La Noticia de Perfil™ •

Reparto de condones para Carnaval


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia,viernes, 25 de febrero de 2011

La otra tarde me encontraba rezando el Santo Rosario por las víctimas de las riadas e inundaciones en todas las zonas del país y fui interrumpido en mi oración mariana por los gritos de mi alborotada comadre Macacha, quien irrumpió en mi escritorio con sus gritos de

“¡compadre, compadre, la Ministra de Salud repartirá condones para el Carnaval!”.
Le pedí que se tranquilizara y hasta le invité un vaso de agua bendita que siempre tengo a mano para defenderme de las tentaciones del Diablo, pidiéndole que se sentara, pues no había motivo para excitarse de tal manera.

Cuando recuperó el aliento le dije con tranquilidad y dulzura:

“No creo que sea la misma Ministra de Salud, la doctora Heredia, quien distribuya personalmente condones a los carnavaleros, sino que lo harán sus empleados para evitar la mayor propagación del sida en nuestro país”,
y la cochabambina asintió moviendo su cabeza. Cuando pudimos dialogar, Macacha me hizo recordar que el año pasado, cuando llegaban los carnavales, el Ministro de Salud también regaló condones y que en la repartija nosotros recibimos muchos preservativos, porque nos los dieron tanto en La Paz como en Oruro. Macacha me preguntó:
“¿Qué hizo usted con los condones que le regaló el mencionado Ministro?”.

Fui a buscarlos y los encontré en un bolsillo de mi disfraz de moreno y entregué los profilácticos a mi comadre, quien los contó y eran exactamente cien, con lo que quedó satisfecha, no sin antes hacer la siguiente observación:

“Éstos ya no sirven para este año, porque ya están secos, tenemos que ir a recoger unos condones nuevos y fresquitos”.

Al escuchar su decisión, me puse serio y le dije:

“Esta vez no la acompañaré, comadrita, porque me da vergüenza ir a reclamar condones a mis 83 años para tenerlos guardados hasta el próximo año sin haberlos requerido ni una sola vez”.
Mi comadre sonrió ante mi decisión y me reflexionó diciendo:
“Respeto su decisión, compadre, pero le ruego acompañarme porque si voy con usted recibiremos el doble de preservativos y como ahora está de moda revender el azúcar, el arroz, la harina y otros artículos de primera necesidad, los venderemos en La Paz y Oruro y los dos ganaremos algo de platita, y de esa manera usted ganará unos billetitos y podrá pagarme algo de lo que me debe…”.
La proposición de mi comadre Macacha me pareció razonable, pero yo la mejoré cuando le propuse lo siguiente:
“Con la plata que ganemos podríamos comprar algunos víveres y ropa de abrigo, botas de goma y medicamentos para las personas que han sido víctimas de las intensas lluvias y de las consiguientes riadas y han quedado sin techo y sin alimentos en el norte de La Paz, Cochabamba, Beni, Chuquisaca, Santa Cruz y otros lugares, en vez de estar regalando condones para los carnavaleros que se emborracharán en las principales ciudades de nuestro país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure