La Noticia de Perfil™ •

Calentamiento global en Bolivia



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Domingo, 20 de diciembre de 2009

M
ientras el presidente Evo luchaba como un león en la fría ciudad de Copenhague
(Dinamarca), aquí en Chuquiago Marca sufríamos calladamente los efectos del calentamiento global que golpea al país desde hace muchos años y que causó muchas bajas de personajes muy conocidos como Goni Sánchez de Lozada, Carlos Mesa Gisbert, el “Mallku” Felipe Quispe Huanca, Román Loayza, Santos Ramírez, Leopoldo Fernández y otros.

No cabe duda que los países atrasados y pobres como Bolivia, Cuba, Sudán y algunos más resultamos los más perjudicados por el cambio climático que se opera en el planeta, pues los pobladores de Sudán la pasan sudando casi tanto como los bolivianos en todo el territorio nacional.

Estas ideas originales me las sugirió mi tía Encarna, quien vino desde Cochabamba para dialogar conmigo acerca del calentamiento global de los bolivianos acentuado este último tiempo por referendos amañados, elecciones presidenciales y los próximos comicios para gobernadores y alcaldes.

“Estoy más caliente que una chola multada”, me dijo mi virtuosa pariente al llegar a mi casa, despojándose de su abrigo y su vestido, quedándose en enaguas y pidiéndome un abanico para agitarlo sobre su envejecido cuerpecito. Le pregunté si todo era por el calentamiento global y me dijo: “Están persiguiendo por aire, mar y tierra a Manfred Reyes Villa y no pararán hasta meterlo en la cárcel y quitarle su casa y todo lo que tiene”. Quise explicarle que la política en Bolivia fue siempre así, pero mi pariente gritando me dijo: “¡Es el calentamiento global registrado en Cochabamba!”. Sudorosa, me pidió que cerrara mis ojos por unos instantes y cerré mis chaskañawis, pero pude ver que mi pobre tía se echaba unos hielos en su pechonalidad, para darme luego mayores informaciones.

Me contó la ocupación de tierras pertenecientes a la familia Marinkovic, procedimiento que continuará con otras propiedades de la misma familia. Según mi tía, el calentamiento global se agudizará en Santa Cruz, pues los ojos oficialistas no sólo buscan a Marinkovic que está prófugo, sino a otros hombres importantes. “No tienen toda la culpa los perseguidores y yo creo que el culpable de todo lo que pasa y pasará en tiempos venideros es el calentamiento global que se apoderó de muchos bolivianos”.

Como mi tía se encontraba tan “caliente", término que utilizamos hasta los cholos de las zonas frías, empezó a hacer un estriptis en mi delante, mientras yo le imploraba que detuviera su acción, pero ella no me hizo caso. Tarareando la música de un foxtrot lento comenzó a despojarse de sus sostenes, poniendo al descubierto sus flácidos ñuñus; luego se quitó una de sus enaguas y después la otra que había sido de lana. Pensé que allí se detendría pero continuó hasta el final, aunque yo cerré los ojos.

Cuando los abrí y contemplé su triste aunque calurosa estampa ella comenzó a despojarse de sus dientes y muelas postizas y los arrojó al aire acompasadamente. Mi pobre tía, víctima inocente del calentamiento global que se registra en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure