La Noticia de Perfil™ •

Expresidentes en el Palacio


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, miércoles, 13 de abril de 2011

¿Qué desea usted, señor?

—Tengo audiencia con el Presidente de la República.

—Aquí no hay ningún Presidente de la República, sólo hay el Presidente del Estado Plurinacional Multicolor y Folklórico.

—Pues he sido invitado para hablar con ese señor.

—No es ningún señor, aquí lo conocemos como el hermano Evo, y si no tiene confianza con él, podría llamarlo compañero Evo o camarada Evo. ¿Quién le ha invitado a usted a conversar con Evo?

—He recibido una invitación del canciller de la República, el señor David Choquehuanca.

—Ah, entonces lo ha debido invitar al Ministerio de Relaciones Exteriores que queda en la otra esquina, en la calle Ingavi esquina Junín.

—No señor, me ha invitado al Palacio de Gobierno, en la plaza Murillo, esquina Ayacucho, al lado de la Santa Catedral de La Paz.

—¿Cuál es su nombre, señor?

—Soy un expresidente de la República de Bolivia, ¿es que usted no conoce la Historia Patria? ¿Es que usted no me reconoce? Cuando yo era Presidente, la guardia se formaba para saludar mi llegada y me rendía honores un escuadrón de los Colorados de Bolivia y una banda interpretaba los compases del Himno Nacional y luego la marcha presidencial.

—La verdad es que no lo reconozco, caballero, porque nunca he estudiado la Historia de Bolivia y en los cinco años que trabajo como jefe y director de esta “prevención”, mis compañeros me han enseñado que la Historia de Bolivia comienza con nuestro hermano Evo y que los anteriores presidentes que ocuparon este histórico palacio fueron neoliberales, corruptos y sirvientes del imperialismo norteamericano.

—Eso le habrán enseñado a usted, pero yo he sido Presidente Constitucional de la República de Bolivia y poco me importa que usted no conozca la Historia de Bolivia y no me hubiera conocido nunca, ni sepa quién soy. Lo único que puedo decirle es que fui invitado a dialogar con el señor Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional, y si sigue demorando mi ingreso, me iré porque usted es un empleado impertinente e ignorante.

—No se caliente, caballerito, yo autorizaré su ingreso siempre que me entregue su carnet de identidad y un certificado de la Policía en el que conste la legalidad del carnet.

—No le entregaré mi cédula de identidad, ni mi fotografía en colores en la que aparezco luciendo la medalla del Libertador, ni la banda presidencial.

—No se vaya, caballerito, porque en este momento me comunicaré con mi hermano Evo para preguntarle si es válida la invitación que tiene del canciller Choquehuanca para entrevistarse con él.

(Habla con el presidente Evo y luego le dice al visitante):

—Pase nomás, caballerito, un ordenanza le acompañará a la reunión presidencial. ¡Qué tipo tan parador!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure