La Noticia de Perfil™ •

Bolivia y Libia, una consonancia


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 22 de marzo de 2011

Cuando se produce un conflicto internacional, no me queda más remedio que acudir a mis amigos yatiris (brujos andinos) para enterarme de la dimensión de aquél y su relación con Bolivia, pues los yatiris son más cercanos al ministro de Relaciones Exteriores, señor David Choquehuanca, que este periodista especialista en cholas.

Es por ello que el último fin de semana me vi obligado a dirigirme al naiclú Malena, en la ciudad de El Alto, con la seguridad de encontrar allí a mis amigos Wayruru, Calimán y Titirico (pariente del gobernador de La Paz, señor Cocarico) para conversar con ellos acerca de Bolivia y Libia, y de nuestra posición acerca del conflicto cuyo desenlace es aún imprevisible. Cuando les comuniqué mi deseo de consultar con ellos sobre el conflicto en Libia, Wayruru, que es el más listo de los tres, me dijo: “Una cosa es chupar y otra cosa es trabajar, y como buen profesional te digo que toda consulta es pagada y asuntos tan serios como el que te preocupa no pueden ser tratados en un boliche como el Malena, sino en el consultorio de Asuntos Políticos y Sentimentales que está aquí a la vueltita, al lado del motel Devórame otra vez”.

Ante un requerimiento tan serio y profesional, acepté la condición de los yatiris y nos dirigimos a su consultorio, no pudiendo evitar cuando pasábamos por el motel Devórame otra vez reconocer algunos automóviles de varios amigos míos que presumen de virtuosos en varios cafés de San Miguel, Calacoto. Al llegar al consultorio de Adivinación Política y Sentimental de los yatiris, había un letrero enorme que decía: “Toda consulta se paga por anticipado” y cancelé a una cholita que hacía de secretaria la suma de 100 dólares, sin que ella me diera recibo alguno.

Expuesta mi preocupación por Libia frente a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y de la participación de las Fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, los yatiris comenzaron a consultar con la coca, utilizando sus conocimientos profesionales. Al concluir, tomó la palabra Wayruru para decirme: “Dicen las hojas sagradas de la coca que Libia y Bolivia no sólo son una consonancia, sino que somos hermanos, como de la República Islámica de Irán, de la isla comunista de Cuba, del país bolivariano y socialista de Venezuela y la potencia centroamericana de Nicaragua y de algunas otras naciones que son más serias…”.

Calimán me dijo después de su lectura de las hojas sagradas de la coca: “Acabo de leer que el señor Gadafi y su país fueron los primeros en reconocer las virtudes que adornan a nuestro presidente y líder de los cocaleros del Chapare, señor Evo Morales, y le concedieron hace varios años un premio de 50.000 dólares, y por lo tanto debemos apoyar al líder libio Gadafi”.

El yatiri Titirico me dijo: “Bolivia y Libia somos países hermanos y en esta hora difícil para Gadafi, Bolivia debería ofrecerle asilo político en caso de ser doblegado por las Naciones Unidas y las fuerzas de la OTAN. Eso dice la coca”.

De esa manera, a la boliviana, consultando a yatiris, hoy conozco algo sobre el conflicto en Libia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure