La Noticia de Perfil™ •

La importancia de ser ministro


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia,sábado, 19 de febrero de 2011

La otra tarde, ingresó como una tromba en mi casa una persona cuya voz reconocí de inmediato, era mi comadre Macacha, quien se metió en mi escritorio y no me halló, abrió mi alcoba conyugal y la halló vacía, dirigiéndose entonces a mi cuarto de baño, donde empezó a dar golpes en la puerta respondiéndole desde el interior que no me molestara, porque me encontraba pensando sentado sobre el inodoro.

Salí después de 15 minutos y le pregunté a mi comadre Macacha qué sucedía y por qué tantos golpes a la puerta del baño interrumpiendo mis meditaciones acerca del futuro del país y de América Latina, respondiendo la chola cochabambina: “Hay crisis de gabinete, el presidente Evo está posesionando a tres nuevos ministros, y usted, compadre, sentado en el inodoro meditando sobre los problemas de Bolivia y América Latina…”

La noticia que me dio Macacha tuvo su impacto en mi personalidad reflexiva, y al saber que el presidente Evo había posesionado a tres nuevos ministros, me entusiasmé y dirigiéndome al living rompí las fotografías del ministro de Economía, señor Arce; la del ministro de Gobierno, señor Sacha Llorenti, y de la ministra de Productividad, la señora Morales. Estupefacta ante mi actitud iconoclasta, mi comadre Macacha me dijo: “Compadre, por qué es usted tan huevastián y ha roto las fotografías de Arce, Llorenti y la Morales si los ministros que han sido cambiados son otros y ya juraron los nuevos”.

Reconocí mi error y reconstruí las fotografías pegándolas con cinta engomada, colocándolas de nuevo en la mesa central de mi living, junto a las de Evo, el vicepresidente Álvaro y la Miss Bolivia de hace muchos años, la señorita Rico Toro.

Macacha me propuso ir al día siguiente a felicitar a los nuevos ministros para felicitar a la señora Elizabeth Salguero, al periodista Iván Canelas y al señor Félix Rojas, y le pedí que fuera sola, porque yo estaría muy ocupado buscando plata para pagar mis deudas, hacer frente a la crisis y también asistiendo a las manifestaciones callejeras que protestan por el alza incontenible de los precios en todo orden de cosas.

Macacha insistió en su pedido y me dijo que era muy importante ser amigos de los ministros, contestándole que mucho más importante es ser ministro y estar como pulga en la oreja del Presidente y participar en el debate de sus grandes y pequeñas medidas gubernamentales, aunque también eso implica una responsabilidad compartida por todas y cada una de ellas.

Luego hablamos de asuntos menos importantes como ser el sueldo de cada ministro y sus gastos de representación, viáticos por viajes al interior y exterior del país, y otros beneficios, mientras Macacha me contó que siempre había soñado con que su compadre Paulino Huanca llegara a ser Ministro de Economía o Presidente de la Aduana.

Le agradecí por su buen deseo y le rogué que en su visita a los tres nuevos ministros les pidiera sus fotografías con dedicatoria para que adornaran la mesa central de mi living. ¡Libertad para Leopoldo Fernández y Guillermo Fortún!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure