La Noticia de Perfil™ •

La guerra electoral



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Domingo, 8 de noviembre de 2009

"De la campaña electoral pasamos a la Guerra Electoral”, me anunció telefónicamente mi comadre Macacha, indicándome que debería trasladarme inmediatamente a la ciudad del Rocha River en calidad de corresponsal de guerra con mi uniforme militar camuflado pues en tiempo de guerra todo agujero es trinchera. Mi esposa me despidió con lágrimas en los ojos rogándome prudencia para evitar que ella pudiera convertirse en una viuda joven y rica.

En el aeropuerto Jorge Wilstermann, mi comadre me relató llorando el arraigo decretado por una jueza contra el candidato presidencial opositor Manfred Reyes Villa y la anotación preventiva de sus bienes inmuebles y me alojó en el sótano de su casa del cual parte un túnel subterráneo que comunica con su alcoba fuertemente resguardada.

Mi comadre Macacha también había instalado para mi uso un perfecto sistema de comunicaciones nacional e internacional para que pudiera cumplir satisfactoriamente mis labores de corresponsal de guerra electoral pues hasta sus orejas había llegado el lema del Partido gubernamental que dice “la cosa está que arde pero hay orden de no aflojar” al que los seguidores de Manfred contestan con brío que no sienten miedo en esta champa–guerra.

Las amigas cholas de mi comadre Macacha me informaron que dirigentes políticos les anunciaron que la guerra electoral continuará contra los candidatos opositores y que dentro de unos días pintarán en las paredes de los mercados cochabambinos unas leyendas que dirán: “Manfred es paceño y no es cochabambino” y “Manfred es un espía paceño y es enemigo de Cochabamba” y que se alista un decreto para nacionalizar la fábrica de cemento de Viacha propiedad del candidato opositor Samuel Doria Medina, por criticar la política económica del actual Gobierno.

Mi comadre me preguntó si yo tenía propiedades urbanas en La Paz y Cochabamba y tuve que confesarle que sólo tengo algunas cholas suburbanas abandonadas hace muchos años, lo cual la tranquilizó pues no sería raro que en esta guerra electoral los masistas presionaran para que se dictara un decreto prohibiendo a todos los candidatos opositores tener más de una chola urbana y otra suburbana.

Mis informantes cholas también me dijeron que los agentes electorales del Movimiento al Socialismo preparan una ordenanza municipal prohibiendo el consumo de bombones en el down town boliviano, o sea, la ciudad de Cochabamba, a raíz de que las mujeres cochabambinas habían rebautizado al señor Manfred Reyes Villa con el apodo de “Bombón”. La mencionada medida municipal diría en uno de sus considerandos: “Que se ha comprobado científicamente por sabios cubanos y venezolanos que los bombones hacen engordar a las damas y también a las cholitas de la Llajta y perjudica su consumo al desarrollo de ideas revolucionarias que nos conducirán al Socialismo del siglo XXI…”.

Agregaron mis amigas de pollera que la parte resolutiva dice: “Se prohíbe el consumo de bombones en Cochabamba por ser nocivos a la salud revolucionaria del pueblo…”. Seguiré informando desde mi puesto de combate.

Clic aqui para comentar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure