La Noticia de Perfil™ •

Chuecos hacen la ley chueca


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sábado, 7 de mayo de 2011

En días pasados y en los próximos, importantes ciudadanos continuarán con su tarea de presentar ante Bolivia y el mundo la primera legislación para normar las elecciones de magistrados que formarán el Poder Judicial. Ante ese hecho y poniendo cara de solemne, dije a la única persona con quien dialogo en estos mis días de vejez prematura: “Comadre, dicen que Bolivia será el primer país en el mundo donde los ciudadanos elegiremos libre y democráticamente a los miembros del Poder Judicial, ¡albricias y pelillos a la mar!”.

Mi comadre, espantada al escuchar mis palabras, me tocó la frente, me introdujo un termómetro en el recto sin pedirme permiso y al comprobar mi temperatura comenzó a dar gritos: “Mi compadre Paulino está loco o está coxuater, o las dos cosas a la vez, tengo que llevarlo a un centro médico, porque la cojudez y la locura son contagiosas”.

A sus gritos acudió la Winonna para colaborar a mi comadre y cuando le di un pellizco al tenerla cerca, dijo: “No, señora Macacha, mi caballero Darling no está loco ni está coxuater, lo que está queriendo es que usted lo lleve a alegrarse un poco para olvidar sus penas y preocupaciones patrióticas…”. De esa manera fui a parar anoche al naiclú Malena, donde se encontraba tout La Paz, algunos curanderos de Chuma, exclientes del Giorgíssimo, afamados yatiris, intelectuales de El Alto y las gordas del Cuerpo de Baile dirigidas por la señoría Frufrú.

Mi transportadora oficial, más conocida como mi comadre Macacha, comunicó en voz baja a uno de los yatiris que yo me encontraba muy preocupado por los trámites legislativos que se desarrollaban para normar las próximas elecciones judiciales.

El yatiri Wayruru prorrumpió en carcajadas y le dijo a mi comadre en voz alta para que todos escucháramos: “Oficialmente le comunico, señora Macacha, que su compadre Paulino Huanca está loco o está cojudo al preocuparse por la famosa ley, porque ya se ha ordenado que el nuevo Poder Judicial sea mayoritariamente masista, con dos o tres muestras de opositores, y que todo se consagrará con unas elecciones libres y democráticas avaladas por observadores de la OEA e invitados especiales que vendrán de Argentina, Ecuador, Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

Al escuchar las palabras del yatiri volví a sentir dolores muy fuertes en la cabeza y también en la zona de mis aladirindongos, lo que alarmó a mi protectora Macacha, quien comunicó a nuestros acompañantes que este ataque surtido se repetía, pues horas antes ya me pusieron al borde del colapso. El yatiri Wayruru, que también practica el curanderismo, al saber qué partes del cuerpo me dolían, diagnosticó solemnemente: “Nuestro compañero Paulino Huanca sufre de un grave ataque, aunque hasta el momento no sabemos si es de locura o es de cojudez”.

Antes de que nuestros acompañantes emitieran diagnósticos similares o parecidos, dije a mi pariente espiritual: “Vayámonos a nuestras casas, comadre, porque yo sé que estoy loco y temo que algún yatiri diga que estoy coxuater, porque ambas enfermedades no se dan juntas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure