La Noticia de Perfil™ •

Periodista sigue de fiesta


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, jueves, 5 de mayo de 2011

El martes 3 de mayo se celebró el Día de la Libertad de Prensa, acontecimiento importante del cual no me habría enterado si no fuera por una invitación que recibí del presidente de la Asociación Nacional de la Prensa, señor Marco Dipp, al acto de entrega del Premio Libertad a la licenciada Carmen Beatriz Ruiz Parada, lo cual me recordó haber recibido el mismo galardón hace tres años.

Al recibir esa invitación, mi comadre Macacha me felicitó al saber que existía el Día de la Libertad de Prensa, pues ya se considera un poco periodista por ser la encargada de mi protección, transporte y financiamiento en casos especiales, y me dijo:

“Tenemos que celebrar este gran día, aunque usted, compadre, ha sostenido siempre que sólo goza de libertad provisional…”.

Mientras me masajeaba los t'usus (léase pantorrillas) para que celebremos dignamente el Día de la Libertad de Prensa, me recordó que llevábamos bailando desde el día 30 del mes pasado y que continuamos con nuestro jolgorio bailando en homenaje al Día del Trabajo con los choferes que manejaban los buses y camiones que ella heredó de su difunto esposo, y que nuestras fiestas continuaron en honor del papa Juan Pablo II, que fue beatificado el domingo, y cuando nos dirigíamos a nuestras casas para descansar, escuchamos a través de CNN que había sido muerto el terrorista Bin Laden, hecho que nos obligó a volver al Malena para expresar nuestro pésame a los yatiris, pero éstos se hallaban bailando y callamos la muerte del famoso terrorista para no fastidiar la alegría de nuestros amigos.

Ahora nos encontrábamos ante la grata y difícil tarea de festejar con emoción y alegría la jornada en honor del Día de la Libertad de Prensa, cual buenos periodistas. Ella me confesó su admiración por los periodistas y me dijo que estaba orgullosa de ser mi comadre y protagonista de mis crónicas diarias, aunque a veces siente miedo por algunas verdades que sostengo como periodista libre de periódicos libres.

La cholita cochabambina, que se sentía más periodista que yo, me dijo llevada por su entusiasmo que “si sus negocios continúan marchando tan bien como ahora, compraría un periódico en el cual ella sería gerente–propietaria y yo sería el director”, deseo que me encargué de sacarle de la cabeza, proponiéndole más bien que si tuviera ella mucho dinero, adquiriera un banco y me designara su consejero privado y guardián de sus caudales.

Como su entusiasmo por el Día de la Libertad de Prensa era tan grande, decidió agasajarme por su cuenta y en vez de conducirme al Círculo de la Unión, donde la Asociación de la Prensa entregaría el Premio Libertad, me condujo en mi motocicleta Harley Davidson hasta el naiclú Malena, donde se realizaría un interesante foro–debate con el sugestivo tema de “¿El periodista nace o se hace? Lo deshacen”. Después de ese acto cultural hubo un baile en honor de la Libertad de Prensa, al cual no asistirían algunos miembros del Gobierno actual ni los miembros de la Asamblea Legislativa que no entienden un ajo de lo que es libertad de prensa y libertad de información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure