso es malo para nuestro país..?

—Claro que es malo, tío Huevastián, porque la cocaína envenena a la población del mundo y por eso su fabricación es penada en el mundo por convenios internacionales.

—Es que no me importa que consuman cocaína los gringos y los europeos...

—Es que es un axioma que la población de un país que fabrica cocaína también la consume. Hay millares de consumidores de pichicata en nuestro país y ahora la consumen hasta los jovencitos de los colegios, que muy pronto se convertirán en drogadictos.

—Nunca había pensado en eso sobrino, pues yo siempre creía que la coca es la hoja sagrada de nuestros originarios y que ellos la consumen para distraer hambres y fatigas.

—Eso nos dicen para que la coca se siga sembrando en el país, pero la verdad es que el 67,5% de la coca que se produce en el país es para fabricar cocaína que luego es exportada al mundo a precios muy elevados.

—Pero eso no debe saber el Evo Morales, alguien le debe estar ocultando esa verdad tan terrible.

—No pues tío Huevastián, cómo no va a saber eso si él es Presidente de la República...

—Seguramente sus ministros son los que le ocultan la verdad y no le permiten leer los periódicos...

Clic aqui para comentar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure