La Noticia de Perfil™ •

Bolívar es el campeón


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, martes, 31 de mayo de 2011

El fútbol es una expresión importante de la cultura mundial del siglo XX y del actual, y es por ello que en la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) hay mayor número de países inscritos que en la Organización de Naciones Unidas. De ahí que no sorprenderá a nadie que un suceso futbolístico de dimensión nacional sea comentado en la prensa boliviana en páginas extradeportivas, esta vez por un anciano periodista que podría jugar en el seleccionado nacional Sub-90.

La historia dice que este deporte fue inventado por los ingleses en las postrimerías del siglo XIX, difundiéndose rápidamente al resto del mundo, aunque yo que fui contemporáneo y amigo del arqueólogo boliviano Carlos Ponce Sanjinés, sostengo la tesis de que el fútbol ya hubiera sido practicado en Tiwanacu con una pelota pequeña fabricada con la vejiga de las llamas, la cual tenía que ser introducida en la Puerta del Sol, mientras los arqueólogos buscan hasta hoy otra puerta de piedra similar que sería el arco contrario; mientras esta otra Puerta del Sol no sea descubierta, mi creencia en que el fútbol ya hubiera sido practicado en Tiwanacu está coja, o si ustedes prefieren, cojuda, pero siempre me sentiré apoyado por la habilidad y destreza que demostraron muchos players collas de apellidos altiplánicos cercanos, aunque sorprende que meritorias instituciones deportivas hubieran sido bautizadas con nombres en inglés como Oruro Royal, Nimbles Sport, The Strongest, Always Ready, mientras que muy pocas llevan nombres autóctonos como Jisk’a Nacional.

Aparte de esas consideraciones, debo decirles que el día domingo me sentí muy feliz por haber asistido acompañado por mi comadre Macacha al encuentro de fútbol del club Bolívar jugado contra La Paz Fútbol Club, al que venció consagrándose Campeón Nacional.

Macacha, que recién hace dos años juró con el puño izquierdo en alto y la mano derecha en el corazón (zona donde guarda sus dólares) proteger mi vida con su vida y hacienda, no conocía mi tradición bolivarista, desconocimiento del que me valí para contarle hiperbólicamente que yo había jugado junto a Chingolo Orozco, Mario Mena y el maestro Víctor Agustín Ugarte, quedándose mi comadre con la boca abierta y tocándome los t’usus (léase pantorrillas) para decirme admirada: “Todavía sus t’usus están fuertes, compadre, y podrían marcar muchos goles”.

Aproveché para contarle que fui amigo de grandes dirigentes del Bolívar como don Daniel Mercado y don Armando Gamarra, y después de muchos años fui amigo y colaborador del famoso dirigente Chichi Siles, don Mario Mercado, Jorge Lonsdale y don Alberto Alem, ya desaparecidos.

Mi comadre cochabambina no quiso revelarme si era hincha de Aurora o de Wilstermann, aunque me dijo que se haría bolivarista siempre que la presentara a mi pariente millonario Marcelo Claure, presidente del Bolívar junto a don Guido Loayza, prometiéndole que lo haría.

Al concluir el encuentro, aproveché y abracé no sólo a mi comadre, sino a todos los bolivaristas, porque yo también me sentí campeón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure