La Noticia de Perfil™ •

Esta noche es Nochebuena



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Jueves, 24 de diciembre de 2009

Ayer fui llamado al despacho del Director del Periódico y temblé ante la posibilidad de ser despedido, comentando en mi interior: lo único que faltaría es quedarme sin trabajo en vísperas de la Nochebuena… lo que felizmente no sucedió pues el Dire me dijo: “Corre el rumor de que mañana nacerá un niño llamado Jesús, averigüe dónde y entrevístelo. No aceptaré ninguna excusa”.

Me puse en movimiento y comencé a averiguar dónde podría producirse el alumbramiento de ese niño a quien debería entrevistar. Comencé llamando a todas las clínicas que conozco, empezando por la clínica de la Asunción donde me atendió el Dr. Marcelo Navajas hijo, quien me aseguró que ninguna mujer judía llamada María se hallaba entre las parturientas. Luego hablé con la clínica Alemana y su Director el Dr. Kushner me dijo: “Hablas con la clínica Alemana y no tengo entre mis pacientes a ninguna mujer judía y tampoco conozco a ningún carpintero israelita que se llame José”. Iguales negativas me dieron en la clínica Cemes, en el maternológico de la Caja y en el hospital Arco Iris, lo cual no me desalentó y continué con mis indagaciones.

De pronto se me iluminó el cerebro y dije: “Soy un tonto en buscar al niño que pronto nacerá en clínicas y centros médicos, pues el niño Jesús seguramente preferirá nacer entre la gente pobre, tengo que buscar el lugar de su nacimiento en los barrios populares de La Paz, cerca de la Buenos Aires Avenue”, y allí me dirigí con mi cámara fotográfica y mi libreta de apuntes. Pregunté a muchas cholas y cholos paceños si conocían a una mujercita bella con pinta de judía quien se encuentra a punto de dar a luz una guagüita. Nadie recordaba haberla visto y mucho menos acompañada de carpintero barbudo llamado José, a quien podrían decirle Pepe. De pronto se me volvieron a encender las pilas en mi cabezota y me dije: “Soy un crudo al pensar en que Jesús podría nacer en las cercanías del Gran Poder porque aquí viven los cholos ricos de La Paz y no gustaría al niño Jesús nacer entre gente tan poderosa”.

¿Qué hacer, entonces? Me di una palmada en la frente y me dije: “¡Pucha que eres bastante cojudín! Ayer estuviste preparando un Belén en tu casa con motivos paceños y cochabambinos y hasta lo decoraste con cañas cruceñas y colocaste unas embarcaciones chiquitas sobre las aguas del Rocha River y también armaste un hermoso pesebre para que allí naciera el Niño Jesús. Búscalo, pues allí en el living de un periodista pobre que ama a Jesús desde hace 80 años”. Y me dirigí raudo hacia mi casa, donde ya estaban en mi portal de Belén la hermosa María y el noble carpintero llamado José, Pepe para los íntimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure