La Noticia de Perfil™ •

Carnaval en Irán


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sábado, 5 de marzo de 2011

Había resuelto describir para mis lectores la fastuosa Entrada del Carnaval de Oruro que se realiza hoy y en el cual participamos miles de fieles devotos de la Virgen del Socavón, entre ellos mi comadre Macacha que bailará con los Caporales de San Judas y este modesto periodista que la seguirá en calidad de “aguatero”, auxiliando a mi pariente espiritual con proporcionadas dosis de agua fresca, hielo y whisky para que su cuerpo aguante sus rítmicas sacudidas.

Pero decidí cambiar de tema al recibir una llamada de mi amigo yatiri Wayruru, quien me anunció su viaje a la República Islámica de Irán, acompañando a una delegación de Diputados que partía rumbo a Teherán encabezada por el presidente de la Cámara, señor Arce Zaconeta, e integrada por famosos e ilustres parlamentarios oficialistas como el honorable Zavaleta y otros.

Desde el punto de vista periodístico, es mucho más impactante escribir sobre el Carnaval en Irán en el que participarán unos diputados bolivianos que ofrecer a mis lectores otra crónica sobre el Carnaval de Oruro con características folklóricas y religiosas casi siempre iguales o muy parecidas, formulándome la siguiente pregunta: ¿A cuántos lectores podrá interesar la descripción de los rítmicos brincos de una chola cochabambina seguida por un fatigado bailarín que es su aguatero y el encargado de tomarle fotografías…?

Me decidí por el Carnaval en Irán, esperando la llamada telefónica de Wayruru, quien me describiría la visita de los diputados bolivianos a Teherán, donde serían recibidos por sus colegas iraníes y también por el presidente de la República Islámica de Irán, el señor Mahmud, quien lleva un apellido impronunciable para un infiel cristiano como yo.

Sin dejar de “chequear” a mi comadre Macacha, pude dialogar brevemente con mi amigo el yatiri Wayruru, a quien de sopetón le pregunté: “¿Qué tal el Carnaval en Irán?”, respondiendo el brujo andino:

“Aquí no es Carnaval, hermanito, aunque casi todos parecen disfrazados, especialmente las señoras y las señoritas que llevan velos en la cara que nos permiten a los perros cristianos apreciar sus ojos. Nadie chequea a nadie y todos rezan a Alá cinco veces al día, el más alegre de nuestros diputados se atrevió a preguntar a uno de sus colegas iraníes dónde podíamos ir a bailar durante la noche de este Sábado de Carnaval y mañana Domingo de Carnaval y el parlamentario iraní le respondió que Irán es un Estado Teocrático Musulmán en el que tales frivolidades no son permitidas…”.
Totalmente decepcionado siguió: “El Carnaval en Irán es una sonsera, hermanito, mucho mejor es el Carnaval de Oruro en el que siempre encuentras unas morenitas alajitas y te vas a bailar con ellas y la pasas chévere. Aquí es pura reunión, y te cuento en confianza que uno de los diputados me dijo que estaba ‘emputado’, o sea caliente, y que el Carnaval de Oruro es cien veces mejor que en Teherán…”.

Wayruru se despidió y ese instante vi que Macacha me llamaba y me acerqué a ella bailando y le di a probar un poquito de agua y un poquito de whisky para que no perdiera el ritmo de su gracioso baile. ¡Viva el Carnaval de Oruro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure