La Noticia de Perfil™ •

Mañana es día de Todos los Santos



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Sábado, 31 de octubre de 2009

Mi esposa me recordó que la Iglesia Católica instituyó el día de Todos los Santos para honrar a todos aquellos cristianos que murieron en olor a santidad y que no figuran en el calendario litúrgico porque allí no pueden caber todos. Entonces yo le pregunté si yo olía a santidad y ella acercando sus narices a mi alma dijo: “¡Puf!”, y me echó un litro de perfume Yardley.

Una vez superado aquel incidente, fui a buscar la imagen de María Magdalena que figura a los pies de Jesús en todas las escenas de la Crucifixión y le puse unas florecitas, porque nadie se acuerda de la pobre, y también fui a buscar la imagen de San Agustín para agradecerle por haber dicho: “Ama y haz lo que quieras”.

En estas idas y venidas durante la víspera del Día de Todos los Santos me encontré con mis amigos los yatiris Calimán y Titirico, quienes vendían t’antawawas y otras masitas que se expenden en estas fiestas de Todos Santos y Día de los Difuntos. Les expliqué el sentido de la fiesta que se celebra mañana y me manifestaron que ellos rezarían a los santos del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuyos procesos de beatificación y canonización serán tramitados en breve por el canciller Choquehuanca, quien viajaría pronto a Roma. Sonreí ante su pretensión y muy serios me aseguraron que “Choquy” (como ellos le llaman) tendría éxito en sus trámites.

“El primer santo del MAS —me dijeron— será Santos Ramírez, que también será declarado ‘mártir’ por haberse casado dos veces y haber sido encarcelado injustamente sin que las autoridades respetaran que su esposa se hallaba esperando una wawita”. Siguiéndoles la corriente, les pregunté si aquel santo de su devoción había realizado algún milagro que pudiera destacarse, y Calimán me respondió: “El gran milagro que realizó es conocido con el nombre de ‘la desaparición de la coima’, prodigio que se efectuó ante muchos testigos en la avenida Tejada Sorzano”. Bajé la cabeza en señal de asentimiento.

Mis amigos yatiris me aseguraron tener otros santos que pronto llegarían a los altares, como un tal Rozsa, un mártir euro-boliviano sacrificado en Santa Cruz junto a un irlandés y un rumano, y que prefirieron morir antes que confesar quién o quiénes los habían contratado. San Rozsa o San Rozsita sería otro de los santos masistas.

Cuando me hablaron de tramitar la canonización de San Quintana, del dos veces santo San Walker San Miguel y San Alfredo Rada opté por dejar a mis interlocutores bólidos por mentirosos y presumidos, proponiéndome celebrar la fiesta de mañana, Fiesta de Todos los Santos, con los santos garantizados y certificados por las autoridades de la Santa Iglesia Católica, que honrará a San Paulo, de donde viene Paulino Huanca, quien no será muy santo pero tampoco inventó ningún pecado nuevo.

Clic aqui para comentar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure