La Noticia de Perfil™ •

Balance con saldo en contra



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, miércoles, 29 de diciembre de 2010

Mis amigos ricos (ricos tipos) del Bar Chuma me aconsejaron que hoy debía tirar mi balance correspondiente a la gestión 2010 como hacen todas las empresas serias, los bancos y las personas serias como yo. Como no tengo mucha idea acerca de esta práctica contable, le pregunté a mi comadre Macacha si ella realizaba tal ejercicio anual. Con toda humildad le pregunté si ella quería “balancearse conmigo”, respondiendo la cochabambina que ella no se balanceaba con ningún hombre desde que murió su marido.

Al ser malinterpretado, le expliqué haberme propuesto ejecutar un balance de mi situación económica correspondiente a la presente gestión que finaliza, a lo que accedió colaborarme porque ella realiza un balance diario de su economía y que con sólo apretar una tecla de su computer sabía cuál era su saldo, pero que mi balance anual sería más difícil.

La cholita cochabambina me pidió algunos documentos que acreditaran mis ingresos y mis egresos y le entregué unos papeles que me dejó mi esposa y que estaban muy ordenados, diciéndome Macacha que me faltaban muchas facturas por consumo de comidas y bebidas, facturas por los regalos que le entregué durante este año que finaliza, manifestándole que me parecía poco elegante entregarle esas facturas porque mis caseras de la Huyustus nunca me las dieron. Entre los papeles o documentos que le entregué, Macacha miró complacida un recibo suscrito por mí y que se refería al préstamo que ella me otorgó el mes de febrero de este año y que no había sido pagado.

Le sugerí que anotara ese recibo de 5.000 dólares en la casilla de “Cuentas por Pagar”, pero ella que sabe de estas cosas me dijo que lo pondría en la cuenta de “Documentos en Ejecución” porque lo entregaría a su abogado.

En la cuenta de “Donaciones” se encuentran inscritos unos papeles de Remesas que recibí de España, Suecia y Alemania, países donde viven mi esposa y varias tías mías.

Como buena contable anotó en la cuenta “Otros bienes que posee” el valor aproximado del 50% de mi lecho conyugal, mi motocicleta Harley Davidson, mi máquina de escribir, mis libros, la guitarra que me regaló mi amigo Pedro Shimose y una bacinica de plata que gané en juego a un amigo chuquisaqueño.

Cuando estableció la diferencia entre el Debe y el Haber, mi comadre se puso a llorar, me abrazó y me dijo: “Está usted quebrado, mi querido compadre, por la vida alegre y romántica que lleva y me parece que ingresará a la Gestión 2011 con un déficit considerable y quiero advertirle que el próximo año será mucho peor que ahora porque he sabido que en el año 2011 el Gobierno aprobará medidas más serias para llevar a Bolivia al Socialismo, lo que quiere decir que nuestra situación se acercará más al modelo cubano, venezolano y nicaragüense.

Yo creo en lo que me dijo mi buena comadre y le agradezco porque al firmar mi balance por esta gestión me dijo: “Sin embargo, compadre, no se desespere porque mientras yo esté a su lado nada le faltará…”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure