La Noticia de Perfil™ •

Un mes complicado



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Martes, 1 de diciembre de 2009

Al iniciar el mes de diciembre comienzo a ponerme nervioso porque se aproxima la Navidad y todos me miran con cara de arbolito lleno de luces y con bolas de adorno; este año es peor que los otros porque el próximo domingo tendremos elecciones presidenciales y todos me miran como si yo tuviera cara de teta en la fiesta democrática de “la gran mamada”. La única persona que me hizo sonreír fue mi tía cochabambina que vive en Alemania, cuando llamó por teléfono desde Berlín.

—¿Podría comunicagme con mi sobrino Von Paulus?

—No puedo, señora, porque don Paulino está vendiendo “nacimientos”, panetones y juguetes en la calle Figueroa.

—¿Es que el Alcalde de La Paz no ha prohibido vendeg en las calles?

—Aquí llega don Paulino, señora, pero le advierto de que está de mal humor y tiene la cara de una chola multada.

—Sobrino queguido, hablas con tu tía Clothilde von Karajan Quiroga.

—Hola tía del Karajo, aquí me tienes broncando ante la llegada del mes de diciembre.

—Un hegmoso mes, sobrino, es el mes de la Navidad, cuando llega Jesús al mundo con su mensaje de paz y amog…

—Eso será en Alemania y en otros países, aquí estamos a una semana de las elecciones presidenciales y en las calles y plazas hay más imágenes del presidente Evo que del Niño Jesús.

—Pego me ha dicho tu lloq’alla que tú estás vendiendo nacimientos, imágenes del Niño y motivos navideños en la calle Figuegoa.

—¡Un momento, tía Clothilde, ése al que acabas de llamar lloq’alla es candidato a diputado, así que más respeto!

—Dile que me pegdone, es que desde Alemania todos los bolivianos me paguesen lloq’allas, hasta tú que egues mi sobrino.

—Está bien, tía von Karajan Quiroga, hoy no estoy para discutir yemadas porque mi principal problema es el económico.

—Pídele, pues, a tu mujer, tú mismo me dijiste una vez que “mujeg que no da plata a su maguido trae mala suegte”.

—Es que ella ya no vive en España para enviarme remesas mensuales.

—Entonces, préstate dinego de tu comadre Macacha.

—La noble Macacha lo haría pero quiere obligarme a que me inscriba en el partido del Evo.

—¿Y pog qué no te inscribes…?

—Ya es tarde, tía von Karajan Quiroga, ya están llenas las listas de senadores y diputados, de ministros y viceministros.

—¡Pobre sobrino mío! Veo que tu situación es angustiosa pues no podrás vender tu megcadeguía en la calle Figuegoa, tu mujeg ya no podrá mandagte remesas porque ahoga está en Bolivia, tu comadre Macacha ha cogtado su asistencia técnica y financiega, los masistas no te quieguen. Sólo te queda tu tía Clothilde von Karajan Quiroga, quien ahoga mismo te enviagá tu aguinaldo navideño

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure