La Noticia de Perfil™ •

La gran mamada



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Domingo, 29 de noviembre de 2009

En mi Diccionario del Cholo Ilustrado, la palabra Mamada no significa para nada el inocente acto de nuestras guaguas cuando se prenden del pecho de sus madres para alimentarse. Mamada, para los cholos lustrosos, quiere decir burla, engaño y estafa que ejecuta un cholo pícaro y mañoso contra otro crédulo, confiado y de buena fe.

Basado en ese vocablo nuestro que no tiene salpicadura maradoniana alguna, puedo afirmar sin pestañar que sólo falta una semana para la Gran Mamada que se realizará ante los ojos de todo el mundo, con la presencia de periodistas extranjeros, nacionales y observadores de Europa y América.

Esta mañana al despertar muy preocupado por la situación en nuestro país, le pregunté a mi esposa: “Amorcito, tú que me conoces hace más de cincuenta años, ¿te ha parecido alguna vez que yo tengo cara de teta?”. Sorprendida la hispanoparlante, me respondió que mi cara no tenía ningún parecido con ninguna glándula mamaria y que para ella yo tengo un rostro muy simpático. Sus palabras me consolaron un poco, aunque luego corrí al espejo para comprobar si yo tenía cara de teta. Por si acaso, le pedí a mi cónyuge que me prestara uno de sus sostenes o sujetadores para colocármelo en mi cara porque no me pareció púdico ni conveniente salir a la calle con mi cara de teta, al igual que las señoras que nunca van a un té, o a un cóctel, o al mercado con sus “ñuñus” al aire.

De la misma manera saldré ataviado el próximo domingo bautizado por mi como "El día de la Gran Mamada”, y mis amigos harán lo mismo pues actualmente buscan en las lencerías sostenes para cubrir sus caras de tetas, algunas con bigotes estilo Charles Bronson, Jorge Negrete y Clark Gable, siendo el más sensacional de todos el que tiene cara de teta con barba estilo Fidel Castro.

Creo que gran parte de nuestra población ha asistido impotente al triunfo de la mañudería, de la picardía chola, del fraude, sobre la biometría y las rectas intenciones. Hay medio millón de ciudadanos inscritos irregularmente y que seguramente votarán. Y nada le pasará a ese “mamón” que se inscribió 37 veces en los registros biométricos. Y nadie se sorprenderá al ver que los registros pandinos, tarijeños, benianos, cruceños y chuquisaqueños hayan crecido de manera tan acelerada. Es la gran mamada con cédulas repartidas con ayuda venezolana desde 2006. Y muchos muertos volverán a la vida para votar el Día de la Gran Mamada.

Para concluir les digo que mis amigos y yo que tenemos cara de teta desde hoy caminaremos por las calles con sostenes femeninos colocados en nuestros rostros. Lo que mejor hicieron los actores políticos que organizaron las próximas elecciones a todos y en especial a mí fue dotarnos de una cara de teta, y como las tetas son siempre dos, tendré la misma cara para cuando tengamos que elegir a prefectos y alcaldes.

¡Viva la Gran Mamada, viva mi cara de teta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure