La Noticia de Perfil™ •

Justificación del satélite


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia,martes, 18 de enero de 2011

Dejé de escribir durante una semana perseguido por mis acreedores y tuve que vivir en la clandestinidad refugiado en una de las casas que posee mi comadre Macacha en la ciudad de El Alto, en Villa Satélite, donde los vecinos piden ser la sede de la Estación Espacial boliviana desde la cual se controlará el funcionamiento del satélite espacial Túpac Katari que los técnicos chinos construyen “a todo chancho".

En vista de la cercanía al naiclú “Malena", acudí varias noches al local donde alternan intelectuales y científicos alteños, y un pensador chumeño, mis amigos yatiris Calimán, Titirico y Wayruru, complementando el cupo de belleza doce artistas de varieté encabezas por Frufrú, bailarina franco-cochabambina.

En la última reunión, donde tratamos temas importantes como la elevación de precios no sólo en los artículos alimenticios, de bebidas refrescantes, material escolar, pensiones escolares, alquileres y absolutamente todo, hablamos también del satélite espacial Túpac Katari aprovechando la presencia de dos chinos que son propietarios de una chifa en Ciudad Satélite, que nos sorprendieron cuando uno de ellos dijo que no sólo fabrican riquísimos platos chinos (escuela pekinesa), sino que ellos habrían podido construir un satélite espacial para Bolivia en Ciudad Satélite a un precio mucho menor a los 380 millones de dólares que Bolivia acaba de contratar.

Ante una propuesta tan interesante abrimos los ojos, mientras los chinitos de la chifa no pudieron hacerlo, y el yatiri Calimán preguntó al chinito si tenía experiencia en la materia y algunos certificados que acreditaran sus conocimientos técnicos. Los chinitos en cuestión nos invitaron a todos los presentes a dirigirnos a su chifa en Ciudad Satélite, importante zona de la ciudad de El Alto.

Todos nos dirigimos al lugar, donde los chinitos dijeron que primero deberíamos degustar un pato pekinés con arroz chaufa para luego ir a conocer el satélite que habían construido en el patio, y pasamos al Satélite Espacial de tamaño modesto y complicada tecnología. Desde una de las pantallas observamos el firmamento, las estrellas de varias dimensiones y magnitudes, los astros a lo lejos y una luna que a muchos románticos nos hizo suspirar.

En eso vimos una especie de cohete que cruzó veloz el firmamento y se posó en una estrella. Preguntamos al chinito qué fue ese cohete tan veloz e iluminado; el chinito mayor nos dijo:

"Acaban de vel un cohete conducido pol una cholita boliviana llevando azúcal boliviana y también lleva aloz, cemento y galafas de gas que antes estaban sus plecios pol las nubes y ahola están llegando a estlellas más lejanas...".
Quedamos maravillados del pequeño satélite que habían construido dos chinos en Ciudad Satélite de El Alto. Calimán nos dijo: “Por lo menos el satélite Túpac Katari nos avisará a qué altura han llegado los precios de los artículos bolivianos".

Agregando yo:

“También nos dirá en qué país se encuentran refugiados los opositores bolivianos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure