La Noticia de Perfil™ •

Sobre el armamentismo boliviano


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, miércoles, 16 de febrero de 2011

Noticias provenientes del Paraguay manifiestan preocupación acerca de un pretendido afán boliviano para la adquisición de armamento que podría inducir a una carrera armamentista en la región, el cual fue desmentido por nuestras autoridades.

Esta clase de noticias siempre me ponen nervioso porque tienen mucha miga y al verme con el ceño fruncido y mi dedo índice en la sien, cual si estuviera pensando, mi comadre Macacha, que es muy perspicaz, me dijo:

“Hay alguna cosa que le preocupa, compadre, y no son las deudas que tiene contraídas conmigo…”.
Después de cavilar unos instantes le respondí:
“Es que acabo de recordar que nuestras autoridades negocian hace tiempo un crédito con el Gobierno ruso para adquirir armamento, aviones y helicópteros con destino a nuestras Fuerzas Armadas y aún no sé cómo van esas negociaciones”.
Macacha, que es descendiente de las Heroínas de la Coronilla, confirmó mi recuerdo de las negociaciones con Rusia y me dijo que fueron iniciadas por el anterior ministro de Defensa y actual cónsul General en Chile, señor Walker San Miguel.

La adquisición de “armamento al fiado” preocupó a mi pariente espiritual por la posibilidad de que éste fuera empleado en acciones militares internas como reprimir a las huestes del dirigente minero Jaime Solares que maneja la Central Obrera de Oruro, exclamando ella y yo:

“Jesús, María y José, proteged al diablo Jaimito porque no sabe lo que hace”.
Después de nuestra jaculatoria, rezamos por la paz de nuestro país y por que Bolivia desista de comprar armamento, aviones y helicópteros a Rusia. Ya más serenos nuestros ánimos, mi comadre Macacha me preguntó con voz romántica:
“Compadre, ¿usted anda armado…?”,
y cayendo en su embrujo le contesté:
“¡Claro que sí, comadre! Pero no me gusta hacer ostentación y guardo mi pistolita para defenderme en caso de ser atacado. ¿Por qué me hace esa pregunta?”.
Ella me respondió:
“Sólo por curiosidad, compadre, es que las mujeres somos siempre muy curiosas…”.
Para cambiar de tema, le hablé a mi comadre de la inoportunidad en la que caerían nuestros gobernantes si un día de éstos nos comunicaran que aumentamos nuestra deuda externa para adquirir armamento moderno, aviones de guerra y helicópteros cuando los bolivianos carecemos de los insumos más elementales para alimentarnos y dar de comer a nuestras wawachas.

Ella escuchó mis razones y me dijo como buena cochabambina bilingüe:

“Yu ar riight, compadre, pero tenga en cuenta la dotación bélica de nuestros países vecinos Chile, Perú, Argentina, Brasil y Paraguay”.
Las palabras de Macacha me llevaron a la meditación, cayendo en cuenta de que nuestras Fuerzas Armadas se hallan tristemente armadas y de que nuestro Ejército es “socialista” como lo declaró públicamente su Comandante en Jefe y que nuestros soldados han sido obligados a proclamar diariamente “Patria o muerte, ¡venceremos!”, grito de los cubanos comunistas. ¿Nos armamos o no nos armamos?

Macacha me dijo:

“Compadre, cuide su pistolita”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure