La Noticia de Perfil™ •
Loading...

Importancia del Desaguadero


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sábado, 12 de febrero de 2011

Una actuación cultural de gran importancia se llevó a cabo en uno de los salones del naiclú “Malena” en horas de la noche de ayer viernes, a la cual fuimos invitados mi comadre Macacha y yo, además de importantes ciudadanos pertenecientes a la intelectualidad alteña, miembros de la Sociedad de Urología y representantes de la benemérita Sociedad de Contrabandistas del Desaguadero.

Al recibir la invitación al foro–debate “Importancia del Desaguadero”, mi comadre Macacha me preguntó si en dicho foro se trataría acerca de la importancia de las vías urinarias en cada uno de nosotros, o de la importancia del Desaguadero como población fronteriza entre Bolivia y Perú, donde los contrabandistas hacen de las suyas y regulan el mercado boliviano.

Antes de responder a la interrogante de mi púdica comadre cochabambina, le dije: “Perdóneme un ratito, pero me han venido ganas de hacer pis”, y me dirigí a la puerta de su casa, donde desde la calle tuve el gusto de depositar mis ureas, como lo hago tradicionalmente cada vez que visito a mi comadre, porque me da vergüenza preguntarle dónde queda su cuarto de baño.

Tranquilo y respirando hondo, volví al living de mi comadre, quien no quiso darme la mano porque no me las había lavado después de hacer pis, como hace la gente bien educada. Volviendo al tema de la invitación, dije a mi comadre que asistiríamos a ese foro–debate sobre “La importancia del Desaguadero” así se tratara de asuntos “písnicos” o de la importante actividad contrabandística que hace muchas decenas de años se realiza en el Desaguadero y que regula normalmente el abastecimiento de alimentos, ropa usada y hasta carburantes que vienen y van al vecino país amigo del Perú.

Nos dirigimos al “Malena” en mi motocicleta Harley Davidson y el raid se llamó esta vez “Polleras al Viento rumbo al Desaguadero” y, efectivamente, al llegar al “Malena” y aparcar la moto, Macacha se dirigió al baño para señoras y yo a la puerta principal del naiclú, donde hice pis de acuerdo a mis costumbres ancestrales.

Saludé a todos como si me hubiera lavado las manos y nos sentamos para escuchar el interesante foro que se refirió a la importancia económica del Desaguadero para la regulación de los precios en los mercados del país. Un intelectual chumeño llamó a la población de Desaguadero “la capital económica de Bolivia” y señaló que nuestras contrabandistas, vistan polleras, vestidos o bluyines, son sacrificadas trabajadoras e incomprendidas ciudadanas por parte de la Aduana y del Gobierno.

Se exhibió una película donde apreciamos el sacrificado trabajo de las contrabandistas que venden productos bolivianos a la población peruana y productos peruanos a la ciudadanía boliviana, utilizando su valor y cálculos mercantiles para obtener utilidades, y todo eso en condiciones riesgosas de fríos inclementes y de sañuda persecución.

El foro–debate “Importancia del Desaguadero” fue un éxito, y todos aplaudimos el heroico trabajo de esas bolivianas sacrificadas e incomprendidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure