La Noticia de Perfil™ •

Los que no acullicamos


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sábado, 29 de enero de 2011

Como ustedes saben, este fin de mes vence el plazo señalado por la Organización de las Naciones Unidas para recibir pronunciamientos a favor o en contra de la despenalización de la hoja de coca que hasta ahora es considerada como estupefaciente. Debe ser por ello que en los últimos días recibí varias invitaciones para masticar coca en lugares públicos, a lo que me negué, pues mi tía Encarna me inculcó desde que yo era niño que la coca es cocaína y punto, y que lo demás es majadería, principio que comparte mi tía Clotilde von Karajan Quiroga, quien me llamó desde Berlín, Alemania.

—Habla la señoga frau Clotilde von Karajan Quigoga, ¿estagá sobrino Paulino von Paulus Huanca Claure?

—Querida tía Von Karajan, mi tía del carajo, la que vive en Berlín y no se olvida nunca de Cochabamba ni de este sobrino que vive sufriendo en La Paz por el amor de una mujer…

—En diciembre te mandé un guegalito en eugos paga que pagagas a unas cholas que te habían prestado dinego.

—Gracias tía Clotilde, recibí los euros, pero no les pagué a las cholas que son una sola y tú la conoces. No quiero hablar de cholas contigo, ¿has oído hablar en Alemania que estuvo por allí nuestro Canciller?

—Supe que había estado por aquí queguiendo convenceg a los alemanes de que la coca es una hoja sagrada y que es buena paga la salud y que debeguía seg despenalizada pog la ONU. Felizmente no le he visto, pego sé que los alemanes, y todo el mundo, saben que la coca boliviana se utiliza casi totalmente en fabricag cocaína.

—Sobre todo la hoja que se cultiva en el Chapare, aunque también la que se produce en otras regiones de Bolivia es cultivada para lo mismo.

—¿Y tú, sobrino Von Paulus Huanca, a-cu-lli-cas coca alguna vez?

—Nunca, tía Von Karajan, porque he visto que la coca te deja los dientes verdes y un aliento asqueroso y te puedo asegurar que en nuestra Bolivia, millones de paisanos nuestros jamás hemos acullicado coca.

—Y entonces, ¿quiénes a-cu-lli-can coca?

—Los indígenas y los trabajadores mineros porque la coca les quita el hambre y alivia su fatiga.

—Pego los indígenas son la mayoría de la población…

—No, tía Von Karajan, la mayoría de nuestra población es mestiza y nosotros no consumimos coca, esa hoja que llaman sagrada, según creían los incas.

—Pego, he sabido sobrino, que te viegon megodeando pog el edificio de la Embajada de Estados Unidos cuando los a-cu-lli-ca-do-gues masticaban coca para tetimoniag que la coca es un alimento inocente y fogtificadog y que ibas con una cholita cochabambina como yo…

—Fuimos en calidad de periodistas para ver a algunos hombres importantes.

—¿Y viste a algunos?

—Estuvieron algunos diputados del partido gobernante, y allí supe que el Alcalde de Calamarca había sido capturado por narcotraficante.

—¡Qué país tan emocionante es el nuestro, sobrino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure