La Noticia de Perfil™ •

Yatiris ofrecen cooperación


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia,sábado, 9 de abril de 2011

Al cabo de tres días de asistir a marchas y bloqueos organizados por la Central Obrera Boliviana, exigiendo mejoras salariales, mi comadre Macacha y yo nos sentimos fatigados y roncos de tanto gritar sin conseguir resultado alguno. Haciendo un alto en el camino, la cholita cochabambina completamente ch'aja (léase afónica) me dijo:

“Esta COB ya no es la de antes y las dinamitas de los mineros asustan sólo a las wawas y no al Gobierno, y a ratos hasta pienso en que ésta fue una ‘marcha charlada’, por lo cual te pido que me invites esta noche al Malena y yo pagaré la cuenta”.
De esa manera, la noche del viernes nos dirigimos al famoso naiclú alteño en busca de brebajes fuertes que aliviaran nuestra fatiga.

Allí encontramos a nuestros amigos yatiris Wayruru, Calimán y Titirico que comenzaron por burlarse de nosotros al vernos “descangallados” después de haber hecho caso a las convocatorias de la Central Obrera Boliviana. En cambio, ellos lucían fresquitos y ágiles, pues los últimos días habían pasado conversando con el presidente Evo, el canciller Choquehuanca y el flamante embajador Extraordinario y Plenipotenciario Rubén Saavedra Soto que organizará la Dirección de Recuperación Marítima.

Mi comadre Macacha no pudo disimular su envidia a los yatiris cuando les escuchó contar que habían conocido y habían conversado con ese ciudadano privilegiado que nos conducirá a la recuperación marítima y preguntó a los brujos si para estrechar sus manos había dejado de levantar su cerrado puño izquierdo, cual aparece en las fotografías periodísticas; los yatiris le respondieron que era un masista muy inteligente y que por algo el presidente Evo había puesto sus ojos en él para que representara a Bolivia ante el Tribunal de La Haya y cualesquiera otro tribunal.

Al calor de unos tragos, los yatiris nos contaron que también habían conversado con el canciller David Choquehuanca para que el Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico enviase a los tres yatiris al Tribunal de La Haya, no como embajadores, sino para que éstos pudieran conocer al Presidente de este tribunal como Sumos Sacerdotes Aymaras y Consejeros Espirituales del Canciller boliviano, ocasión que los yatiris aprovecharían para embrujarlo y enamorarlo apasionadamente de Bolivia, manifestándonos el yatiri Wayruru que cuenta con materiales nativos muy secretos para hacerlo sin que nadie se diera cuenta.

Los yatiris Calimán y Titirico cumplirían la misión sagrada de embrujar a los principales miembros de ese alto tribunal, asegurando la eficiencia de sus conocimientos andinos adquiridos tras muchos años de experiencia con cholitas y cholitos desavenidos.

En cuanto a otros sistemas que pudieran favorecer nuestra causa marítima, los yatiris señalaron que también podríamos usar en la ciudad holandesa marchas de apoyo al cargo de movimientos sociales holandeses y bloqueos de caminos y puertos, pues se hallaban convencidos de que deberíamos luchar en esta contienda jurídica con todas las armas bolivianas a nuestro alcance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure